No somos tan “evolucionados” como creemos

Hola! después de una semana cargada de cirugías, vuelvo a “postear” para que reconsideremos, por qué ocurren muchas de las lesiones que padecemos en los pies? Realmente si somos observadores veremos como muchos problemas ocurren generación tras generación, sin que las propias personas que lo padecen e incluso muchos colegas, ignoren este hecho totalmente objetivo.

Un alto porcentaje de las lesiones que vemos en los pies, tanto traumáticas como no, están ocasionadas por dos causas claras y definidas: El acortamiento del gemelo y la inestabilidad de la primera articulación tarso-metatarsiana. Ambas son defectos en la evolución.

Así el acortamiento del gemelo se debe a un motivo claramente determinado. Veis la imagen de este antílope que vive en las llanuras de Estados Unidos? su nombre es berrendo o proghorn. Este animal corre a más de 80 Km por hora y esto lo hace porque tiene unas patas posteriores muy finas y unos músculos muy potentes. Pero seguir mirando! como veis el apoyo de las patas traseras se hace sobre las pezuñas y el talón lo tiene en alto. En la evolución hacia la especia humana, el talón ha bajado al suelo y contacta con el, pero lo que ha ocurrido es que el hueso ha bajado, pero el músculo, que en este caso es el gemelo no se ha alargado  lo suficiente. Esto pasa en muchas personas y es causante de que se desplace la carga del peso corporal a la parte anterior del pie, apareciendo callos y dolor. También es el causante de que muchas mujeres no estén cómodas cuando utilizan zapatos de tacón, por qué? porque no les llega el talón al suelo, al estar acortado el gemelo.

Ahora mirad esta foto!!, veis el pie del chimpancé? claro es movil, pues en pacientes que tienen pies planos, metatarsalgia o hallux valgus, son personas que no han completado su evolución y persiste movilidad a nivel de la 1ª articulación tarsometatarsiana, parecido al pie del mono. Esto va en  contra de el principio de la física, sobre el que una carga para ser soportada debe ejercerse sobre una superficie estable. Por lo tanto la excesiva movilidad en dos planos del primer metatarsiano es lo que produce la deformidad del antepie.  Se puede decir que aquellas personas que lo padecen no han terminado su evolución. Lo siento por aquellos que lo tienen, pero en otro post os contaré como tiene solución.

Hasta pronto!!

Be Sociable, Share!

One thought on “No somos tan “evolucionados” como creemos

  1. Hola tengo un hijo de 5 años de edad con diagnostico de pie plano agudo,y acortamiento de los gemelos, el médico tratante dice que se debe operar lo mas pronto posible,que me aconseja, tengo miedo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *