Un día de quirófano

Hola! Todos conocemos las series que tratan de temas médicos como Hospital Central, House o Anatomía de Grey, en los que la ficción pone a sus protagonistas en unas situaciones a veces curiosas, unas veces si recrean la realidad, pero otras se alejan completamente de ella.

Cuando el tema trata de una intervención quirúrgica, los quirófanos que se muestran son sitios donde todo el mundo está muy serio, circunspecto y reina un  gran estado de tensión entre los protagonistas. Pero la verdad es muy diferente, por lo menos en el quirófano número 1 de la Clínica Santa Elena de Madrid, donde realizamos nuestras operaciones de reconstrucción de tobillos y pies.

Para empezar, todos los miembros del equipo que participamos en las operaciones, nos llevamos muy bien, con lo cual es muy fácil mantener un ambiente distendido y relajado. Luego siempre hay música sonando durante las operaciones con lo que también ayuda a que el equipo esté más tranquilo, es frecuente que alguna de las enfermeras instrumentistas, tarareé o baile las canciones de Fito y los fitipaldis o Stereo Love de Edward Maya. De todas formas no penséis que esto se convierte en la “Gogotera” de Space o Amnesia “pinchando” el Dj Carl Cox, una noche de verano en Ibiza, no!!. En todos los momentos y sobre todo si se pone la cosa díficil estamos todos atentos y centrados en la operación. Lo que si os puedo asegurar que cuando los momentos complicados pasan, nuevamente surgen las bromas y los chistes. Somos un equipo de gente que disfrutamos con nuestro trabajo, tanto las médicos que han recibido un entrenamiento de todas las operaciones que hacemos, como las enfermeras son instruidas hasta en las cosas más simples como poner el instrumental de una manera unificada para que siempre esté igual colocado, esté quien esté instrumentando.

La gente del hospital son estupendos, cada uno con su carácter y su forma de ser, nuestro trabajo sería muy difícil de hacer sin su ayuda especialmente de los técnicos de radiología Jose y Alberto, ellos manejan el C-arm, para que nosotros podamos hacer muchas de las operaciones, son buena gente!! tampoco se me olvida las chicas de radiología que nos hacen las placas, muy buenas también. A toda la gente de Santa Elena, a la que ayuda más o a la que ayuda menos, a las que tienen más genio  o más remango, como a los que son más tranquilos o son más parados, a todos los queremos.

Como veis, todo es más normal de lo que pintan en las series televisivas, pero esto hace que todas las personas que nos vemos involucradas en la curación de muchos pacientes, trabajemos bien, consiguiendo buenos resultados. Recordad que nosotros no somos los “protas” de esta película, si no los enfermos.

Chao

UN DIA DE QUIROFANO from Fernando Noriega on Vimeo.

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *