Al mal tiempo, buena cara

Realmente son tiempos difíciles para todos, pero especialmente para muchas personas que además están padeciendo alguna enfermedad. Esto añade una mayor dificultad para ver en el horizonte una expectativa de mejoría a todos los niveles. Cada vez es más difícil tanto en la sanidad pública como en la privada mantener unos estándares de calidad en los cuidados médicos. En la medicina privada, algunas compañías de seguros, con una situación económica apurada, ponen más pegas para cubrir ciertos tratamientos, restringiendo de una manera tácita procedimientos terapéuticos, o limitando el tipo o número de los materiales que usamos en las operaciones. Esto nos ha traído problemas a la hora de prestar a los pacientes la adecuada atención que precisan.

En la cirugía reconstructiva de pie y tobillo muchos procedimientos son muy nuevos o los hemos desarrollado nosotros, también hemos incorporado a la cartera de servicios el tratamiento de enfermedades que antes ni se pensaba que se pudieran tratar y en este apartado me estoy refiriendo a los procedimientos de reconstrucción de pies diabéticos, a los trasplantes de cartílago para reparar lesiones en astrágalo, o las fracturas severas como las de la parte distal de la tibia, el calcáneo , el astrágalo etc.

Muchos de estos problemas requieren procedimientos de reconstrucción de hasta seis horas de duración, trabajando de pie y utilizando mandiles de plomo para protegernos de los Rx que utilizamos para ver como están hechas las correcciones.

Como podréis comprender esto es agotador para todos los miembros de nuestro equipo y os sorprendería saber que muchas de estas operaciones apenas están valoradas con no más de 300 €, sorprendente verdad? Somos conscientes que los tiempos que corren no son los mejores para nadie y que evidentemente es necesario limitar los gastos que se generan por la actividad médica, pero nuestros pacientes y seguidores deben de tener muy claro que a lo que nunca renunciaremos es a bajar la calidad de lo que hacemos. Sabemos que mucha gente es tratada con procedimientos que teóricamente pueden ser más rápidos y fáciles, pero estos en muchos casos producen malos resultados sin que los pacientes obtengan curación. Nosotros no vamos a renunciar a ello y repito no bajaremos nunca nuestra calidad y la atención que damos a tantas personas que confían en nosotros.

Por eso aunque las cosas se pongan mal, somos optimistas y como os decía al mal tiempo, buena cara y seguiremos adelante. Hasta el próximo post.

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *