Aug 31

La vuelta al trabajo, más innovación y alta tecnología en el tratamiento de las lesiones del tobillo y pie

Después de unos días fuera de Madrid y con las baterías cargadas se produce la vuelta al trabajo. Eso no quiere decir que haya desconectado de los pacientes, son numerosos los correos electrónicos de personas con problemas en los pies que he respondido. También las llamadas de pacientes que han sido operados y que les surgían dudas sobre su evolución, informes etc..

Como veis es difícil desconectar, pero no me importa lo hago con gusto. Mis compañeras también han seguido en la brecha, trabajando en sus hospitales públicos, pero también atendiendo algún que otro paciente de nuestro Instituto.

Empezamos un nuevo cuatrimestre llenos de energía, ilusión de nuevos retos y con muchas ganas de trabajar. Con nuevos diseños de trabajo, conocimiento, planificación, financiación y cada vez más metidos en los sistemas web 2.0. Todo esto nos lleva a diseñar nuevos procedimientos de actuación que implica más esfuerzo por parte de todos los miembros de nuestro equipo. Puedo decir modestamente que es la parte I+D de nuestra institución.

Seguiremos innovando en sistemas de alta tecnología en el tratamiento de los problemas complejos de los pies, como son el uso de sistemas de pilotaje como los Bolts, para la solución de pacientes con pies neuropáticos. El diseño de prótesis de tobillo hechas a medida para implantarlas en pacientes jóvenes o la utilización de distractores para el tratamiento de los politraumatismos bicolumnares de los pies, nuevos procedimientos en la cirugía estética del pie, etc..

También la incorporación a nuestro equipo de un magnifico cirujano plástico reconstructor, como es el Dr. Alek Lovic, todos nosotros estamos encantados de contar con él, primero por ser una excelente persona y además por ser un número 1 en su campo. Bienvenido Alek!.

En el campo de la formación, continuamos en la “brecha” y en estos próximos cuatro meses mis compañeras médicos y yo, realizaremos dos viajes de formación fuera de España, uno en Estados Unidos y otro a Suiza, donde seguiremos aprendiendo más sobre los secretos de la reconstrucción de las lesiones de tobillo y pie.

Se que muchas de estas cosas serán complicadas de ejecutarlas, requerirán de bastante paciencia, horas de estudio y trabajo, pero creo que al final será sumamente interesante, novedoso y lo más importante repercutirá de forma positiva en los principales protagonistas de nuestra profesión: los pacientes.

Aug 17

Salvemos el pie de Charcot en los pacientes diabéticos

Como podéis ver, el médico francés Charcot describió alguna de las enfermedades más importantes que afectan al pie. En este post me refiero a la neuropatía de Charcot, que suele afectar a personas con diabetes, artritis reumatoide o algunos humanos que miden más de 2 metros. Este tipo de enfermedad no tiene nada que ver con la que he hablado hace pocos post y que se denomina Charcot-Marie-Tooth.

Como hemos publicado recientemente el pie de Charcot se puede definir como una neuroartropatía que conduce a una deformidad y, con frecuencia, a una degeneración progresiva de las articulaciones del pie. Se producen luxaciones, fracturas e inestabilidad dando lugar en algunos casos a ulceraciones.

El tratamiento quirúrgico ha consistido tradicionalmente en la amputación por debajo de la rodilla, pero gracias a una mayor experiencia y conocimiento en la cirugía reconstructiva del pie y del tobillo es posible la salvación en la mayoría de los casos. Preservando el pie y la pierna y evitando que al cabo de un par de años, puedan perder la otra pierna y a veces la vida.

Hay muchos mitos sobre los pacientes diabéticos y los pies, que muchas personas y médicos propagan desde la más absoluta ignorancia, lo que hace retrasar el correcto tratamiento del pie lesionado, acabando en la temible amputación. Cuales son estos mitos?.

– Que todos los diabéticos tienen una “severa enfermedad vascular”, no es cierto, solo un 12% de los pacientes diabéticos tienen lesiones de las arterias y venas, el resto tienen una circulación buena.
– Que los huesos y articulaciones del pie de Charcot no se pueden fijar por ser muy débiles. Tampoco es cierto, se pueden fijar con tornillos grandes, obteniendo una buena consolidación.
– El pie rojo e hinchado es sinónimo de “infección”, no es cierto, se pone así porque al tener los huesos fragmentados y caminar el paciente, se produce la misma reacción que si nos cayéramos cualquier persona y tratáramos de andar con el pie roto.
– Que no se pueden operar los pies hasta que no se “enfríen” o las úlceras se cierren, no es verdad, si se espera a que se cierren las úlceras se puede esperar toda la vida, ya que las úlceras se producen porque hay huesos prominentes y al apoyar se rompe la piel. El indice de infecciones es muy bajo.

Nosotros en IICOP, operamos todos los pies de Charcot, con unos resultados muy buenos, reduciendo las articulaciones luxadas y estabilizándolas con tornillos grandes y gruesos a modo de los pilotes que ponen los ingenieros dentro de un terreno para que no se hunda. El tendón de Aquiles o el gemelo se alarga para distribuir adecuadamente el peso corporal por todo el pie. Las úlceras se limpian y desbridan, dando antibióticos durante unos días, sin necesidad de tomarlos de forma prolongada. Si os acordáis del post “Yo soy ingeniero de los pies”, pues en este caso trabajamos más como un ingeniero que como un médico, para lograr salvar el pie y sobre todo para no llegar a la amputación.

Ah! una última cosa, este tipo de pies es preciso que sean tratados por un equipo multidisciplinar: cirujano ortopédico, enfermeras, podólogos. Pero lo que  creo que no puede ser es como ocurre en muchos centros que solo son tratados por cirujanos vasculares, que saben muchos de venas y arterias, pero muy poco de como funciona un pie, por lo que por ignorancia, en muchos casos realizan una amputación. Yo no digo que no sean importantes, pero solo en ese 12 % de pacientes con mala circulación, que no es el caso de los pies de Charcot. Esperemos que esto vaya cambiando y cada vez salvemos más pies de Charcot.

CONFERENCIA PIE DE CHARCOT. BARCELONA 2010 from Fernando Noriega on Vimeo.

Aug 08

Trasplante de cartílago en tobillo y pie, una realidad llamada MOSAICOPLASTIA

Nuestro gran caballo de batalla en la mayor parte de las lesiones articulares de tobillo y pie, son el daño o la pérdida del cartílago articular. El preservar este tejido tan especializado es parte importante de nuestro trabajo. Poco a poco vamos avanzando en la sustitución articular, pero evidentemente es mucho mejor preservar las articulaciones que son esenciales para conseguir la mayor funcionalidad posible. Ya sé que muchas veces lo más fácil es fijar la articulación, pero esto en la mayoría de los casos no es lo mejor. Desde hace años estamos realizando el trasplante de cartílago de la rodilla o incluso del mismo pie, para solucionar la osteocondritis disecante del astrágalo, las lesiones osteocondrales que afectan a la 1ª articulación metatarsofalángica o incluso lesiones como la enfermedad de Freiberg que afecta al 2º metatarsiano.
El procedimiento es relativamente sencillo consiste en limpiar la lesión osteocondral del hueso dañado, tomar medidas del tamaño de la lesión y extraer cilindros de cartilago y hueso de la zona donante de la rodilla, para luego disponerlos en la lesión, simulando un mosaico romano, de ahí el nombre de mosaicoplastia.

Los resultados en nuestros pacientes han sido muy satisfactorios, si se realiza una correcta indicación del tratamiento. Volviendo los pacientes a realizar una vida completamente normal y muchos de ellos incluso a practicar deportes sin problemas.

Hay otras técnicas que se emplean para conseguir reparar el cartílago, pero a día de hoy no han tenido tanto éxito como la mosaicoplastia. Por ejemplo el cultivo de condrocitos, es una técnica que puede ser muy útil en la rodilla, pero para el tobillo debido a que tiene un trabajo de reacción del doble que la rodilla, su utilidad y porcentaje de éxito es bastante menor, además de un coste económico excesivo y necesitar dos intervenciones quirúrgicas. El trasplante de cadáver fresco de parte del hueso lesionado, da problemas por la compatibilidad de los tejidos, ya que estos son reconocidos como extraños, conduciendo a una artrosis. Otros sistemas marginales como la implantación de material sintético son de escaso valor por los malos resultados obtenidos.

En fin, si alguna persona tiene lesiones osteocondrales en el astrágalo u otra parte del pie, definitivamente yo les recomiendo el trasplante de cartílago mediante la mosaicoplastia, en cerca de 70 pacientes operados los resultados han sido excelentes. Podéis ver en estas imágenes como logramos reparar el cartílago dañado.

Hasta el próximo post.