Vuelta a Madrid desde Davos, aprendizaje, innovación y confirmación

Ya estoy en Madrid, con una vuelta más suave que la ida. Me levanté a las 5:15 de la mañana, después de haber celebrado la noche anterior el cumpleaños de Inma, la salida del hotel a las 6:00, con toda la ciudad cubierta por una capa de nieve de 10 cm y -10º de temperatura. Todo en Suiza es puntual, autobuses, trenes, por lo tanto a las 6:19 el autobús, llegada a la estación de Davos Dorf, el tren llega exacto a las 6:50 y de allí un viaje hasta Lanquart, donde cambié de tren, para coger otro que me llevó, ya amaneciendo, por un paisaje blanqueado por la nieve hasta la estación central de Zurich, donde 10 minutos más tarde, tomaba otro tren que en otros 10 minutos me dejó en el Zürich Flughafen. Como llegué con tiempo pude tomarme un cafe en Starbucks (me acordé de Patricia) y hasta comprar unas cosas en el Duty Free. Nuevo control de seguridad y directo en avión a Madrid, en menos de dos horas estaba ya en Barajas.

Que gusto comparado con la ida, pero os diré que a pesar de los kilómetros que recorrimos, los tres teníamos una sensación muy placentera como si hubiéramos recorrido parte del desierto del  Sahara en una especie de Dakar particular. Lo volveríamos a hacer!!!

El curso ha sido genial, como muchas opiniones y conclusiones muy claras, evidentemente tanto los conferenciantes como los asistentes éramos de muy distinta cualificación, no todos eran de primer nivel como los doctores Hansen, Wenz, Zwipp, Rammelt, Louwerens o Sands. El resto eran bastante mediocres, presentaban algunos casos y tratamientos no basados en quitar las causas que producen las alteraciones del tobillo y pie, si no en que la radiografía aparezca bien. Entre los asistentes pasaba lo mismo con los que hablamos nosotros, muchos eran de un nivel más bien bajo. Un colega de Dinamarca, se quedó boquiabierto cuando le enseñamos el resultado de los pacientes operados con prótesis de tobillo hechas a medida, y “alucinó” cuando le dijimos que éramos los únicos en Europa que poníamos este tipo de prótesis. Había también algunos que preguntaban de todo y no hacían más que dar la “brasa” a todo el que salía a hablar en publico.

De las conclusiones os puedo decir varias cosas: 1º que la exploración física es fundamental para conocer cuales son los problemas de los pies. 2º que hay que hacer menos pruebas (como les gusta a muchos en España) como resonancias o ecografías cuya utilidad es mínima. 3º los pacientes neurológicos con Charcot-Marie-Tooth, hemiplejicos o con parálisis cerebral deben ser tratados por cirujanos que sean como dicen ellos “buenos transplantadores”. 4º que es más importante recuperar la función que una radiografía que luzca bien y 5º QUE LOS FACTORES DE CRECIMIENTO SOLO VALEN PARA QUE ALGUNOS MEDICOS SE HAGAN RICOS (Dr. Andy Sand dixit).

Al final, un pequeño homenaje a nuestro maestro el Dr. Ted Hansen, que estuvo muy cariñoso con Inma y conmigo, nos llamó “my Harborview partners” y nos despedimos de él hasta el próximo mes de Mayo que volveremos a Seattle.

Bueno como veis el curso fue muy intenso, útil y sobre todo nos confirmó que el nivel de los médicos que trabajamos en el IICOP, es muy alto, avanzado y con una amplitud de tratamientos que muy pocos centros en Europa contemplan.

Ah! no todo fue trabajar y aprender también pudimos esquiar un poco en las pistas de Jakobshorn y Parsenn. Un viaje muy completo.

Por último la organización del curso fue fantástica, los suizos son una maravilla de precisión y orden. Como se dice:

EL CIELO ES DONDE:

La policía es Britanica

Los chefs de cocina son Italianos

Los mecánicos son Alemanes

Los amantes son Franceses

Y todo está organizado por Suizos



Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *