Coalición tarsana o la inseguridad de muchos médicos

Acabo de recibir un correo electrónico de una madre que que expresa su desolación, porque a su hijo de 14 años no le resuelven un problema de coalición tarsiana los médicos que le han visto y que lleva padeciendo desde hace varios años.  Como ella dice se puede atenuar el dolor con fisioterapia..si me han dicho que me desaconsejan la operación, contacto con ustedes,y no sé,parece que se me ha abierto una puerta, por favor me gustaría me echasen una mano,soy una madre,y creo que solo decir eso basta para que sepan lo que estoy pasando.Un saludo”

Querida amiga no solo la echamos una mano, todos los miembros del IICOP estamos dispuestos a luchar con todas nuestras fuerzas y conocimientos para intentar solucionar el problema que la preocupa, se lo aseguro. La coalición tarsiana como ya sabrá es una fallo de la segmentación de los huesos del pie en el periodo embrionario se puede dar entre el calcáneo y el astrágalo o entre el calcáneo y el escafoides. Al no separarse y estar unidos al crecer producen varios problemas como son deformidad del pie, generalmente pie plano, y sobre todo dolor al caminar, correr o saltar. En la etapa infantil, desde los cero a los diez años, si el niño no es muy activo, no suele dar muchos problemas. Pero en la adolescencia al aumentar el peso corporal y la actividad física empiezan con dolor e incapacidad para caminar. Recuerdo que hace unos años tratamos a un militar de la Brigada Paracaidista con una coalición astrágalo-calcánea en cada pie y que evidentemente por los entrenamientos que hacía le aparecieron los dolores.

Siguiendo la premisa de que lo importante es tratar la alteración funcional y no la radiografías, nuestro criterio es claro y conciso: Si el paciente es menor de 20 años y tiene una coalición astrágalo-calcanea, que le produce dolor y alteración funcional ESTA INDICADO QUITAR QUIRURGICAMENTE LA COALICIÓN, por encima de los veinte años esto no se puede realizar porque las articulaciones suelen estar ya deterioradas por lo que hay que recurrir en la mayoría de los casos a fusionarlas y evitar que produzcan síntomas. Una vez que la quitamos para que no se vuelva a crear la coalición se coloca un elemento de separación biológico o sintético. En las calcáneo-escafoidea se suelen estudiar caso a caso, pero se suelen quitar independientemente de la edad.

Por eso le quiero decir desde aquí  a esta atribulada madre que el caso de su hijo tiene solución, que no tenga miedo, que lo que le han dicho en otros sitios no se ajusta a la realidad y que son muchos los pacientes pediátricos que han sido tratados de esta forma a los que les hemos devuelto la posibilidad de volver a caminar y practicar deportes. La última niña que hemos tratado ha sido hace menos de 20 días con una coalición entre calcáreo y escafoides, retirando casi centímetro y medio de coalición. Arriba tenéis las imágenes para que las podáis ver.

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *