Un tobillo vale más de lo que le han dicho

Hace unos días, vino a IICOP, un paciente guipuzcoano, que llevaba dos años de evolución de una fractura sufrida al caerse desde lo alto de un camión. Inicialmente fue diagnosticado de una fractura de astrágalo, pero no fue operado. La evolución fue terrible porque a pesar de visitar varios médicos no le resolvían el problema. Volvió a trabajar, pero con unas severas limitaciones, si trabajaba en su caserío, acababa con mucho dolor y cojera. En las últimas visitas a su médico en San Sebastian el especialista le dice que es preciso hacerle una artrodesis subastragalina y para rematar la faena y con una “espectacular visión de futuro” le dice que también era preciso fijarle el tobillo, ósea dejarle fijo todo el retropie,con lo que supone el alterarle la capacidad de caminar y lesionando en el futuro el resto del pie y la rodilla del mismo lado. Lo que ocurre con la mayoría de las artrodesis de tobillo.

La realidad era bien distinta a la que le habían pintado. El paciente había tenido una fractura del hombro del astrágalo, lesión muy frecuente por caídas con el pie de lado, en personas que hacen snowboard o kite surf y que si se opera, reduciéndola y fijándola con una placa y tornillos, este paciente llevaría ya muchos meses curado y haciendo vida normal. Un desacertado diagnostico, un tratamiento conservador erróneo y una indicación disparatada de tratamiento de la secuela, habría acabado con el paciente en una situación bastante precaria y sobre todo sacrificando un tobillo completamente sano. Por eso muchos colegas indican alegremente una fijación o artrodesis de tobillo, sin valorar la utilidad de esta articulación tan importante para poder caminar normalmente.

Nosotros le operaremos en las próximas semanas, retirándole los fragmentos desplazados y mal consolidados del hombro del astrágalo, le colocaremos un distractor entre los huesos del retropie y si la articulación subastragalina esta bien la salvaremos y por supuesto también el tobillo.

Realmente ese tobillo tiene un valor mayor del que le habían dicho, para sacrificarlo.

Os muestro unas fotos de un paciente con una fractura aguda del hombro del astrágalo para que veáis como se puede reconstruir y hacer que el paciente vuelva a tener la forma de sus huesos igual a la que tenía antes del accidente.


Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *