Las lesiones de los motoristas, las fractura de tobillo y el triunfo de la tozudez de un aragonés

Este post es para mostrar mi admiración por uno de nuestros pacientes y dar testimonio de como la auto superación es capaz de conseguir muchas cosas. Ya sabéis que las motos son muy atractivas por la velocidad, su estética y la sensación de libertad que se tiene con ellas. Pero a veces se tienen accidentes que pueden llegar a ser muy graves. Este es el caso de este paciente que llamaremos Pablo. Su historia es la siguiente, tuvo un accidente de moto, a consecuencia del cual tuvo una fractura desplazada de tobillo y una fractura de astrágalo. El tratamiento quirúrgico inicial no fue muy acertado al no haberse reducido anatómicamente ambas fracturas. La consecuencia de esto fue que el tobillo no funcionaba y además comenzaba a degenerarse. Posteriormente se le hizo en otro hospital de Zaragoza una artroscopia de tobillo que tampoco tuvo resultados satisfactorios. Cuando acudió a IICOP, el tobillo era muy doloroso, con poca movilidad y el paciente cojeaba claramente. Las radiografías que nos mostró presentaban un desplazamiento del astrágalo lateralmente, el maleolo medial estaba mal reducido y ocurría esto también con la fractura de astrágalo.

Después de completar su estudio se diseñó una estrategia de tratamiento que consistió en realizar a través de una ventana en el peroné un descenso de la parte lateral de la tibia, mediante una osteotomía de tibia distal, además se hizo otro corte en el maleolo medial para corregir la deformidad de este y para terminar se repuso el peroné en su sitio. Todo esto por supuesto se fijó con placas y tornillos.

El postoperatorio fue duro para él, mucho sufrimiento, dolor y a veces algo de desesperación. Pero su espíritu combativo, su falta de conformismo con la situación y por supuesto esa tozudez aragonesa ha hecho que de un tobillo que apenas se movía, haya recuperado una gran parte de su movilidad y que el dolor se haya reducido a lo mínimo. Consiguiendo hacerse todos los días 70 largos de una piscina y unos 1.200 Km al mes en su bicicleta de montaña. Lo que me ha conmovido es la foto que me mandó hace unas semanas, de su participación en su primera competición en una carrera ciclista.

Bravo, bravísimo, me quito el sombrero ante este tipo de personas.

Be Sociable, Share!

One thought on “Las lesiones de los motoristas, las fractura de tobillo y el triunfo de la tozudez de un aragonés

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *