Por qué debemos reconstruir los pies deformados en los niños?

Son muchos los pacientes pediátricos que vemos en el Instituto con pies muy deformados, por causas diversas como pueden ser Charcot-Marie-Tooth, parálisis cerebral, artrogriposis, osteogenesis imperfecta, pies equino varos o pies paralíticos convexos valgos por mielomeningocele, síndrome de Marfan y un largo etcétera de deformidades surgidas de síndromes o enfermedades poco frecuentes, algunos acompañados de retraso mental. En todos estos casos hay muchas reservas, por parte de muchos colegas en tratar a estos pacientes porque como muchos no andan y están en sillas de ruedas o bien su retardo mental indica el no tocarlos. Nada más lejos de la realidad actual, en todos estos casos es necesario reconstruir estos pies por dos motivos, primero porque unos pies bien alineados ayudan a que los niños puedan empezar a caminar y lo hagan sin dificultad y en los niños que no caminan, porque los pies deformados generalmente en varo y en equino hacen que puedan aparecer úlceras en la parte externa del pie. Estos pies nunca van a tener una tamaño o una función normal, pero de esta forma les ayudamos a que su calidad de vida mejore notablemente. Mirad estas fotos de un niño de 10 años con Charcot-Marie-Tooth son terribles.

Hoy he hablado con dos madres con hijos pequeños afectados uno por parálisis cerebral y otro con una artrogriposis varias veces operado sin éxito, las dos estaban desesperadas porque los centros a los que habían llevado a sus hijos, no paraban de consumir pruebas y pruebas muchas de ellas absurdas, para concluir que al final no se podía hacer nada para corregir las deformidades que tienen los niños

Como se hace estos procedimientos de reconstrucción? básicamente lo que se trata es que el pie este alineado, esto se consigue mediante artrodesis de la articulación de Chopart y el trasplante de músculos como el tibial posterior al dorso del pie, en forma de un split, además de realizar alargamiento del tendón de Aquiles. De esta forma hemos corregído muchos pacientes, alguno de ellos venían con unas terribles úlceras en los pies o bien usaban férulas como los dafos que producían muchos problemas para caminar.

A los padres de niños con estos problemas les digo: NO TENGAIS MIEDO, la calidad de vida de vuestros hijos puede mejorar espectacularmente cuando tengan unos pies alineados. Los resultados obtenidos en nuestros pacientes son excelentes. Por eso os animo a que echéis el “resto” como los toreros y pongáis a vuestros hijos en manos de médicos especializados como los que trabajamos en IICOP.

Os muestro algunos casos de niños que han corregíos sus deformidades gracias a sus procedimientos


Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *