12 horas de cirugía para tratar un pie con Neurofibromatosis

Desde luego cada vez nos vamos superando, no solo en el tiempo que dedicamos para poder reconstruir un pie, si no en la dificultad de los casos con los que nos metemos. La neurofibromatosis es una enfermedad hereditaria caracterizada por cambios en el sistema nervios, músculos, huesos y piel, produciendo neurofibromas que son tumores en los nervios periféricos por proliferación anormal de las células de Schwann, además de aparición de manchas en la piel.

Este paciente es un hombre joven, operado múltiples veces, tanto en nuestro país como en la Clínica Mayo en Estados Unidos, sin haberle solucionado el problema de su pie, e incluso dejando un pie demasiado rígido y mal alineado, además de no retirar los neurofibromas. La pierna y el pie estaban severamente deformados pero lo peor de todo es que los músculos soleo y gemelo no funcionaban, lo que le producía un pie calcáneo a consecuencia del cual tenia un úlcera en el talón por una mala distribución de la carga, como pasa en algunos casos de mielomeningocele.

El pasado viernes, a las diez de la mañana empezamos en el quirófano número uno de la Clinica Santa Elena, dos equipos de cirujanos el de Alex Lovic y el equipo de IICOP. El abordaje de la lesión fue complicado por la cantidad de cicatrices que presentaba y sobre todo por la deformidad de la anatomía que nada se parecía a la real. Aíslamos el paquete vasculo-nervioso, con un nervio tibial posterior, que más parecía un ciático por el tamaño que tenia, poco a poco se disecó el nervio y la arteria y vena  adyacentes, para seguir con la retirada de todo el tejido neurofibromatoso y la úlcera en el talón. Todo esto nos tomo casi cinco horas, a continuación pasamos a aislar los músculos gemelo y soleo, que estaban muy fibrosos posiblemente secundarios a un síndrome compartimental sufrido tras alguna de las cirugías previas. Seguimos aislando los músculos del dorso del pie y los peronés, que nos iban a servir como motores para una vez transferidos fijarlos al tendón de Aquiles. Cuando ibamos por la sexta hora de cirugía, abordamos la parte ósea de la cirugía que consistió en echar abajo la fusión de retropie que tenia y levantar con un injerto óseo el astrágalo a modo de Lambrinudi reverso, además de alinear el pie a partir de la zona de la articulación de Chopart, lo que nos corregía el mal alineamiento del pie. Hecho esto trasplantamos todos los tendones aislados a la parte posterior suturandolos al tendón De Aquiles. Lo más complicado vino con una cosa muy típica de la neutrofibromatosis, que era las hemorragias, empleamos varias horas para controlarla, cerramos la piel y enclavamos los huesos con el pie corregido.

Después de doce horas de cirugía, siete médicos y dos instrumentistas, seis bolsas de sangre y siete de plasma, conseguimos corregir este grave problema, devolviendo al paciente un tobillo y pie bien alienado y habiendo retirado los neurofibromas y el exceso de pie. Como me decía ayer un familiar del paciente, cuando salimos de la cirugía, íbamos encorvados por el agotamiento. En el caso mío era lógico después de operar el lunes un pie de Charcot y una secuela de pilón tibial, el miércoles una descompresión anterior y posterior de tobillo también por secuela de un pilón tibial y una corrección de dedos, siguiendo el jueves por la reconstrucción en un paciente de una secuela de fractura de ambos calcáneos y una artrolisis subastragalina. Esto fue como la guinda del pastel. Al final cansados pero contentos salimos del hospital a las 22: 50.

Una de las cosas que más me sorprendió y me produjo satisfacción, fue en el parking al despedirnos todos los que estuvimos en esta cirugía uno de los residentes de plástica que se llama Sergio, me dio las gracias. Yo me acerqué a él y le dije: ¿Por qué me das las gracias?, el me contestó: porque he estado en otras cirugías como esta y te agradezco que seas tan valiente de afrontar estos retos y tratar este tipo de problemas

Os confieso que me lleno de satisfacción no solo conseguir curar al paciente si no este último agradecimiento.

Os enseño como era el pie antes y después de la cirugía. Sorprendente !!!!!

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *