El terrible problema de la osteomielitis: tratamiento de un fémur infectado con un injerto vascularizado de peroné

La infección de los huesos es quizás de las peores que pueden afectar a nuestro cuerpo y que muchas veces son de muy difícil solución. ¿Por qué es esto?, normalmente la infecciones de los huesos más frecuentes vienen por dos motivos: cuando existen fracturas abiertas que ponen en contacto los huesos con el exterior y por contaminación hospitalaria, más concretamente en los quirófanos.

La dificultad para su curación se produce por la propia estructura del hueso donde se acantonan las bacterias y su dificultad para poder desalojarlas. Pero sobre todo es por la falta de llegada de sangre, ya que las infecciones producen una reacción inflamatoria con una fibrosis de los tejidos blandos alrededor de la zona de infección, esto impide que llegue a través de la sangre los antibióticos, dando lugar a la formación de abscesos de pus, secuestros de fragmentos de hueso y fístulas por las que se produce la salida de material purulento.

Pero cuando la infección es una osteomielitis crónica, el panorama es diferente, como el caso del último paciente que hemos operado el pasado viernes durante diez horas. Este paciente tenia una osteomielitis crónica de fémur desde hace más de 20 años (como un cirujano reconstructor de pie y tobillo se mete ahora a operar un fémur: pues porque la gente desesperada nos buscan), había sido operado casi veinte veces. Le habían hecho de todo: limpiezas, desbordamientos o técnicas ya anticuadas como la de Papineau. Todas ellas le proporcionaban mejorías temporales junto con tratamientos antibióticos durante 70 días, que le abrasaban las venas o ingresos de hasta seis meses en el hospital.

Hoy día todas estas técnicas aplicadas a este paciente han quedado obsoletas por su ineficacia.

A las 10:30 de la mañana, nuevamente nos volvimos a encontrar cirujanos plásticos y ortopédicos, capitaneados por Alex Lovic y por mi, para solucionar el problema. Abrimos el muslo izquierdo por vía externa, encontrando múltiples cicatrices, que nos dificultaron la llegada hasta la diafisis del fémur, las retiramos y avanzamos hasta llegar al hueso, donde en una longitud de casi 20 centímetros y a lo largo de una canal en la cara externa del hueso, fruto de las cirugías anteriores, encontramos pus y un tejido fibroso infectado. Lo quitamos entero y abrimos con una sierra un canal en la parte externa del fémur hasta meternos casi en la rodilla y por arriba cerca del trocánter mayor. Limpiamos nuevamente con un sistema motorizado y realizamos numerosas perforaciones.

A continuación fuimos a la parte externa de la pierna y extrajimos un trozo de peroné de 25 centímetros de longitud con un pedículo de vena y arteria. Este hueso lo engastamos en el hueco labrado en el femur, sujetandolo proximalmente con una placa de osteosíntesis. Terminamos uniendo con un hilo de nueve ceros y microscopio la arteria y la vena del peroné a una arteria y vena proxima al nervio ciático. Empezó a entrar sangre en el peroné trasplantado y empezó a rebosar pro arriba y por abajo del hueso.

Después de diez horas y media de cirugía conseguimos erradicar la infección y hacerle llegar un “chorro de sangre” con la que el hueso trasplantado se integrará en el fémur, reforzando el hueso y sobre todo curando definitivamente la infección.

Moraleja: las osteomielitis se curan desbridando todos los tejidos infectados y aportando sangre.

Be Sociable, Share!

2 thoughts on “El terrible problema de la osteomielitis: tratamiento de un fémur infectado con un injerto vascularizado de peroné

  1. Enhorabuena !

    ¿ Qué tipo de placa utilizaste para fijar el peroné vascularizado al fémur?
    Muchas gracias

  2. Mi i mamá hace 30 años tuvo un accidente donde le tuvieron que poner clavos en el femur y contrajo osteomielitis después de 4 años de lavados optaron por hacerle esta operacion el Doctor Andaluz las heridas sanaron y todo volvió a la normalidad, pero hace un par de dias la herida le empezó a supurar y ahora le duele la pierna nuevamanete, mi pregunta es la osteomielitis puede volver.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *