No era pie neurológico era un síndrome compartimental

Esta joven paciente de Castellón, venia después de sufrir un accidente de tráfico en el cual se fracturó la tibia y el perone izquierdos, con un diagnóstico de pie neurológico, por lesión del ciático popliteo externo. Traía numerosos estudios como electromiogramas, informes e incluso había sido operada del pie para “solucionar” una deformidad del primer dedo en garra. Bueno la exploración física parecía concordar con el diagnostico clínico que se le había hecho. El problema es que tenía una deformidad del pie en equino varo caminando además en rotación externa, lo que para una chica de 18 años es un poco chocante.

La verdad es que cuando la exploré me sorprendió porque el nivel de la lesión de tibia y peroné era el tercio medio de la pierna y en ese nivel los músculos que mueven el pie ya han recibido su inervación. Pero todos los informes que traía y la exploración eran compatibles con la lesión neurológica.

Bueno una vez preparada la paciente la operamos hace un par de semanas y evidentemente las incisiones y la estrategia era para un pie neurológico, pero la sorpresa surguió cuando al intentar sacar el músculo tibial posterior por la parte posterior de la pierna, el músculo estaba pegado a la tibia y a un conjunto de tejido cicatricial muy rígido. Esto confirmo mis sospechas de que la deformidad no se debía a una lesión del nervio ciático popliteo externo, si no que era un síndrome compartimental. Este tipo de síndromes se producen cuando por efecto del traumatismo, no solo se rompen los huesos si no que se lesionan los compartimentos donde estan los músculos, estos acaban necrosandose y retrayendose, con lo que producen la deformidad en cavo-varo y además los dedos en garra.

Conseguimos liberar el músculo tibial posterior y trasponerlo al dorso del pie, además corregimos la deformidad del pie a través de la articulación de Chopart, bajamos el primer metatarsiano y corregimos la deformidad de los dedos del pie.

DEFORMIDAD DEL PIE POR SINDROME COMPARTIMENTAL DE LA PIERNA from Fernando Noriega on Vimeo.

Os cuento esto para que veais como es preciso afinar mucho para no equivocarse y llegar a un diagnostico correcto. Ahora nuestra paciente está con su pie corregido y en periodo de recuperación, no tengo la menor duda de que volverá a caminar con su pie bien alineado y plantígrado.

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *