La difícil corrección de un pie equino en un adolescente

Bueno a veces hay casos sorprendentes, como el de este chico de trece años, que acudió al IICOP, recomendado por su traumatologo de Santander,  que posiblemente estuvo en una de las conferencias que di  en el mes de junio pasado y cuyo video está colgado en este blog. Este paciente tuvo un corte del tendón del tibial anterior cuando era niño y no recibió un tratamiento adecuado. A medida que fue creciendo, la descompensación entre los músculos de la parte anterior de la pierna y los de la parte posterior conducidos por el soleo y el gemelo, han conducido a que poco a poco se haya producido la deformidad en equino, deteriorando el pie hasta caminar de la forma que podéis ver en el video de abajo. Evidentemente todos los músculos salvo el tibial anterior estaban funcionando normalmente.

Cuando te enfrentas a este tipo de problemas siempre pienso lo mismo: “que no se va a resolver el problema alargando solamente el tendón de Aquiles”, si no que puede haber algo mas. Así fue en este caso, el equinismo que tenía era casi de 35º de flexión plantar, cuando le alargamos en tendón de Aquiles apenas se corrigió la deformidad, liberamos algo la cápsula pero tampoco funcionó. Por eso la solución fue realizar una cirugía sobre los huesos del retropie para conseguir que el pie se alienara adecuadamente, cosa que conseguimos con creces, obteniendo más de 15º grados de dorsiflexión. una vez conseguido esto lo último que faltaba era conseguir que el pie se levantara dinámicamente. El tibial anterior cortado es evidentemente que no lo podíamos recuperar después de más de 10 años cortado , por lo que opté por coger el tibial posterior y trasponerlo a través de la membrana interósea, para anclarlo en el dorso del pie, de esta forma conseguimos dinamizar esta reconstrucción haciendo que el pie vuelva a funcionar y estar bien alineado. Hay procedimientos que incluso llegan a cortar la tibia o a quitar el astrágalo fijando el tobillo, creo que son técnicas disparatadas , cuando existen otras soluciones muchísimo mejores.

Podéis ver aquí como eran las radiografías antes de operarle y una foto dentro de quirófano una vez que terminamos la operación.


Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *