Oct 30

Nuestro viaje al “primer mundo” del Harborview Medical Center

Esto del primer mundo, que yo digo en broma a mis compañeros, es desde el punto de vista médico una realidad. ¿Y sabéis por qué? realmente no es por las personas, ya que cualquier persona adecuadamente capacitada podría trabajar aquí, si lo digo es por la organización, que a mi juicio es perfecta. Todo el mundo sabe lo que tiene que hacer, porque ha sido previamente informado por sus jefes de cuales son sus obligaciones, además porque están orgullosos de hacer su trabajo bien hecho y porque los resultados son excelentes. Nuestro viaje a Seattle ha sido este año especial por varios motivos, nuestro amigo el Dr. Michael Steiner nos invitó a su maravillosa casa al borde del mar en Burien, donde hemos vivido a cuerpo de rey estos ocho días.

También porque nuestro querido maestro el Dr. Sigvard T. Hansen ya está retirado y no opera,  por la cantidad de amigos que hemos reencontrado desde Steve Benirscke, Bruce Sangeorzan, David Barei, Hernando Olivar, Loreto, Tom, Hillary o Ann Foster y un largo etc.. que nos han recibido con los brazos abiertos y seguro que en los pasillos de los quirófanos de Harborview todavía resuenan las risas y los abrazos de los españoles. También hemos tenido la posibilidad de conocer a Michael Brage, que sustituye al doctor Hansen en el hospital. Hombre carismático que estoy seguro aportará novedosos tratamientos en las lesiones de tobillo y pie.

Desde muy pronto empezábamos nuestra estancia en el hospital con un día de consulta en el Ninth Building, donde está el  Sigvard T. Hansen Foot & Ankle Institute, pasando consulta con Steve Benirschke, a ultima hora de la mañana bajamos a quirófano con Bruce Sangeorzan, para terminar a las 5 de la tarde en una sesión clínica donde se presentan los casos que se van a operar e la semana, Ahí Inma Moracia y yo nos reencontramos con nuestro maestro, siempre tan cordial y cariñoso con nosotros. Los días siguientes estuvieron cargados de casos interesantes en quirófano, desde lesiones de tendón de Aquiles, revisiones de prótesis de tobillo, o prótesis primarias tipo Salto talaris e Inbone, una prótesis de tobillo modular, Lapidus, pies planos, etc. Y de trauma varios pilones tibiales y fracturas de calcáneo y astrágalo que supo resolver con maestría David Barei. reconstruyendo pieza por pieza los diversos fragmentos de los huesos fracturados.

Realmente es una maravilla verles trabajar con ese nivel tan alto que tienen, tratando las diversas lesiones que afectan al tobillo y pie. No es que ellos sean de primer mundo y nosotros no, lo que realmente es de primer mundo es su organización y la cantidad de elementos de los que disponen para conseguir que el paciente salga adelante sin complicaciones. Yo se lo he dicho a muchos de nuestros pacientes, en el IICOP pueden recibir los mismos tratamientos avanzados que se realizan en el Hospital Harborview de Seattle, quizás unos de los hospitales más prestigiosos de Estamos Unidos en Traumatología. Aquí os pongo una muestra para que veáis, que estas fracturas que en nuestro país difícilmente tendría un buen resultado en la mayoría de los hospitales públicos y privados, aquí son resueltas con un excelente resultado.

El último día, nuestro maestro dio una conferencia de “filosofía” que para los iniciados saben muy bien a que me refiero y su visión desde el punto de vista de las ideas de Baruch Spinoza, de como se debe desempeñar la profesión de cirujano ortopédico. Ahora que ya está retirado me doy cuenta de lo afortunados que hemos sido encontrandole en nuestro camino profesional y sé que la semilla de su conocimiento y filosofía no ha caído en terreno baldío, si no que está dando unos frutos de excelente calidad. Volveremos el próximo año.

Oct 30

No entiendo por qué se siguen sin reconstruir las fracturas agudas de calcáneo

Hoy recibo un correo electrónico de una paciente de 21 años, de una ciudad del norte de España, pidiéndome consejo sobre esta fractura que afecta a uno de sus pies. Ella relata que tuvo un accidente de tráfico y que sufrió otras fracturas, pero curiosamente el calcáneo se dejo sin tratar, porque según escribe “los médicos que me trataron por mi edad creyeron que era mejor no hacerlo”. Como veis y lo digo con todo respeto, los conceptos manejados por estos colegas, lo que ha producido es una grave secuela ya que el calcáneo está sin reducir y la articulación posterior está hundida con la tuberosidad posterior haciendo una prominencia importante en el talón.

Realmente no lo entiendo como en el siglo XXI se siguen usando sistemas de hace 50 años y que han dado repetidas veces malos resultados, todo porque se tiene prejuicios, hay mitos sin ninguna base científica seria que avale el que las fracturas de calcáneo quedan mal aún operandolas. Realmente desde mi punto de vista esto ha sido propagado por médicos que no han recibido un entrenamiento adecuado para reconstruir completamente este tipo de fracturas y por lo tanto confían que como todos quedaran mal , al final se fijará la articulación subastragalina y con eso solucionaran este problema. Algunos se apoyan en trabajos publicados por colegas que evidentemente no las operan y claro para ellos esto es una buena solución. Por otro lado hay los que sin tener los conocimientos adecuados se meten a operarlas y ahí viene la debacle las incisiones mal hechas, lo que da lugar a necrosis de la piel, la reducción inadecuada y supongo que el propio sufrimiento que deben de tener en el quirófano cuando ven que no son capaces de reducir totalmente los múltiples fragmentos que tienen estas lesiones.

Creo que es necesario cambiar radicalmente estos conceptos, aunque es difícil precisamente por los prejuicios, como dice la paciente que me escribe “los médicos de aquí parecen no querer mojarse en el asunto, nadie me dice nada en claro”. Es preciso que los profesionales aprendan como se reconstruyen este tipo de lesiones y si no se quieren involucrar en estos temas, que deriven a los pacientes a centros como IICOP, donde podremos resolver casi con toda seguridad este tipo de problemas y devolver el funcionamiento normal del pie.

Mirad este caso operado ayer, ha pasado por el mismo proceso que el caso que os he contado, se cae y acude a un hospital público de Madrid, donde le dicen que como está muy hinchado y es de Albacete, que se vaya a su ciudad para recibir tratamiento. Llega al hospital de esta ciudad, le ingresan 5 días y al final le dicen “que no es necesario operarlo y que en muchos casos el hueso se regenera, pero que si queda mal, pues le fijaran el pie”, produce vergüenza ajena que en pleno siglo XXI, haya profesionales que sean capaces de decir esto.

Como os dije este paciente nos localizó y ayer le operamos durante más de 5 horas, y redujimos todos los fragmentos uno por uno fijando con agujas y luego le pusimos una placa de osteosíntesis. Este paciente además tenia un problema añadido y es que su pie no es completamente normal, ya que nació con pies equino-varos, con unos huesos del retropie algo deformados, lo que añadía más dificultad. La operación ha salido muy bien y estoy totalmente confiado que volverá a caminar sin problemas.

Oct 26

Un caso más de pie de Charcot diabético solucionado. Los buenos resultados siguen llegando

Realmente debería poner un éxito más de nuestros tratamientos, para solucionar este terrible problema como es la neurópatia diabética que produce el pie de Charcot. Dentro de poco os mostraré otro caso del cual ya publiqué otro post. Pero este caso realmente es sorprendente, por la historia previa que traía.

Antonio es un paciente sevillano, que tiene diabetes, lo que le ha producido la afectación de ambos pies. El acudió a la sanidad pública en un hospital de su ciudad, donde estuvo ingresado en varias ocasiones, la última nueve meses todo porque tenia una úlcera en la planta del pie. Como el relata, llegaban los cirujanos vasculares y lo único que hacían era ver la úlcera y decirle que le tenían que amputar la pierna, si quería volver a caminar. Cuando aparecían los traumatólogos, levantaban el vendaje y le decían que este tipo de lesiones ellos no las trataban (?), acabó siendo tratado por los reumatólogos, imaginaros y lo digo con respeto si estos especialistas poseen conocimientos suficientes para curar estas lesiones. La verdad es que es una vergüenza que en pleno siglo XXI, haya todavía profesionales como los cirujanos vasculares que sabrán mucho de venas y arterias, pero muy poco de como funciona un pie y en la mayoría de los casos lo único que hacen es una amputación. De aquellos traumatólogos que no quieren asumir que este tipo de enfermedad debe ser tratada única y exclusivamente por cirujanos ortopédicos, ellos mismos se califican con sus actos, ya que tienen la obligación de al menos derivarlos hacia especialistas o centros como IICOP, donde tenemos experiencia en tratarlos.

Volviendo al caso de Antonio, fue su hija la que contactó conmigo en agosto del año pasado y como siempre con el miedo que le habían metido en el hospital donde estuvo que le decían que estos pies, con úlceras infectados, no se pueden operar, porque la infección es peor, que es una locura operarlos, etcc.. Nada más lejos de la realidad, ya que en el mes de septiembre de 2010, le operamos, reconstruyendo su pie, con un sistema de pilotaje, similar al que usan los ingenieros cuando hay un talud que puede deslizarse y provocar una tragedia. Con este sistema estabilizamos el pie y además limpiamos la úlcera y la cerramos por completo, después de tres meses el paciente estaba curado y su pie estabilizado. Ahora al cabo de un año ha vuelto a revisión, comprobando que su vida a cambiado, camina dos kilómetros al día, usa zapatos normales y su estado general es muy bueno.

Como podéis ver este tipo de pacientes que nadie los quiere tratar podrían denominarse los “leprosos del siglo XXI”, nosotros los tratamos con mucho gusto y dedicación y a los compañeros médicos: por favor poneros al día los pies de Charcot se pueden curar y deben ser tratados por cirujanos ortopédicos especializados como los que trabajamos en el IICOP.

Oct 14

Nos vamos a Seattle

Hola a todos, durante esta semana creo que no podré subir post al blog porque nos vamos de viaje de estudios como todos los años al Harborview Medical Center, en Seattle, como yo digo mi segunda ciudad, por el tiempo que he pasado ahí. Vamos Inmaculada Moracia y yo a visitar a nuestro maestro el Dr. Ted Hansen, que ya al borde de los 76 años, está retirandose, de la practica de la medicina. También veremos a los amigos, Bruce Sangeorzan, Steve Benirschke o Sean Nork, a las enfermeras Hilary y Ann, o las secretarias Sarah Jordan o Casey. Como otros tantos años, emprendemos este viaje con la ilusión de seguir aprendiendo nuevos procedimientos, tratamientos avanzados que posiblemente tardarían muchos años en llegar a nuestro país y que nosotros traemos para aplicar a nuestros pacientes.

En muchas muchas ocasiones se lo he dicho a nuestros pacientes, ellos van a recibir un tratamiento igual en el IICOP, al que recibirían en un hospital de primer nivel de Estados Unidos, esto que pude parecer pretencioso es una realidad y nos diferencia de muchos otros centros de España y de Europa.  Ya que reunimos los tratamientos que se puedan hacer en hospitales como Harborview o centros pioneros en cirugía ortopédica de Alemania o Suiza. Por lo tanto todos estos viajes de formación que hacemos siempre, siempre son en beneficio de nuestros pacientes actuales y futuros.

Con todo nuestro cariño os mandamos un abrazo desde Seattle

Oct 09

Prótesis de tobillo en artritis reumatoide para uno de mis queridos pacientes Mexicanos

Rosa, tienen una larga historia de problemas con las articulaciones, como consecuencia de una artritis reumatoide que padece desde hace mucho tiempo. Tal es así que lleva dos prótesis de cadera y otras dos en ambas rodillas, estas últimas se las colocaron en El Paso (Tejas) hace 30 años, lo que sorprende por su longevidad.  Esta paciente que ha venido desde Chihuahua (México), no encontró ningún hospital o cirujano ortopédico  que le pudiera sustituir su tobillo izquierdo muy dañado por la enfermedad, en su país o en los países próximos. Por eso decidió cruzar el Atlántico como otros muchos pacientes y acudir al IICOP, donde la hemos tratado.

La operación la hicimos a mediados del mes pasado y la verdad es que la articulación estaba muy, pero que muy dañada, prácticamente no quedaba nada del cartílago articular tanto en el astrágalo como en la tibia distal. El problema principal de estos pacientes es la debilidad del hueso sobre todo para que las prótesis se adhieran de forma adecuada a los huesos. Por eso optamos por utilizar una prótesis Salto talaris, uno de los pocos modelos  de prótesis de tobillo autorizada para ser implantada en los Estados Unidos , por la FDA (Food and Drug Administration), que tiene dos componentes y que es cementada. Esto es realmente lo que necesitábamos, para evitar el aflojamiento de los componentes. Además realizamos un alargamiento del tendón de Aquiles y una fusión de la articulación subastragalina.

El procedimiento fue bien, en el postoperatorio no hemos tenido ningún problema y la paciente ya camina con una protección, teniendo movilidad completa de la nueva articulación. La piel que siempre es más débil en las personas con artritis reumatoide y que en muchas da problemas de cierre, en ella se han cerrado las incisiones perfectamente.

Hace tres días la veía por última vez antes de volver a Chihuahua y la paciente y su marido me pedían una foto conmigo, yo no tuve ningún problema para hacerme una foto con ellos, al contrario siempre tendré un magnifico recuerdo de ella. Ahora en la distancia le deseo que todo siga igual de bien en su país como aquí.

Hasta pronto

Oct 09

“IICOP, cirugía de la normalidad del pie” la cirugía estética de la braquimetatarsia devuelve esto

Esta frase no es mía, si no de una de mis pacientes que anhela poder caminar descalza por una playa a plena luz del día y sentir como el agua refresca sus pies, y como ella dice “deje de hacerlo hace muchos años cuando las miradas indiscretas y algún que otro comentario grotesco se tornaron “difíciles de soportar”. Realmente hay testimonios que sobrecogen por su realidad. Son personas que por sus defectos en los pies tienen un estigma desde que nacen y que muchas veces sufren en silencio, la incomprensión de la gente y también la incompetencia de aquellos que deberían por lo menos orientarlos adecuadamente para resolver sus problemas. Es posible que muchas de las personas que les rodean, no la lleguen a comprender y pensaran que es una exageración ocultar esos defectillos de los pies. Pero realmente supone un gran obstáculo para estas personas y hay que ponerse en su lugar y pensar como ellos para comprenderlos o sea practicar la empatía.

¿Dedos de los pies cortos? Corrige la Braquimetatarsia con nuestros tratamientos avanzados en Cirugía Estética del Pie aqui

Ahora os muestro una de mis pacientes de Barcelona, a la que operamos de una braquimetatarsia, en un solo procedimiento y sin usar un fijador externo. Después de muchos avatares, hace unos días tuve la oportunidad de verla, su cara y su pie eran diferentes y se que su mente también había cambiado ya que vino a verme con unas sandalias abiertas. Nunca antes las había usado, realmente tenía una cara de felicidad sorprendente, cuando ya había alcanzado la meta que tanto tiempo había anhelado: tener unos pies normales, salir a la calle sin que nadie se fijara en ellos, ponerse unas sandalias como otra mujer y pasear por la playa recibiendo el frescor del agua sin tener que ocultarse de las miradas indiscretas de los demás.

¿Dedos de los pies cortos? Corrige la Braquimetatarsia con nuestros tratamientos avanzados en Cirugía Estética del Pie aqui

Podeís ver estas fotos como eran antes los pies y como están ahora y lo más importante las sandalias con las que venía, era expresión de su felicidad.

Oct 05

Mirad como hemos resuelto este pie cavo varo por secuela de síndrome compartimental

Hace unas semanas publiqué este post que se llamaba “No era pie neurológico era un síndrome compartimental”, trataba de una paciente de Castellón, llamada María, que durante dos años ha padecido una importante deformidad del pie, después de ser atropellada y sufrir una fractura de tibia y peroné, que produjo un síndrome compartimental del compartimento postero medial de la pierna, lo que le produjo un pie cavo varo con unos dedos en garra. Incluso como os conté, llego a ser diagnosticada de pie neurológico y operada para fijarle el primer dedo del pie. Esto le produjo a la paciente un empeoramiento del alineamiento del pie que dificultó aún más la capacidad de caminar. La operamos a mediados del mes de Julio, reconstruyendo y alineando el pie y además trasplantamos varios músculos para hacer que el pie volviera a funcionar y tener una dorsiflexión normal.
Ayer cuando la vi al cabo de dos meses y medio y  se puso a caminar, Maria y su padre se pusieron a llorar, cuando visualizaban el video previo a la operación y como ella puede andar ahora normalmente. Por esto estamos contentos todos los miembros de IICOP que hemos intervenido en resolver este caso, porque la paciente realmente estaba mal física y psicológicamente después de tener el pie en tan mala posición.

Mirad este video que he editado, como caminaba antes de la operación y ayer a los 2,5 meses de la operación. Estoy muy satisfecho con el resultado.

Oct 02

No sois unas marginadas y en poco tiempo seréis admiradas

Como sabéis mis queridos lectores no suelo escribir posts sobre mis compañeras médicos, Patricia Villanueva e Inmaculada Moracia, no porque no quiera, si no para respetar su deseo de no salir en el blog. Pero haciendo uso de mi libertad de publicar lo que yo considere adecuado, en este espacio reservado para expresar mis pensamientos, deseos, conocimientos y sentimientos, es por lo que escribo este artículo, sin ánimo de ofender a nadie y desde luego si alguien se da por aludido al leerlo, sabe que tiene la absoluta libertad de expresar su opinión en forma de comentario.

¿Y a qué viene esto? pues viene a propósito de algunas conversaciones que he tenido con ellas, a veces por preguntas sin importancia sobre cómo son consideradas en los hospitales públicos donde trabajan y desarrollan su labor asistencial. Curiosamente las dos, y por separado en algún momento, me han dicho que se consideran marginadas por algunos de sus compañeros.

Cuando ellas empezaron su formación conmigo, les dije que serian vistas casi como “bichos raros”, por no operar los pies y los tobillos como el resto de sus compañeros de hospital. Han tenido que escuchar frases como: “oye pero por qué no operas los pies como el resto de la gente” según me han relatado ellas en alguna ocasión.

La verdad es que se cumple lo que escribió el filósofo español José Ortega y Gasset: “No hay nada peor para un español, que otro español haga una cosa diferente de lo que hace él”, quizás sea porque el séptimo pecado capital, la envidia, invada la mente de las personas que reaccionan así. Son “marginadas” por utilizar tratamientos innovadores y sofisticados, por realizar técnicas desconocidas para muchos, por operar fracturas que no habían sido operadas nunca, por aportar soluciones novedosas a problemas que antes no se trataban o por no utilizar tratamientos que se han quedado obsoletos y que la gente no quiere cambiar.

Las dos se han formado en centros de cirugía ortopédica punteros a nivel mundial, como Seattle, Heilderberg o Davos, donde no se ve ni un solo español dedicado al tobillo y pie, salvo a nosotros Con unos expedientes académicos impresionantes, son marginadas por la mediocridad de algunas personas que las rodean o simplemente por prejuicios absurdos.

No os preocupéis, yo he pasado por eso y en ningún momento me he sentido marginado, al contrario me siento respetado y como puedo comprobar cuando doy alguna conferencia, admirado y muy pocas veces interpelado, no sé si por miedo a que con mis respuestas les deje en evidencia de sus escasos y mediocres conocimientos sobre como funciona el tobillo y pie o porque directamente no tienen ni idea de los conceptos que manejamos.

Vosotras sois unas excelentes cirujanas ortopédicas y a medida que vuestra experiencia profesional vaya creciendo pasaréis de ser marginadas a ser respetadas y admiradas.

Con todo mi cariño para vosotras.