Hemos peleado como “leones ” con este paciente de Venezuela con pie de Charcot, pero al final lo hemos corregido completamente

Mirad este video antes de leer el post, veréis que el título que he puesto es correcto

Es cierto o por lo menos yo tengo esa sensación de haber luchado como “leones” con este paciente, que ya os lo presenté hace pocos meses en el post que titulé “Un nuevo paciente de Venezuela, con un terrible pie de Charcot por diabetes” . Empezamos como os conté colocando un fijador externo a modo de distractor para así poder reducir la la luxación que tenia del tobillo y que le hacia andar como habéis podido ver en la primera parte de este video. A los pocos días le operamos y reconstruimos su pie colocando un bolt en su pie y además un clavo intramedular de tobillo para estabilizar este. Bien pues tuvimos problemas con una herida en la tibia y que no cerraba por lo que hubo que cerrarla también por una pequeña cirugía. Los problemas no se terminaron ahí, ya que debido a la mala calidad del hueso de la tibia, se fracturó a través del agujero de uno de los tornillos de bloqueo del clavo intramedular.

El resultado fue una fractura de tibia con un tercer fragmento posterior, como veis la naturaleza de este paciente nos volvía a poner a prueba, ¡aceptamos el reto! y le colocamos temporalmente una inmovilización con un cruropedico de fibra de vidrio. Asi lo tuvimos unas semanas, hasta que decimos apostar fuerte para curar al paciente y a primeros de septiembre le volvimos a operar para extraerle el clavo intramedular de tobillo y le colocamos uno desde el calcáneo hasta la parte proximal de la tibia, además de realizarle un injerto de hueso tanto en el tobillo como en el foco de fractura.

A los veinte días de la última operación el paciente ya andaba, sus heridas completamente cerradas y como habéis visto en el video hemos salvado su pie y su pierna, a la cual ya le habían dicho en su país que la única solución era amputarla. Tanto la insistencia de su familia, el coraje de su mujer y el conseguir superar ese reto que se nos ponía delante, es lo que ha hecho que podamos salvar el pie de este paciente. Cuando algunos pacientes me comentan que al visitar a otros colegas que se dedican a reconstruir pies y tobillos, le dicen mi nombre, la respuesta de estos suele ser siempre la misma, diciendo que soy muy agresivo tratando a mis pacientes. Yo les diría que confunden agresividad con arrojo, o como dicen mis compañeras de trabajo, con valentía, yo no sé si soy valiente o no , lo que si sé, es que pongo todo mi conocimiento y experiencia para tratar este y otro tipo de pacientes. Y consigo curarles satisfactoriamente.

Ya han pasado varias semanas y el paciente y su familia han vuelto a Venezuela para seguir su recuperación. Estoy completamente seguro que si sigue las pautas que le hemos dado y controla su diabetes se curará completamente con tantos y tantos pacientes con pie diabético de Charcot que han confiado en nuestros tratamientos para volver poder a caminar yacer una vida normal con sus dos piernas. Antes de irse me pidieron hacerse una foto conmigo, como sabéis estas cosas me encantan y desde aquí les mando un cariñoso saludo, hasta el otrolado del Atlántico.

Be Sociable, Share!

One thought on “Hemos peleado como “leones ” con este paciente de Venezuela con pie de Charcot, pero al final lo hemos corregido completamente

  1. Buenas tardes Dr. mi hija de 9 años tiene secuelas mielomeningocele l5-s3 con marcha conservada, tobillo inestable, evidentemente su marcha es inestable, esto lo corregimos con las férulas antiéquinas que en Venezuela son totalmente obsoletas y antiestéticas. Si bien ese es el menor de los problemas quisiera poder ofrecerle algo mas a la niña.Si es posible me gustaría saber en que consiste el procedimiento y el costo del mismo. gracias por su atención

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *