¿Por qué no corregir los pies equino varos espásticos en pacientes que han sufrido un accidente cerebro vascular? Mi batalla contra las férulas antiequino continua

Hace unos meses puede ver a un paciente que había sufrido un grave accidente de tráfico, que le provocó un traumatismo cráneo encefálico severo, junto con otras lesiones. Después de varios meses en la UVI, se le dio el alta, habían salvado su vida, pero él no hablaba y tenia algunas de sus funciones afectadas, entre otras la capacidad de caminar por tener sus pies en equino varo por espasticidad. Su admirable esposa, con un coraje a prueba de bomba y sin tener ninguna relación con la medicina me decía: “Yo estoy segura que si pongo de pie a mi marido todas sus funciones mejoraran”, ella despertó en mi una gran admiración, porque tenía toda la razón.

También me contó que los médicos que la habían visto anteriormente, le habían dicho que su marido no tenía tratamiento y que se podría intentar cortar el tendón de Aquiles y colocarle unas férulas antiequino o DAFOS. Ella tenía toda la razón del mundo, ya que a los pacientes que tienen un traumatismo cráneo encefálico o un accidente cerebro vascular, son tratados por neurólogos, pero muy pocas veces por traumatólogos y evidentemente los primeros no suelen conocer que estos pies se pueden y se deben corregir, para devolver una vida normal.

¿Cuando se deben hacer estas correcciones? pues normalmente a partir de los 6 a 9 meses de la lesión, se les suele valorar sus músculos mediante la tabla de Ashworth y por la escala de deambulación funcional. Una vez hecha la valoración, la deformidad en equino se puede corregir con alargamiento del gemelo y soleo o bien del tendón de Aquiles, como estos músculos por la espasticidad suelen ser débiles en algunos casos se les suele transplantar el flexor largo del dedo gordo. El varo se corrige mediante el trasplante del tibial posterior al dorso del pie y del tibial anterior a la parte externa de este. Y por último la hiperextensión del primer dedo mediante el transplante del extensor del dedo gordo al tibial anterior. De esta forma podemos conseguir un pie plantigrado y sobre todo en la mayoría de los pacientes evitar el uso de las anticuadas férulas antiequino como las Dafos.

Como veis nuestro Instittuto es un centro de referencia en España como fuera, para el tratamiento de pacientes con lesiones de los pies por lesiones o enfermedades neurológicas, el mal alineamiento del pie, como los pies equino cavos varos producidos por Charcot-Marie-Tooth y por distrofias miotonicas o síndrome de Curschmann-Batten-Steinert, pueden ser tratados con éxito, corrigiendolos completamente para que sean totalmente plantígrados y que no tengan que utilizar férulas antiequino como los Dafos etc..

Aquí podéis ver unos pies con síndrome de Steinert para que veáis como son las deformidades.


Be Sociable, Share!

Comments are closed.