Las 12 horas de quirófano han dado su fruto y hemos curado la secuela en el pie, de una enfermedad de Von Recklinghausen o neurofibromatosis

El pasado mes de Mayo de 2011, publiqué un post sobre la reconstrucción del pie de un paciente afectado por neurofibromatosis o enfermedad de Von Recklinhausen. Con este pie estuvimos peleando durante doce horas hasta que conseguimos alinearlo, transferir varios tendones, retirar neurofibromas y gran parte de la piel que había crecido en exceso.

La Neurofibromatosis fue descrita por vez primera en el 1882 por Friedrich Daniel Von Recklinghausen, un patólogo alemán. Desde entonces, está claro no tan sólo que las neurofibromatosis son una de las enfermedades genéticas más comunes, sino también que hay diversas expresiones diferentes de la enfermedad. La forma descrita por Von Recklinghausen es, con diferencia, la más común, llegando aproximadamente al 85% de los casos. Esta definición que habéis leído esta sacada de Wikipedia y realmente describe lo que es la enfermedad.

El paciente que os refiero, llamemosle Norberto, había sido intervenido más de 20 veces del pie, la mayor parte de ellas en la Mayo Clinic en Rochester, donde lo que hicieron fue dejar el pie hecho un “tarugo”, ya que fusionaron casi todas las articulaciones menos el tobillo, posteriormente en un hospital público situado al norte de Madrid, le operaron también , retirando trozos del calcáneo, para tratar un ulceración crónica en la planta del pie. Creo que lo que no supieron ver en ambos hospitales fue, que el problema de este paciente tenia es que su pie era un pie neurológico y que por lo tanto si solo se limitaban a fijar articulaciones y quitar hueso, nunca conseguirían corregir el problema, como así ocurrió.

Como os conte en el post de mayo del año pasado, le corregimos el pie calcaneo y su forma de andar, transfiriendo casi todos los tendones del dorso del pie a la parte posterior y elevando el astragalo sobre el calcáneo para quitarle dorsiflexión al tobillo.
Después de ocho meses operado el paciente está recuperado, su forma de caminar ha cambiado radicalmente, la úlcera ha desaparecido y el volumen del pie y de la pierna han disminuido sustancialmente. Aunque todavía sigue con ejercicios de potenciación muscular, estamos encantados con el resultado tanto el paciente y su familia como todos los médicos que participamos en este completo caso de Pie Neurologico.
Merecierón la pena las 12 horas de quirófano, sin duda!!


Be Sociable, Share!

One thought on “Las 12 horas de quirófano han dado su fruto y hemos curado la secuela en el pie, de una enfermedad de Von Recklinghausen o neurofibromatosis

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *