El pie plano pediátrico ese gran desconocido

Y digo “desconocido” porque tengo la impresión de que las pautas que se siguen para tratar este problema, por parte de muchos profesionales y de los padres de los pacientes, es tan confusa como si navegáramos en un mar de noche y con niebla cerrada. Desde hace años se ha demostrado que el uso de plantillas y botas ortopédicas no tienen ningún efecto sobre la curación de problema.

Si entráis en nuestra web (wwww.iicop.com) o por ejemplo en la hoja del Hospital for Special Surgery, en Nueva York, veréis que manejamos los mismos criterios, solo se operan aquellos pacientes que tienen pie plano y además alteración funcional. El resto normalmente solo se les observa. Por supuesto que las plantillas en nuestros pacientes no las utilizamos porque no curan y sobre todo porque no quitan las causas que producen el pie plano.

En España, curiosamente se utiliza un sistema de tratamiento como es el que se denomina artroeresis, que consiste en introducir un cilindro de plástico y metal entre astrágalo y calcáneo, pensando que con eso se corregirá el problema. Nada mas lejos de la realidad, las estadísticas serias publicadas en revistas como JBJS, muestran como estos sistemas tienen un alto porcentaje de malos resultados, con retirada frecuente de los implantes y secuelas que dejan en la articulación subastragalina que se vuelve dolorosa. ¿Por qué se utiliza este sistema? porque es fácil y rápido y por la aplicación de la ley del mínimo esfuerzo.

En nuestro Instituto, ya sabéis que nuestra filosofía es conocer las causas que produce el pie plano y quitarlas, por esos aplicamos técnicas de reconstrucción como las que se utilizan en hospitales pediátricos como el Children’s Hospital de la Universidad de Washington en Seattle, la  Universitätsklinikum de Ortopédia en Heilderberg o la Orthopädischen Kinderklinic cerca de Munich,  donde utilizan las mismas técnicas que nosotros para pies planos no neurológicos. Esto es alargar el gemelo y realizar la operación de Evans, que es el alargamiento de la columna lateral del pie. Esta técnica produce una curación definitiva del problema y sobre todo no daña una articulación tan importante como la subastragalina. Los resultados durante años han sido muy buenos devolviendo los pacientes pediatricos o adolescentes un pie para que puedan caminar, correr y saltar. Todos los pacientes pediatricos que han sido tratados en nuestro Instituto mediante esta técnica han tenido un resultado excelente.


Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *