Devolvemos la ilusión a dos pacientes más con secuelas de fractura de pilón tibial

Si supierais la satisfacción tan grande que se tiene, cuando una persona que ha tenido un accidente grave, con una fractura del pilón tibial y al despedirse cuando le das de alta te da las gracias, es una situación emocionante para los dos. Porque dejarás de verlos, después de muchas horas de cuidados, muchos sacrificios, momentos difíciles, incertidumbres, dolor. Como dice mi maestro el Dr. Ted Hansen “Yo tengo que conocer bien a los pacientes y ellos a mi, porque vamos a tener que recorrer un largo camino juntos” esta frase es sin duda la expresión de la sabiduría de un médico sabio, que ha trabajado durante más de 50 años, tratando pacientes con lesiones complejas.

Y sin duda, la historia se repite y se repetirá, a lo largo de los años de profesión. Su agradecimiento es para todos nosotros el mejor pago que nos pueden dar, a tantas horas de quirófano, a tantos momentos de dedicación y a veces a sinsabores. ¿Pero como llegan estos pacientes?, pues la verdad es que vienen física y psicológicamente mal. Son hombres jóvenes, con la vida por delante y de repente tienen que dejar todo, trabajo, deporte y a veces incluso llegan a tener problemas con su familia más próxima. Todos ellos han pasado por hospitales donde en unos casos el desconocimiento y en la mayoría siguiendo la moda actual de la “ley del mínimo esfuerzo” en la que ante este tipo de fracturas se asume de entrada un mal resultado. Y al final del camino, no se pelea por ellos directamente se le dice que hay que fijarles el tobillo como única solución. Por eso cuando vienen al IICOP y les decimos que todo lo que le han dicho no se ajusta a la realidad del 2012, que muchos de esos tobillos tiene solución, que pueden volver a tener una vida normal, les parece un sueño y solo aquellos que tienen la valentía de seguir nuestros consejos, son los que al final salen triunfantes.

Os traigo aquí dos historias de pacientes con secuelas de fracturas de pilón tibial. La primera la conocéis parcialmente, el paciente es un chico de Girona, donde hay mucha afición por las motos, él tuvo un accidente de motocross y fue operado varias veces en su ciudad y en Barcelona, sin éxito. Cuando yo le ví por primera vez, sus padres y él venían muy preocupados pro el futuro del tobillo, ya que se lo habían puesto muy negro y que lo iba a perder para toda la vida. La estrategia en este paciente la diseñados, para corregir el mal alineamiento de la tibia y peroné y además para mejorar el cartílago del tobillo. Le hicimos una osteotomía valguizante de tibia y peroné, un alargamiento del tendón de Aquiles y para terminar le colocamos un TSF, para hacer distracción artroplastia. Aunque tuvimos una evolución con algunas complicaciones, que conseguimos solventar. En mi última visita a Barcelona puede ver como el paciente estaba curado, sin dolor, con una movilidad restablecida. Mirad el testimonio de él:

El otro caso es de un chico de Madrid, que haciendo deporte urbano, sufrió una caída, lo llevaron a un hospital público donde se le operó, quedando con una importante limitación funcional, por una mala reducción. Este paciente me visitó al principio muy desanimado porque le habían dicho que la única salida era la artrodesis de tobillo. Es más, si no recuerdo mal, después de verme a mi, volvió al hospital público donde le operaron inicialmente y contó lo que yo le había dicho. Allí tomaron con gran escepticismo la indicación que yo le había hecho, diciendo que este tipo de tratamientos no tiene más de un 5 % de éxito. A pesar de todo el paciente siguió adelante y nosotros con él, le operamos le hicimos una osteotomía de alineamiento de la tibia, le redujimos todo el maleolo anterior que lo habían dejado sin reducir y solucionamos el problema, después de varios meses de fisioterapia y mucha fuerza de voluntad, está curado. Mirad su breve testimonio, lleno de agradecimiento:

Yo me emociono con estas manifestaciones y tengo muy claro que seguiré o mejor dicho seguiremos luchando por todos los que quieran que recorramos el camino junto con ellos, hasta lograr su curación.

Be Sociable, Share!

2 thoughts on “Devolvemos la ilusión a dos pacientes más con secuelas de fractura de pilón tibial

  1. Doy fe de sus palabras Dr Noriega, pacientes como nosotros sólo usted sabe comprendernos. Por todos los momentos malos que nos toca vivir a causa de convivir con el dolor. La mala calidad de vida a la que nos conduce pocas personas comprenden, y es cierto que en varios lugares nos desauciaron, gracias a dios y a la fuerza personal y el apoyo de la familia en mi caso no me rendi a que me dejaran untobillo fijo. Y por causa del destino y de no rendirme le doy gracias a dios haberlo conocido y me halla operado, aunque tuve que cruzar el océano. Hoy disfruto de mi recuperación, día a día mejorando. Pero a la gente que no se rindan ni se postren a vivir con dolor así perdiendo una vida placentera como todos tenemos derecho a vivir. A mi me realizó una doble mosaicoplastia en espejo de astragalo y pilon tibial, y hoy estoy cada día mejor. Gracias Dr Noriega y que Dios lo bendiga.

  2. Muchas gracias Jorge, espero que mucha gente con problemas como Ud sepa que nosotros podemos solucionarlo.

    Un saludo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *