Si se podía hacer una mosaicoplastia de astrágalo en su parte lateral y posterior !Nosotros lo hicimos¡

¿Y por qué digo esto? Pues porque el caso de este paciente es muy singular. Él ha venido desde Galicia, con una lesión osteocondral de dos años de evolución, en una zona muy poco frecuente y además de bastante mal acceso. Durante este tiempo el paciente tenia dolor desde el inicio de la marcha, ya os podéis imaginar que no corría, no saltaba, no hacia una vida normal. Pero lo más sorprendente es que había sido operados dos veces en su ciudad, sin que le arreglaran el problema.

Digo sorprendente porque muchos colegas mienten a sus pacientes y perdonadme estas palabras porque no las digo yo, si no son los pacientes que cuando les cuentas la realidad, se encuentran en una situación que induce a esta afirmación.

Este paciente fue operado mediante artroscopia de tobillo de la lesión en su parte lateral del astrágalo, por dos veces. La primera no le solucionó el problema, realmente en mi experiencia la artroscopia tiene poca utilidad en pacientes jóvenes con este tipo de lesiones, yo es un tratamiento que no suelo utilizar para tratar lesiones osteocondrales porque las perforaciones nunca producen un tejido con la suficiente resistencia mecánica para soportar el peso corporal. De hecho una gran cantidad de pacientes que vemos, vienen al IICOP, ya previamente operados mediante artroscopia y que siguen con dolor.

Luego lo que se publica o dice en los congresos hay que ponerlo en duda, porque nuestra realidad es diferente. Yo no quiero herir a nadie pero cuento lo que vivimos casi a diario. Pero lo peor que se puede hacer, es que después de la segunda operación le dijeron que no le hacían una mosaicoplastia porque la lesión estaba casi al margen del hueso y no se podía hacer. Esto realmente es lamentable, si no conoces una técnica y todas sus indicaciones no se debe de hacer esas afirmaciones, cuando realmente son falsas.

La realidad fue bien distinta, ya que la parte lateral de la tibia se pudo abordar de la misma manera que hacemos con el maleolo interno. Esto es, se puede cortar para acceder al astrágalo en su parte externa, la dificultad técnica reside en que hay que cortar también el peroné y preservar la arteria perforante peronea, pero una vez hecho esto, caes sobre la lesión y la puedes solucionar como nosotros hicimos hace unos días, resolviendo esta lesión de 1,6 mm de longitud y 8 mm de anchura. De esta forma solventamos el problema de este paciente, después de dos años de padecer dolor. Estoy seguro de que se recuperará y volverá a caminar sin problema.

La medicina es como una máquina de vapor, hay que echarla carbón permanentemente para que funcione. Si dejas de hacerlo, las técnicas innovadoras te sobrepasan y no llegas a conocerlas, cayendo en las afirmaciones falsas.

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *