Un nuevo paciente con secuelas de fractura de ambos calcáneos, que hemos salvado con reconstrucción ósea e injerto músculo-cutáneo

Realmente como podéis leer, muchos pacientes llegan en una situación lamentable para ser tratados en nuestro Instituto de secuelas de fracturas de calcáneo, también los que ya nos conocen vienen con sus fracturas agudas para que los tratemos. Por supuesto que estos últimos son los que obtienen mejores resultados después de realizarles una reconstrucción minuciosa de todos los fragmentos de hueso, como haremos el próximo lunes con un paciente que ha venido de Málaga.

La historia del caso de ambos calcáneos es como tantas y tantas que hemos vivido y “sufrido” porque anímicamente los pacientes vienen destrozados, primero por las lesiones que han tenido, segundo por lo que han sufrido después de las operaciones realizadas en otros hospitales y por último por la sensación de sentirse engañados por los profesionales que los han tratado. Este chico tuvo las fracturas el pasado año y vino a Madrid para ser tratado en un hospital que honra su nombre a un personaje que se avergonzaría, si supiera la historia de este paciente. Fue operado de ambos calcáneos en una sola sesión quirúrgica, en la cual todo, desde mi punto de vista fue erróneo, la incisión, la reducción, la osteosíntesis y un penoso postoperatorio para cerrar una de las cicatrices. Mirad la foto de este paciente y una foto de uno de nuestros pacientes la cicatriz es completamente diferente.

El miércoles pasado le hemos operado del calcáneo izquierdo, realizando una reconstrucción completa de la secuela, retirando parte de la pared lateral, alienando el pie y recuperando la altura perdida en la fractura descendiendo la tuberosidad posterior del calcáneo. Ayer viernes durante casi siete horas hemos emprendido la reconstrucción del pie derecho, el que tenía una terrible cicatriz externa que le producía una deformidad en valgo. Con dos equipos realizábamos la reconstrucción del calcáneo y la extracción de una parte del músculo serrato con su vena y arteria.

Posteriormente este se suturó con una técnica microquirúrgica a la arteria y vena tibial anterior. En la foto que podéis ver el músculo está ya colocado sobre la pared lateral del calcáneo. Alex como siempre ha hecho un excelente trabajo. Cuando comprobamos que el injerto estaba funcionando se le colocó un injerto libre de piel. Como tantos y tantos pacientes a los que hemos aplicado esta técnica volverá a poder caminar sin dolor y lo más importante tendrá una cobertura de piel totalmente normal.

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *