Los mitos sobre la diabetes y las fracturas de calcáneo no afectan a nuestros pacientes

Hay tantos mitos en la medicina, unos propagados por los propios pacientes y otros sostenidos por muchos médicos. Todos estos carecen de base científica, pero a pesar de esto se siguen difundiendo. Entre ellos están los pacientes con diabetes, de los cuales se dicen que cicatrizan mal, que se les infectan las heridas etc..Y si vamos a las fracturas de calcáneo quizás todavía peor, ya que como sabéis se siguen sin operar por parte de muchos médicos, se afirma que las cicatrices se abren y se infectan, en fin una multitud de afirmaciones falsas y que en muchos casos solo ocultan la incapacidad y la falta de puesta al día de muchos profesionales.

Y para que veáis que esos mitos no tienen ninguna base os traigo el caso de este paciente de Valencia, diabético tipo 1, insulin-dependiente. El sufrió una caída por accidente en una piscina vacía, desde una altura moderada, la consecuencia fue que se fracturó los dos calcáneos, como en muchos de los casos que tratamos, acudió a un hospital publico de sus ciudad, donde solo le pusieron unas escayolas y nada más. El mal resultado era de preveer, ya que si no se reconstruye la superficie articular del calcáneo da lugar a la aparición de artrosis, dolor y dificultad para caminar.

Como tantos pacientes que acuden al IICOP, vino para recibir una asistencia especializada que evidentemente en su ciudad no pudo encontrar. Cuando yo le vi una de las primeras cosas que me dijo fue: ¡Doctor yo soy diabético! y mi contestación fue: Los diabéticos son como otros pacientes cualquiera, solo tienen que tener controlada su glucosa en sangre y la hemoglobina glicosilada. El caso de este paciente es ejemplar porque es de los pocos que yo he tratado que usa desde hace años una bomba de insulina, con lo cual lleva un perfecto control de su glucosa.

Primero le reconstruimos su pie izquierdo y al cabo de un año lo hicimos con el derecho, como podéis ver en las fotos las heridas están perfectamente curadas, no hemos tenido ni un solo problema en el periodo de recuperación y sus lesiones están curadas, volviendo a realizar una vida profesional y personal normal.

Os pongo su testimonio para que comprobeis que los mitos se caen por su propio peso y si tienes unos adecuados conocimientos y experiencia todos estos casos se pueden resolver sin problemas.

Como le dije el último dia que nos vimos: ¡ Queda pendiente una paella en Valencia, para celebrar el éxito del tratamiento!


Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *