No me he olvidado de mis queridos seguidores, después de mi viaje a Alemania

Pues no, no me olvido de vosotros, mis querido seguidores. Solamente es que se ha juntado mi viaje a la Orthopädische Kirderklinic in Aschau, con un volumen muy importante de trabajo y operaciones complejas que me ha impedido sentarme un rato y escribir. Tengo que deciros que la experiencia ha sido explendida, por la acogida que nos han dado en el hospital. Nuestra llegada a Münich fue buena, Paula Pinedo y yo nos encontrámos en el aeropuerto con Josep Ramón Baró que voló desde Barcelona. A medida que nos acercamos a Bernau iba aumentando la cantidad de nieve que cubría los campos.

A las 7:30 de la mañana empezamos con una sesión clínica donde se presentaron los casos clínicos que se iban a operar así como otros casos de la semana anterior, nos encontramos con nuestros entrañables amigos Döderlein y Dussa. Después a las 8 de la mañana todo dispuesto para la primera operación, muchos casos muy interesantes, nos lavamos en varias operaciones con el equipo del hospital. Asi los días han transcurrido la semana, aprendiendo como resolver casos complejos de parálisis cerebral, artrogriposis, Charcot-Marie-Tooth etc.

Llegó el miércoles por la tarde y tuve la oportunidad de presentar alguno de nuestros casos de pacientes operados con Sindrome de Apert, Enfermedad de Dejerine-Sottas o microcefalia. Al final de la presentación surgió el elogio por parte de Leonhart Döderlein que nos dijo “es admirable la varieda de casos que tratáis y los resultados que obtenéis”. esto supone un reconocimiento en Alemania de nuestra labor y ya es la segunda vez en este año, ya que en la Universidad de Heilderberg hubo también estos halagos.

Hemos tenido la posibilidad de hacer turismo como ir en barco por el Chiemsee, Kufstein y Salztburg, donde vivimos el espíritu de la Navidad y conocimos la maestria de los músicos de la Universität Mozarteum en un concierto de piano fabuloso.

El último día que estuvimos en Aschau, mostramos nuestro agradecimiento por la acogida que tuvimos y las últimas palabras del director del hospital: “por favor enviame alguno de tus casos, porque nos interesa mucho intercambiar información con el grupo del IICOP”.

Como podéis leer nuestro trabajo es reconocido primero por nuestros pacientes, pero además por cirujanos ortopédicos muy especializados de Alemania.

Me pongo las pilas y os prometo volver a escribir lo antes posible.

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *