El caso de la paciente de Mexico, que ha venido a sustituir la artrodesis de tobillo por una prótesis hecha a medida

Hoy ha sido un día de esos especiales, por las palabras que dos pacientes me han dedicado. Una de ellas en la consulta y la otra por teléfono desde Guipuzcoa. La verdad es que me emocionan sus palabras que sirven para seguir adelante en nuestro trabajo. Cuando lo comentaba con otra persona muy próxima a mi, me decía que como yo trato a los pacientes, no lo hace todo el mundo hoy día. Muchas gracias de verdad. Cuando hay situaciones que muchos dan como punto final, nosotros podemos dar un paso más adelante y realizamos cirugías que pocos médicos se atreven a abordar.

2 3 Este puede ser uno de esos casos. Esta paciente acudió a nosotros hace dos años con una necrosis del cuerpo del astrágalo, por una fractura ocurrida al caerse desde un séptimo piso de altura. Las opciones de tratamiento eran pocas,pero la más atractiva para la paciente fue la que le propusimos. En realidad era crearle un nuevo cuerpo al astrágalo y al cabo de un par de años, retirar la artrodesis de tobillo y colocarle una prótesis, para devolver la movilidad a la articulación.

4 4 dPues dicho y hecho, en diciembre de 2010 la operamos por primera vez, retirándole el hueso necrosado y sustituyendo por un injerto estructurado de cresta iliaca del mismo tamaño que el cuerpo del astrágalo del tobillo sano. Se lo colocamos manteniéndolo con tornillos de osteosíntesis, realizando una doble fusión de retropie. Ella volvió al DF de México y mediante correos electrónicos fuimos controlando su evolución. A mediados del 2012, ella me escribió pidiendo que iniciara los preparativos para retirar la artrodesis de tobillo y devolverla la movilidad mediante la colocación de una prótesis. Yo realicé el diseño de la prótesis, cuyo componente astragalino era especifico para ella, ya que se diseñó con un vástago para aumentar la superficie de contacto entre prótesis y hueso. El vástago se diseñó con una longitud adecuada, inclinación en el plano lateral y frontal.

65Hace diez días emprendimos una nueva cirugía, retiramos los tornillos que habían sido colocados hace dos años y a continuación mediante un abordaje anterior, accedimos a la zona de la artrodesis. Cortamos un hueco en esta zona y realizamos los cortes para que los componentes se pudieran acoplar. Pero lo problemas no acabaron ahí, ya que una plantilla que fabricaron para el componente astragalino se había realizado mal, por lo que tuvimos que hacer como se dice en inglés “eyeball cutting guide” o en castellano los cortes a ojo.

Una vez hecho esto probamos los componentes de la prótesis tanto el tibial como el astragalino y Genial!! el tobillo se volvía a mover después de dos años rígido. En los días siguientes la paciente empezó a realizar sus ejercicios de fisioterapia para mantener la movilidad ganada en el quirófano.

Creo que este tipo de cirugía puede ser una buena solución para aquellos pacientes que han tenido la desgracia de sufrir un accidente y acabar con el tobillo artrodesado.

Hasta el próximo post.


Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *