El caso de la bailarina polaca, con hallux rigidus, que ha vuelto a bailar después de realizarla un transplante de cartílago mediante Mosaicoplastia

A los acordes de La Mer, cantado por Charles Trenet (http://youtu.be/fztkUuunI7g) y teniendo en mente el maravilloso mar Mediterráneo como fondo. Os escribo la historia de esta esta chica polaca venida del frío a vivir y trabajar en España. Ella, bailarina tenía desde hace tiempo dolor en ambos dedos gordos de los dos pies, debido al baile, sobre todo salsa, que la impedía bailar cómodamente y que poco a poco la había ido incapacitando para esta actividad.

11m

 

 

 

 

 

Cuando la vi por primera vez, tenia una rigidez de la articulación metatarsofalángica de los dedos gordos de ambos pies, la movilidad del dedo hacia arriba estaba muy limitada y sobre todo cuando acababa de bailar el dolor era muy intenso. Por supuesto los zapatos de tacón alto ya no los podía utilizar, lo que le había retirado de las pistas de baile. Realmente este tipo de lesión es muy frecuente y tengo la certeza que en su origen están los traumatismos directos sobre el dedo gordo, aunque también existe lo que se denomina hallux elevatus, que es una inestabilidad en una sola dirección de la primera articulación tarso-metatarsiana del pie. El resultado final es la lesión del cartílago articular, lo que hace que la articulación se estreche y pierda movilidad.  Esta para mi es la causa real del problema, no son los osteofitos que crecen como consecuencia del daño articular. Hay cantidad de tratamientos descritos para solucionar el problema, muchos de estos los he probado y la conclusión que he sacado después de haberlas utilizado durante años, es que los resultados no son completamente satisfactorios. Como tantas cosas que existen en Medicina, muchos de ellos van dirigidos a tratar las consecuencias, pero no a eliminar la causa real del problema. Como sabéis los seguidores del Blog, nuestra filosofía es completamente diferente: “conocer las causas y quitarlas”.

2En este caso, la practica del baile había producido una lesión en el dedo gordo, más concretamente en la cabeza del primer metatarsiano, esto a veces es muy sutil, porque no se suele ver en las radiografías convencionales ni en otra pruebas más sofisticadas. Pero bueno las manos de los médicos no están solo para prescribir pruebas, están sobre todo para explorar a los pacientes. En este caso ella tenía un intenso dolor en el dedo gordo del pie, que junto a la rigidez, hacia el diagnostico muy sencillo: Hallux rigidus por lesión osteocondral en el cartílago articular de la cabeza del primer metatarsiano.

Pues dicho y hecho, una vez en quirófano al abrir la articulación se pudo ver como efectivamente existía esa lesión de la articulación. Por lo tanto en vez de hacer osteotomías de la cabeza del meta, o interponer cápsula articular o tantas y tantas cosas que muchas veces son bastante inútiles, decidimos hacer un transplante de cartílago como tantos y tantos que hemos hecho en el tobillo y el pie. Mediante la técnica de mosaicoplastia extrajimos dos cilindros de cartílago de la rodilla y se lo implantamos. La operación la hemos hecho en los dos pies de forma secuenciada, por lo que después de su periodo de recuperación, la paciente polaca ha vuelto a saltar y bailar. Como podéis ver en el video su sueño se ha hecho realidad y nosotros hemos salvado completamente sus articulaciones dañadas.


Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *