Y a la semana siguiente de la primera prótesis de tobillo INBONE 2, ponemos la segunda en otro paciente postraumático

Mientras escucho de fondo, Soll Ich Dich, Teurer! de la ópera de Mozart, Die Zauberflöte (La Flauta Mágica), escribo este post al día siguiente de haber colocado una nueva prótesis de tobillo INBONE 2, en otro paciente con una importante lesión de tobillo. Este caso fue menos complicado que la paciente de la semana pasada, pero no por eso tuvimos que superar unos obstáculos que tenía para poder terminar con éxito esta operación.

1 2Esta prótesis de ultima generación modular y de dos componentes, supera con mucho a otras prótesis que se colocan en Europa, que son de tres componentes y que suelen dar malos resultados con aflojamiento de los componentes o luxación del polietileno, y que en muchos casos acaba con la fijación del tobillo al fracasar su colocación. Desde mi punto de vista después de haber colocado unas 200 prótesis de tobillo de cinco tipos diferentes, es que este modelo, viene a cubrir muchas de las necesidades y carencias de las otras prótesis que hemos utilizado y por supuesto supera con creces las prestaciones que tienen las prótesis de tres componentes.

3 4El caso de este paciente venido de las Islas Canarias, es un poco complejo, ya que él ha peleado hasta casi la extenuación para venir al IICOP y que le colocáramos nosotros una prótesis de tobillo, teniendo que gestionar ante numerosas instituciones la posibilidad de una ayuda económica para realizar su sueño, volver a caminar sin dolor y poder hacer senderismo. El caso es como el de muchos otros pacientes, una fractura de tobillo con afectación de la tibia, fractura del peroné y lesión de la sindesmosis que produjo una separación patológica de la tibia y el peroné. Ayer realizamos la operación Patricia Villanueva, Patricia Pérez y yo. Primero sacamos una placa de osteosíntesis del peroné y posteriormente abordamos el tobillo, colocando una nueva INBONE 2, poniendo solo tres módulos en el componente tibial. Corrigiendo el mal alineamiento que tenía el paciente como consecuencia de la incorrecta reducción de la fractura y estabilizando la sindesmosis para devolver la estabilidad a la nueva articulación. Como podéi ver en el video que grabamos al final de la operación, el tobillo se mueve estupendamente.

Estoy seguro que pasadas unas semanas este paciente que tanto ha peleado por conseguir ver su sueño hecho realidad, volverá a caminar por los senderos de Gran Canaria.

Hasta el próximo post


Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *