Alinear unos pies talo plano valgos por parálisis cerebral, mejora la capacidad de caminar de los pacientes

Os escribo desde Fornells, Menorca, donde el sol, el mar y la forma de vida mediterránea toma una expresión suprema. La tranquilidad de este pequeño pueblo de pescadores hace que puedas dedicar tiempo a cosas que no puedes hacer en el día a día de un médico.

la foto copiaLa lectura, el deporte o los momentos de no hacer nada, compensan todos los días de trabajo intenso y dedicación a nuestra arrebatadora profesión. Libros de psicología o desarrollo del talento hacen más entretenido el tiempo de descanso y bueno no dejo de aprender….A pesar de todo siempre tengo tiempo de dedicar a mis lectores un momento para seguir contando lo más interesante sobre la cirugía ortopédica del tobillo y pie. Los avances y resultados de los tratamientos que aplicamos

Ya sabéis en la parálisis cerebral una de las deformidades más frecuentes en los pies, son los pies talo plano valgos, originado por el desequilibrio de los músculos dorsiflexores con respecto a los flexores plantares, además los músculos pronadores como el extensor común de los dedos es más potente que los supinadores como los dos tibiales. Estos músculos provocan la desviación del pie hacia afuera que combinado con la alteración del sóleo, el mal alineamiento de la pierna, la rotación interna del muslo y el efecto del peso corporal, produce la deformidad del pie y la dificultad para caminar. Esto que aparentemente es muy complicado se resume en una descompensación de las fuerzas que actúan sobre el pie.

C AEl caso de este paciente del que hablamos, es un hombre joven con una hemiplejía espástica que afectó la lado izquierdo del cuerpo. Desde muy pronto ya empezó a tener una deformidad del pie en plano y valgo, que evidentemente no se corrigió con el uso de plantillas o férulas, ya que estas no logran quitar las causas del problema como es la descompensación muscular que existe en el pie. De niño fue intervenido quirúrgicamente realizando una triple artrodesis del pie, que tampoco solucionó el problema, ya que no se posicionó bien y sobre todo no se corrigió el mal balance muscular, esto ha hecho que con el paso de los años no se haya corregido el problema.

F GLe operamos hace unos meses y la dificultad que tenía es que debimos quitar la triple artrodesis cortando los huesos. Esto lo hicimos recolocandolos en una posición adecuada, pero además transferimos los tendones que estaban contracturados a la parte interna del pie y alargamos el gemelo para que ganara más dorsiflexión.

Ahora pasados unos meses el paciente ya recuperado puede caminar sin dolor y con su pie corregido podrá volver a realizar una vida normal, sin problemas y si quiere incluso practicar deportes. Le podéis ver andar en este video, antes y después de la operación.

Hasta el próximo post


 

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *