¡La fabrica de sueños sigue en marcha! Leed este testimonio de gratitud de una de nuestros pacientes

Hace dos años publiqué un post que se titulaba “Me gustan los besos y los abrazos” y contaba la historia de una paciente mía y esto es lo que escribía:

La primera historia la ha protagonizado una chica  llamemosla Sandra. Ella estaba desesperada y lloraba con frecuencia ya que tenía una lesión en el tobillo, de larga evolución, en un hospital público de su ciudad, le habían dicho que no necesitaba tratamiento y que se curaría solo, pero la verdad era diferente y es que tenía una lesión osteocondral en el astrágalo, a la que tuvimos que realizar una mosaicoplastia para curarla. Cuando subí a la habitación estuve hablando con ella y con su madre y al final cuando me iba a ir me dice: ¿Le puedo dar un beso? a lo que respondí si por supuesto y dos dimos un tierno beso en la mejilla.

Al cabo de 15 días nos volvimos a ver en el IICOP, para curarla y colocarle una bota Cam-walker, después de charlar un rato con ella y su madre, llegó el  momento de despedirnos y me volvió a pedir un beso, que nos volvimos a dar, pero ella, creo que por el agradecimiento de haberle tratado su tobillo, me volvió a preguntar: ¿Te puedo dar un abrazo?, y nos fundimos en un entrañable y precioso abrazo, a través del cual ella me expresó su agradecimiento. La verdad es que me quedé encantado del abrazo que me lo dio de todo corazón y cuando observé su cara de felicidad y gratitud supe que era una persona de bien.

Ella que fue la primera que me pidió un abrazo y fue valiente de expresar sus sentimientos, porque su sueño de volver a estar bien, reiniciar su vida se hizo realidad.

MER1 MER2El correo electrónico que he recibido esta mañana es de otra paciente de Alicante, con una secuela de pie equino varo, que había sido operada desde niña, pero con un mal resultado, La última cirugía que la hicieron  en su ciudad fue una artrodesis de tobillo, pero le dejaron con un acortamiento importante y el pie en equino, lo que la suponía una severa dificultad para caminar. Ahora pasados varios meses desde que la operamos, recibo este email, que me llena de satisfacción por lo que dice:
Querido Doctor Noriega.
 
Hoy hace 13 meses que tuve la gran suerte de ponerme en sus manos. Desde aquel 6 de septiembre de 2012 usted forma parte de mi vida como un ser muy especial.
Quiero compartir con usted y con todo el mundo la felicidad que siento……. Al tener los pies en el suelo!!!!  Al no tener que utilizar muletas!!!!!  Y no gritar de dolor al apoyar el pie en el suelo!!!!
Para mi, pensar que alguien pudiera arreglar el destrozo que me habían hecho en el pie me resultaba imposible.
Usted me dijo que yo saldría del quirófano con el pie plantígrado, con un injerto de hasta 2 cm para alargarme la pierna , y así fue, en esas 5 horas y media usted hizo el milagro.
Aquel abrazo que le di a los dos meses de la operación, al sentir que después de dos años podía volver a caminar sin ayuda de las muletas, fue de corazón.
Gracias por ser tan profesional y  gracias por ser tan humano. El mundo de la medicina debería estar lleno de personas como usted”

¿Os acordais de la canción My Inmortal, de Evanescence? decía esto;

                                                          Cuando tu llorabas yo secaba tus lágrimas
                                                 Cuando gritabas yo luchaba contra todos tus miedos
                                                        Y tomé tu mano a través de todos estos años
                                                                pero tu tienes todavía todo de mi

 

Be Sociable, Share!

One thought on “¡La fabrica de sueños sigue en marcha! Leed este testimonio de gratitud de una de nuestros pacientes

  1. Gracias Dr. Noriega. Usted honra a su profesión, tan llena de “profesionales” a los que el tíulo de médico les queda muy grande.
    Hermoso testimonio.
    Saludos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *