“Estoy cansada de ver lo mal que operan en Madrid a nuestros niños con parálisis cerebral”

Esta frase me la ha escrito una persona, profesional de la salud que me enviaba un correo electrónico preguntándome por mi opinión sobre un tratamiento de un problema en los pacientes con parálisis cerebral. Realmente tengo que decir en que muchos casos es así, por los pacientes que yo veo y que han sido operados en hospitales infantiles de Madrid y Barcelona, con unos procedimientos mal planteados y anticuados, que harían sonrojar a médicos de hospitales especializados de Centro Europa. Yo no quiero decir que en todos los sitios sea así, pero son llamativos los testimonios de pacientes con hemiparesia, diplejia o tetraplejía espástica por parálisis cerebral o de profesionales que te escriben estas cosas o te dicen: ” Seguiré su blog para estar bien informada ya que está muy bien escrito y por lo menos hay alguien coherente en España”

B ACuando alguien que no conoces te escribe esto, es que el problema es serio ya que ven pasar por sus manos muchos pacientes con parálisis cerebral y muchos facultativos no luchan por aplicar nuevas técnicas, salir fuera de nuestro país para aprender o poner al día las técnicas para devolver es estos pacientes una calidad de vida que podrían tener si fueran llevados de otra forma.

Yo he podido tratar pacientes como el que operamos ayer con una hemiplejía espástica y un pie equino plano valgo con parálisis del músculo tibial anterior, al que le habían alargado el tendón de Aquiles cuando era niño, cuando se sabe que en muchos pacientes el acortamiento se debe principalmente al acortamiento del gemelo, por lo que hay que realizar operaciones como las de Strayer o Baumman. Su pie había sido operado de un “juanete” que evidentemente no tenía, si no que su pie mal alineado producía la deformidad del 1º dedo del pie, colocándole unas grapas para una osteotomía del primer metatarsiano que evidentemente fracasó, ya que quien lo hizo, no vio más allá del dedo gordo y no se dio cuenta que el pie estaba en equino y en valgo.

CAyer realizamos la cirugía, corrigiendo el equinismo y posteriormente hicimos una fusión de la parte posterior del pie con una técnica de Grice que proporciona una corrección del valgo del pie pie de una forma sencilla, le retiramos las grapas de la base del primer metatarsiano y como la articulación media del pie era inestable la estabilizamos, corregimos la deformidad de los dedos y por último lo más importante transferimos dos músculos que llevan el pie hacia afuera a la parte interna del pie, de esa forma él podrá levantar el pie hacia arriba y suplir la falta de función de los músculos que levantan el pie, pero además llevará el pie hacia adentro corrigiendo dinámicamente el pie.

Este video se lo tomé ayer en la terraza de la Clinica Santa Elena, justo antes de bajar a quirófano y cuando esté curado no os preocupéis que podré como camina con su pie ya corregido.

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *