Aún con graves perdidas de musculatura podemos reparar un pie equino varo postraumático

Los que me seguís en este blog, sabéis que reparamos muchos pies con lesiones neurológicas, muy deformados y aún así conseguimos hacerlos plantigrados y equilibrarlos desde el punto de vista funcional. A día de hoy, TODOS absolutamente TODOS los pacientes que han venido con férulas antiequino o botas ortopédicas han vuelto a caminar sin ellas después de operarles. Ya conocéis mi guerra particular para quitar todas las “malditas férulas” que por ahora voy ganando yo y como mucho orgullo de ello.

EA EBEstá misma semana vamos a operar a varios pacientes con problemas neurológicos pero sobre todo un chico que sufrió un accidente de tráfico hace unos años y la consecuencia de ello fue un traumatismo cráneo encefálico, que le produjo unos terribles pies equino varos que le impiden poder caminar, por la falta de estabilidad que tiene al no ser plantígrados sus pies. Pues con esa misma inquietud o mejor pasión afrontaremos este nuevo reto. Recuerdo mientras escribo esto, una anécdota que me ocurrió en Roma hace tres semanas cuando terminé de dar las conferencias que me había solicitado la Assoziacione Italiana de Charcot-Marie-Tooth Onlus. Una de las conferenciantes se acercó a mi y me dijo en italiano “se nota que le pone mucha pasión en lo que hace”. A mi me hizo mucha gracia, porque acertó, solo las cosas que se hagan con pasión son las únicas que pueden tener futuro y triunfar.

ED ECDesde una ciudad castellana, vino hace unos meses un paciente, que mientras trabajaba en una fábrica de coches, una máquina le atrapó la pierna, perdiendo una gran cantidad de masa muscular y piel. Como ocurre muchas veces los cuidados médicos se dirigieron a tratar la cobertura de la pierna de piel, pero no se dieron cuenta que un pie deformado en equino varo es incompatible con una marcha normal. Pasaron varios meses y como no le daban solución al problema, el paciente acudió al IICOP, cuando le exploré el aspecto de la pierna era sorprendente ya que había una gran falta de masa muscular y alguno de los músculos que tenía estaban pegados al hueso y con poco recorrido. A pesar de eso abordamos el problema para estabilizar la articulación media del pie, y conseguimos transferir varios músculos al dorso para evitar que este se caiga al caminar gracias al funcionamiento de estos músculos que hemos cambiado de situación.

Como veis aún en este tipo de pacientes con severas perdidas musculares somos capaces de reparar estos pies equinos postraumaticos. Ya os contaré como sale el paciente del traumatismo cráneo encefálico.


Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *