IICOP hace otro sueño realidad. La paciente con fractura de pilón tibial que vino en silla de ruedas y ahora vuelve a caminar con normalidad

Bueno a parte de curar muchas lesiones de tobillo, pie o parálisis cerebral, somos una fabrica de sueños, a donde muchas personas vienen desesperadas buscando una solución a sus problemas y como aquí encuentran lo que ellos querían. Fabricamos sueños que se hacen realidad devolviéndoles la capacidad de andar y poder tener una vida normal. Esto no lo podemos hacer con todos, pero sería una lista interminable, todos aquellos que nos han demostrado su gratitud desde grandes detalles, hasta el darte las gracias con un entrañable y sentido abrazo. Cada uno lo demuestra como sabe o como puede. Cuando no conseguimos hacer el sueño realidad pues que sepan que nos dejamos “la piel a tiras” peleando por ellos, nunca tiramos la toalla.

1 2Cuando vino a IICOP esta paciente sevillana a principios de este año, su cara reflejaba el sufrimiento de nueve meses de estar postrada en un silla de ruedas, por una desafortunada caída que le provocó una grave fractura abierta del pilón tibial derecho, que había sido tratada únicamente con un fijador externo pero sin reducir la fractura. Sobre ella planeaba la sombra de una operación para fijarle el tobillo tal cual. Su marido, que siempre ha sido su gran soporte la animaba constantemente para solucionar su problema y poderla ayudar a salir adelante con el grave problema que padecía. Psicologicamente estaba muy afectada por la impotencia que sentía al no poder solucionar su lesión.

4 5Cuando la operamos y abrimos la pierna, el panorama era complicado ya que la fractura estaba a medio consolidar en algunas partes, en otras faltaban trozos de hueso o había partes de hueso desvascularizado o sea muerto. Con paciencia y empeño fuimos reduciendo los múltiples fragmentos de la fractura, ya nos conocéis como lo hacemos casi como si fuéramos “relojeros”, colocamos pieza a pieza hasta armar el hueso y por supuesto su cara articular, para que queddara congruente con el astrágalo. Y los fragmentos que nos faltaban que eran bastantes los íbamos sustituyendo por injertos de hueso de la propia paciente, hasta armar completamente la parte distal de la tibia y fijarlo todo con placas y tornillos. Pasadas varias semanas permitimos a la paciente caminar y a día de hoy lo puede hacer sin dolor y normalmente.

3Esta paciente es una más de las tantas y tantas historias, algunas de ellas muy trágicas que pasan por nuestras manos y somos capaces de solucionarlas. Yo veo a muchas personas que han sido vistos por otros colegas, que sin buscar las causas que producen el dolor o el daño en el pie, indican cirugías muchas de ellas absurdas que lo único que conseguirán será mejorar (si lo consiguen) los síntomas, pero estos volverán nuevamente por no haber quitado las causas.

Cuando en el quirófano vimos como estaba el tobillo, la verdad es que no dábamos nada por el y yo se lo dije, pero la naturaleza humana es tan sorprendente que a día de hoy ella no tiene dolor en la articulación y puede caminar como se ve en el video normalmente. Sé que cada día, cada semana y mes que pase irá mejorando y volverá a una vida como la que tuvo antes de caerse, por eso ella es un ejemplo de un sueño hecho realidad por nosotros.

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *