¡ De Charcot a Charcot y…… tiro porque me toca !

Podría ser como el juego de la Oca, de oca a oca y tiro porque me toca. Pues esto es lo que hemos hecho el pasado miércoles y no es un juego. Hemos operado a una paciente con un pie de Charcot neuropático y después a un paciente con Charcot-Marie-Tooth. Como veis Jean Marie Charcot, estuvo muy involucrado en la descripción y tratamiento de muchas enfermedades que sin duda afectaban a los nervios, pero de una forma diferente. El resultado final tanto de ambas era el mal funcionamiento del pie a la hora de andar.

M1 MO2De los dos pacientes ya tenéis noticias los seguidores del blog, porque son personas que precisan de un seguimiento detenido de sus lesiones y por la gravedad de estas. La paciente con pie de Charcot neuropático, tiene una diabetes tipo 1, que la provocó hace casi 6 años una fractura de calcáneo a consecuencia de la cual tuvo una terrible úlcera en el talón y que en su país no pudieron cerrar. Cuando vino a España por primera vez, conseguimos reconstruir su pie y sobre todo cerrar la úlcera. Pasados unos meses, ella me comunicó que su pie se había colocado en supinación y que sufría de una fractura del peroné.

MO 3 MO4Cuando vi las radiografías que me mandaron, pude observar como el astrágalo prácticamente había desaparecido, esto es, la propia enfermedad lo había dañado. Nosotros tenemos varios casos donde esto ha ocurrido, como después de operarles y estabilizar el pie, el astrágalo al cabo de unos meses se daña. En estos casos tenemos que fusionar el tobillo, ante la imposibilidad de reconstruirlo, pero además debemos de tener previsto que no ocurra una nueva fractura neuropática en la tibia. Por eso realizamos un enclavamiento del pie y la tibia, ¡os sorprenderá! con un clavo intramedular de fémur, colocado al revés. Como podéis ver en las fotos este llega casi hasta la rodilla, de esta forma conseguiremos estabilizar el tobillo y además evitar una nueva fractura. Ah! y le hemos alargado la pierna dos centímetros colocando un injerto de hueso de su creta iliaca, ya que había perdido casi 4 centímetros.

MA2 MA 1El otro paciente es un chico con Charcot-Marie-Tooth, que tenía afectados ambos pies, del primero con una deformidad en cavo varo ya se lo hemos arreglado. Ahora le hemos operado el pie que le quedaba por reparar y además le hemos alineado ambas tibias mediante una osteotomía o corte de este hueso y se ha conseguido que sus pies, todavía estén mejor alineados. En la cirugía se le ha estabilizado el pie, se le han transferidos varios tendones al dorso del y además todos los dedos están ahora rectos. Esta mañana su madre me decía: “Ha devuelto la vida a mi hijo al operarle los dos pies”. Yo espero que en unas pocas semanas volverá a caminar con total normalidad.

Hasta el próximo post.

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *