Jan 19

¡Y no hay dos sin tres! también hemos operado el otro pie de un paciente con una secuela de traumatismo cráneo-encefálico

Si! ese mismo día corregimos el segundo pie equino cavo varo de un paciente del que ya os he hablado. Este no vino de tan lejos para que le arregláramos su pie, pero como os conté a todos los efectos es como si hubiera dado 7 vueltas al mundo hasta dar con el IICOP, ya que requirió de varios años y vistas a muchos médicos y centros, donde siempre le decían, que su problema no tenía solución, que si se operaba quedaría peor, o que se conformara con unas botas ortopédicas. Estas no las llevaba pero a todos los efectos es como si las usara ya que cuando yo le vi por primera vez calzaba unas botas de snowboard.

A bHace tres meses le operamos del pie derecho que estaba en una situación pésima por la gran deformidad que presentaba y que le producía una incapacidad para poder caminar, teniendo que usar una silla de ruedas para desplazarse. Tengo la sensación que al principio de nuestra conversación cuando me visitaron por primera vez, su familia estaba un poco incrédula con lo que yo les contaba de que se podían corregir sus pies y hacerlos plantígardos para que pudiera volver a caminar normalmente, ya que tantas veces le habían negado esta posibilidad. Pero ahora a tres meses vista ellos y vosotros, mis queridos lectores, podéis comprobar que los esfuerzos de nuestro equipo han dado un fruto excelente consiguiendo que su pie derecho tenga un aspecto y funcionamiento normal. ¿Y como hemos conseguido esto? pues con perseverancia, estudio, creatividad y creer en que nuestro sueño de poder transformar estos pies, se podía hacer realidad. No es la obra de una sola persona en este caso yo, si no una realidad y es que nuestro grupo es de un nivel muy alto en la cirugía reconstructiva de tobillo y pie.

C DAsí que el mismo miércoles que operamos al paciente venido de Grecia, también reconstruimos este pie, utilizando una estrategia muy similar al primer pie, como mínimas variaciones, alargamientos tendinosos, estabilizar la parte posterior del pie, ya que esta se desestabiliza por la falta de musculatura lo que produce a los pacientes la sensación de que se van a caer al asentar el peso del cuerpo y por último reparar la verdadera causa del problema que es el desequilibrio de los músculos que gobiernan el pie y esto lo hacemos mediante el trasplante tendinoso de los músculos que funcionan al dorso del pie, para que este no se caiga al caminar y vuelvan a hacerlo sin necesitar las horribles y anticuadas férulas antiequino.

Aquí podéis ver como era el pie derecho hace tres meses y como es ahora totalmente cambiado. Cuando pasen otros tres más os enseñaré el resultado final…..de los dos pies.

Jan 12

El paciente venido de Grecia, para que le tratemos sus pies deformados por Charcot-Marie-Tooth

καλωσόρισμα, (leído Telomera) o en español ¡Bienvenido! a España, nuestro paciente griego ha elegido al IICOP, para que le tratemos su pies deformados por la enfermedad. Realmente más que por Charcot-Marie-Tooth tiene todo el aspecto de ser un caso de Dejerrine-Sottas, que es una variedad aún más grave en cuanto a la afectación de los miembros inferiores. Nuestro centro poco a poco se va haciendo referencia mundial en el tratamiento del las deformidades de los pies por enfermedades neurológicas, ya que tenemos pacientes venidos de tres continentes.

B ACon sus 19 años, su historia empieza hace seis, con problemas a la hora de caminar por la inestabilidad de los pies, además de por tener luxaciones recidivantes de la rotula izquierda, por la que fue operado en su país para evitar la salida de la rótula de la tróclea del fémur. Posteriormente la consabida peregrinación de médico en médico para intentar resolver el  problema que tenía para caminar. Sus caídas frecuentes le dificultaban mucho la posibilidad de desplazarse al colegio o a otros sitios, lo que preocupaba mucho a sus padres. Le prescribieron férulas para poder caminar, que apenas pudo utilizar. Ya por último, le dijeron que la solución pasaba por hacerle solamente una triple artrodesis.

1 3Como en tantos casos los padres “peleones” no se vinieron abajo y siguieron buscando la mejor solución para su hijo. Yo no sé si a través de la Sociedad Italiana de Charcot-Marie-Tooth o por que camino, el caso es que hace unos meses contactaron con nuestro Instituto y conmigo, para relatarnos cual era la situación, después vinieron las fotos, los vídeos y las radiografías…. y aterrizó en Madrid. Podéis ver en el video como precisaba ayuda para caminar.

El pasado miércoles le hemos operado y reconstruido su pie izquierdo, empezando por la tibia alineándola adecuadamente, pasando por el retropie hasta llegar a los dedos, corrigiéndolos todos, Hemos transferido varios tendones de músculos funcionantes al dorso del pie para que no se le caiga al caminar, le reparamos una rotura de los ligamentos externos del tobillo, consecuencia de la última caída e incluso le hemos hecho un trasplante de piel, que extrajimos de la pantorrilla para evitar demasiada tensión en la parte anterior del pie, una vez que lo corregimos. Ahora su pie ha crecido de tamaño, está bien alineado y no tengo duda de que volverá a caminar normalmente cuando le corrijamos el otro pie, dentro de unos meses.

Hasta el próximo post

Jan 10

Una luxación de los tendones peronéos muy reproducida

Hace poco acudió a nuestra consulta este paciente con una historia un poco peculiar, pero que no deja de tener un punto de carga trágica. La realidad es que inicialmente él fue tratado en una conocida clínica de Barcelona, de una cirugía para alinear correctamente su pierna que tenía un genu varo. Una primera osteotomía valguizante de la tibia proximal acabó en una cirugía fallida, sin corregir la deformidad. Un segundo intento lo corrigió, pero dejaron la pierna en rotación externa, lo que producía a nivel del pie una deformidad en cavo varo. Los cirujanos hicieron una cosa poco frecuente, y pienso que solo les guió el miedo a lesionar el nervio peroneo anterior a nivel del cuello del peroné, ya que le quitaron tres centímetros de la parte distal del hueso para darle valgo. Yo nunca lo había visto y pienso que quien lo hizo tiene poca experiencia y bastante temor a realizar una osteotomia de acortamiento de la cabeza del peroné como lo hacemos nosotros.

B Pero lo peor de todo fue la luxación de los tendones de los dos músculos peronéos, de la que había sido operado también en dos ocasiones, evidentemente fracasaron con el Calineamiento de la tibia y con las repetidas reconstrucciones del retinaculo de los peronéos, porque estos se luxaron una y otra vez después de la segunda cirugía. Es cierto que cuando reconstruyes el retinaculo de los peronéos por primera vez puedes usar el propio tejido de este, si está en buenas condiciones, plicandolo y reforzandolo consigo mismo. Pero si hay una recidiva esta claro que ese tejido no nos será útil para una nueva cirugía. Realmente quien hace esto desconoce como se reproducen las luxaciones, ya que los tendones peronéos se luxan entre el peroné y los tejidos que le recubren y que forman el retinaculo.

APor eso cuando operamos a este paciente el planteamiento fue diferente, lo primero que hicimos fue una osteotomía o corte de la tibia distal y la giramos hacia adentro hasta que alineamos el pie con la parte proximal de la tibia. Con esto corregíamos el mal alineamiento del pie, que evidentemente influía de forma negativa para que los tendones salieran de su sitio. También hicimos otros procedimientos para corregir el pie y dejarlo bien alineado. Por último abrimos una incisión postero-lateral y cuando llegamos al peroné había un autentico “pegote” de tejido blando en lugar de un retinaculo. Cuando lo abrimos encontramos dos tendones aumentados de tamaño posiblemente por la salida y entrada del canal en el peroné, además de un implantación baja del músculo peroneo brevis. Todo esto hacia que unos tendones aumentados junto con un retinaculo que no funcionaba, justificara la salida de estos. Lo que hicimos fue reducir el tamaño de los tendones para que no ocuparan mucho espacio y creamos un nuevo retinaculo con un fascículo del tendón de Aquiles, anclandolo en el peroné, justo en el borde posterior. Este tipo de técnica nos ha dado siempre un 100 % de éxito no volviendo a salirse ningún tendón de los que hemos reconstruido. Espero que en poco tiempo este veteranario pueda volver a caminar y correr con su pierna bien alineada y sus tendones en su sitio.

Jan 04

Un padre con fascitis plantar bilateral

PHola! Hoy os traigo el caso de un paciente muy “especial” para mi. Tiene 66 años y presentaba un dolor en ambos talones de más de un año y medio de evolución. En un principio era ocasional, pero posteriormente se fue haciendo cada vez más frecuente, especialmente al ponerse de pie tras haber estado sentado o tumbado, y después de caminar durante largo tiempo. Estos síntomas son característicos de una patología llamada fascitis plantar, que es una inflamación de la inserción de la fascia plantar en el calcáneo. La mayoría de los pacientes con fascitis plantar suelen tener un “gemelo corto”, que predispone a ésta y a otras muchas patologías del pie y tobillo.

1 2Este problema, aunque no es grave, puede llegar a ser muy invalidante si el dolor no remite después del tratamiento conservador, como sucedió en este caso. Entre todas las opciones quirúrgicas, cabe destacar una técnica denominada Strayer, y que consiste en la apertura de la fascia del gemelo, lo que permite que las cargas en el pie se distribuyan correctamente. De esta manera la función del sistema Aquíleo plantar es restituida al eliminar la sobrecarga en la inserción de la fascia. Fue esta intervención la que realicé al paciente, “especial” por ser mi padre….La evolución ha sido de lo mejor, y no hay mejor prueba de ello de que está realizando sin problemas las compras Navideñas!!!

Feliz Año 2014 a todos.