Un vivo testimonio de una de nuestras pacientes, venida de Venezuela, para operarse sus pies afectados por Charcot-Marie-Tooth

Hace ahora veintidós días aterrizaba en Madrid, esta paciente venida desde Venezuela, como otros tantos pacientes, para encontrar una solución distinta a la que le daban en su país, donde le habían dicho que debía usar férulas antiequino para siempre, o que la cirugía que se le podía ofrecer era fijarle los tobillos. Ella comprendía que ninguna de las dos opciones eran adecuadas, más bien eran totalmente obsoletas por los problemas que dan ambas.

ABLas férulas antiequino como ya sabéis no cura las lesiones de la parálisis de los miembros inferiores, más bien producen callos y rozaduras y lo más importante atrofia lo mucho o lo poco que quede de funcionamiento de los músculos de la pierna. Puede mejorar la marcha de las personas que tienen pies equinos, pero se paga un precio muy alto para los que las usan. Con respecto a la fijación del tobillo, ya sabéis mis lectores que es una operación en la que no creo para nada y que solo se debe realizar en casos muy contados, pero desde luego no en un paciente con Charcot-Marie-Tooth.

Dos días después la hemos operado de sus dos pies, durante casi 7 horas, estabilizando la parte media de los pies y transfiriendo tres tendones a la parte interna del pie y dos a la parte externa, para hacer que los pies no se le caigan y de esta forma poder caminar mejor, con unos pies más estables, sin cansarse tanto y sobre todo sin usar antiequinos.

Mañana parte para su país, con su sueño cumplido de haber sido operada de sus pies. Cuando pasen unas cuantas semanas más, volverá a caminar con zapatos normales. Antes de irse ha dejado su testimonio para que las personas que sufren de Charcot-Marie-Tooth conozcan de primera mano su experiencia de su estancia en nuestra clínica.


Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *