Un caso excepcional en el que hemos curado la artrosis de tobillo, con una osteotomía de tibia y una prótesis de tobillo

Es un caso excepcional y lo digo con orgullo, después de que todo el equipo de IICOP, estuviéramos 10 horas operando a este paciente. También es excepcional la forma en la que esta persona llegó a nosotros, gracias a un compañero del norte de España, que nos lo remitió dada la complejidad del problema. Posteriormente esto le trajo problemas con el responsable de su servicio, demostrando este su mediocridad como médico y como gestor, al castigarle por habernos enviado al paciente. Son personas que por su actitud se califican, ponen por encima de la salud del paciente su propio “prestigio” y no se dan cuenta que con estas actuaciones demuestran su falta de capacidad primero para tratar con éxito el difícil problema que tenía el paciente y desde luego para gestionar a un equipo humano. La solución que le daban era fijarle el tobillo, a lo que el paciente se negó totalmente. 

1 2Pero volvamos a la lesión, la complejidad de esta residía en que el paciente había sufrido un accidente hace pocos años, fracturandose la tibia derecha a nivel distal, esto es, a unos 7-8 centímetros por encima del tobillo. Le operaron mal, con una reducción pésima del hueso al que pusieron un clavo dentro de la tibia, pero dejando esta torcida en valgo, recurvatum y rotación externa. Esto derivó en pocos años en una severa artrosis del tobillo, al distribuirse mal el peso corporal.

El día que le vimos por primera vez en el IICOP, entró en silla de ruedas, cuando yo intenté ponerle de pie con ayuda de su mujer, fue totalmente imposible, gritaba de dolor, cosa que me sorprendió. Su pierna estaba muy hinchada y amoratada, siendo la movilidad del tobillo nula y con un intenso dolor cuando lo palpaba.

34 Hace 5 meses le operamos, en una sola sesión quirúrgica extrayendo su clavo intramedular, para después realizar un solo corte en la tibia, lo que llamamos osteomía, según la técnica de mi maestro, para corregir, varo, recurvatum y rotación externa. Y por último en el poco espacio que teníamos desde la osteotomía al tobillo, le colocamos una prótesis de tobillo Inbone 2. Cuando llegamos al astrágalo, todo el cartílago articular de este se levantó como la capa de una cebolla, inmediatamente me acorde del dolor que tenía cuando intentamos ponerle de pie, realmente no se quejaba de vicio.

Pasados cinco meses, el paciente ha vuelto a caminar, sin dolor, su pierna va cogiendo fuerza y deshinchando. Él ha recuperado su sonrisa y ve un futuro en su vida. Atrás queda la mediocre y rastrera actitud del responsable del servicio. El reconocimiento de todos nosotros a la valentía y profesionalidad del médico que nos envio a este paciente. Él te estará eternamente agradecido, te lo aseguro.

 

Be Sociable, Share!

One thought on “Un caso excepcional en el que hemos curado la artrosis de tobillo, con una osteotomía de tibia y una prótesis de tobillo

  1. Realmente impresionante. Felicidades.
    ¿La osteotomía es oblicua parecida a la icatme proximal de rodilla?
    ¿Podría indicarme la reseña del articulo o libro donde la describa? Creo que me podría ser de utilidad.
    Muchas gracias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *