¡No te resignes! Tu pie equino varo por lesión del nervio ciático popliteo externo tiene solución

Hoy he recibido un correo electrónico de un paciente que tiene a casi toda la familia afectada con Charcot-Marie-Tooth y me escribía los siguiente: “Me cuesta de creer, ya que en ningún hospital nos lo han dicho, nos dicen que lo nuestro no tiene remedio y que te resignes”. Cuando leo esto o me lo dicen los pacientes, me produce una sensación de pena por la cantidad de personas con lesiones neurológicas que siguen vagando por hospitales y facultativos, que no se toman el menor interés en saber e informar a sus pacientes que si existe la posibilidad real de curar las lesiones de sus pies.

LO2 lo1Y esto es completamente aplicable al caso de este paciente de Galicia, que sufrió un accidente laboral que le produjo una lesión del nervio ciático popliteo externo, la consecuencia de esto fue que desarrolló un pie equino varo. En la Mutua le dijeron algo parecido:  “no tiene solución”,  se limitaron a realizar una cirugía en el primer metatarsiano, dejándolo en dorsiflexión con lo que aún empeoró más la situación. Pero él no se resignó y preguntó a los médicos si había alguna solución diferente, pero no le supieron responder. Buscó en la red y pudo encontrarnos a nosotros. clinica dental toledo

Cuando apareció en la consulta su pie estaba deformado en posición equino varo, que le obligaba a caminar apoyando el borde externo del pie y sobre la punta de los dedos. Esto le provocaba dolor y una marcha muy poco eficaz ya que debes de consumir mucha energía para poder andar con lo que te cansas mucho antes. Verle andar daba pena porque los dedos del pie y toda la parte anterior de este no la apoyaba y la cirugía que le habían hecho aún empeoraba más la situación.

Descarga la Guía del Paciente de Charcot Marie Tooth pinchando aqui

Le operamos hace cuatro meses, alineando su pie mediante la fusión de la articulación de Chopart y le transferimos músculos que funcionaban al dorso del pie, para sustituir al músculo tibial anterior y peronéo brevis que estaban paralizados. Después de pasadas unas semanas sin apoyo, para dejar que se produzca la fijación de las articulaciones operadas y que los músculos se peguen bien en su nueva posición, empezó a caminar. Ahora ya puede andar normalmente sin problemas, aunque todavía le quedan unas semanas de rehabilitación para que lo haga mucho mejor. Pero como no se resigno y vino al IICOP ahora puede comprobar en sus propias carnes que lo que yo le decía antes de operarse era verdad. Cuando alguien me pregunta por mi sincera opinión se la doy: “el problema de sus pies se pueden curar, aunque le hayan dicho en varios hospitales que no hay nada que hacer” Su pie equino varo tiene curación definitiva volverá a recuperar el equilibrio y a tener una vida normal como cualquier persona. Confíen en nosotros y no se resignen su pies equino varos se pueden curar para siempre.


Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *