La innovación da sus frutos: la reconstrucción de las secuelas de fractura de pilón tibial mediante transplante de cartílago y osteotomía de alineamiento

Basta coger cualquier periódico digital, para encontrarse a diario artículos publicados sobre emprendimiento e innovación. Estos siempre van dirigidos a los campos de la tecnología, las comunicaciones y la ingeniería. Pero pocas veces se habla sobre la innovación en las técnicas de la medicina, salvo alguna maquina que se estrena en algún centro médico y que nunca sustituirá al ojo clínico y a una buena formación. Y desde luego no se habla de la innovación o del emprendimiento en cirugía ortopédica del tobillo y pie.

CA4 CA3Solo hay que acudir a alguno de los cursos o congresos que se organizan en nuestro país y la mayoría te siguen contando lo mismo que hace 10 años. Si tienes una lesión postraumatica de tobillo, lo que recomiendan muchos de los conferenciantes es esperar hasta que el paciente no aguante más y luego fijarlo mediante una artrodesis. Cuando le propones a un paciente que acude al IICOP alguna de las técnicas innovadoras que nosotros hemos desarrollado y la plasmas en un informe y este llega a manos de alguno de estos conferenciantes, su respuesta revela el poco interés que tienen en innovar y abandonar la “zona de confort”. Escribiendo  cosas sobre nuestros tratamientos de reconstrucción como  “que en su opinión estos no ofrecen unas garantías de solución definitiva”…

CA1 CA2Pues para que vean todas estas personas ancladas en el pasado, que nuestros tratamientos si dan resultado y es una solución definitiva, os traigo un nuevo caso de un paciente con una grave secuela de una fractura de pilón tibial con daño en el cartílago articular. Hace cinco meses, le operamos, su tobillo estaba mal alineado en varo y recurvatum, pero sobre todo tenía un intenso dolor interno en la articulación del tobillo. Le realizamos una osteotomía o corte en la tibia y peroné, alineando los huesos de tal forma que la carga del peso corporal se reparta de forma adecuada y terminamos transplantando cartílago articular sano de una zona donante de la rodilla tanto a la cara articular de la tibia como al astrágalo.

Hace dos días que he revisado al paciente y ahora tiene un buena movilidad es capaz de caminar todo lo que quiere sin dolor y es capaz de saltar. Su vida ha cambiado radicalmente, ha vuelto a su trabajo de policía y tiene un futuro en su profesión. Esto es una muestra de la innovación que seguimos en el IICOP, peleando día a día por cambiar los procedimientos de reconstrucción de las lesiones y emprendiendo para conseguir sacar adelante con éxito soluciones definitivas para nuestros pacientes.


Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *