Tratamiento Prenatal de Espina Bifida

Recientemente, los médicos han comenzado a realizar la cirugía fetal para tratar el mielomeningocele. La cirugía fetal, que tiene lugar antes del nacimiento, se lleva a cabo en el útero (dentro del útero).
Este tipo de cirugía consiste en abrir el abdomen y el útero de la madre y realizar una costura para cerrar la abertura sobre la médula espinal del bebé en desarrollo. Algunos médicos consideran que lo más temprano se corrige el defecto, mejor será para el bebé.

Cuanto más tiempo está expuesta la médula espinal a sustancias fuera del cuerpo del feto – incluso aquellos dentro del útero – mayor es la posibilidad de daños en el cable y los nervios. La esperanza es que mediante la reparación del defecto entre las semanas 19 y 25 del embarazo, el daño a los nervios espinales no protegidos podrán ser evitados y la probabilidad de parálisis y otros problemas puede reducirse.

Descarga la Guia del Paciente: Espina Bífida

iStock_000024920570_LargeAunque el procedimiento no puede traer de vuelta la función nerviosa perdida, puede prevenir la pérdida adicional del suceso. Sin embargo, la cirugía se considera experimental y existen riesgos para el feto como para la madre.

Otro de los beneficios que los médicos han descubierto es que el procedimiento afecta positivamente a la forma en que el cerebro se desarrolla en el útero. Ciertas complicaciones – como la malformación de Chiari II con hidrocefalia asociada – en realidad se corrigen cuando se realiza la cirugía.

Esto puede reducir, y, a veces, eliminar la necesidad de la cirugía después del nacimiento para implantar una derivación para drenar el exceso de líquido del cerebro.

Uno de los problemas es que la cirugía prenatal aumenta el riesgo de parto prematuro, lo que plantea su propia variedad de riesgos para el bebé. Si la cirugía hace que el bebé nazca antes de tiempo, puede haber numerosas complicaciones: órganos que no están maduros, hemorragia cerebral e incluso la muerte. Los riesgos para la madre incluyen infección, pérdida de sangre, la diabetes gestacional y el aumento de peso debido al reposo prolongado en cama.

Descarga la Guia del Paciente: Espina Bífida

Captura-de-pantalla-2016-01-14-a-las-14.18.52Sin embargo, el seguimiento de los niños que se sometieron a cirugía prenatal todavía no es a largo plazo, la cirugía fetal requiere un alto nivel de capacitación y habilidad para el cirujano y el centro médico donde se produce la cirugía.

En el estudio sobre el impacto de la cirugía fetal, cierta condición impedía la participación (por ejemplo, anomalías uterinas, obesidad materna, la entrega previa de un bebé prematuro y de fetos con otras malformaciones).

No se sabe si los resultados de la cirugía en el útero serían tan óptimos en estas situaciones.

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *