Pies equino varos por traumatismo cráneo encefálico, un largo camino para volver a caminar sin problemas

Si, este es el largo, larguísimo camino que muchos pacientes y sus familias tienen que recorrer para llegar a tener una vida independiente y digna, para aquellas personas que tiene la mala suerte de sufrir estas lesiones. Este camino empieza el día del accidente, muchos de ellos de tráfico, con la incertidumbre de si salvará o no la vida. Pero sigue en muchos casos por las semanas que pasan en coma en la UVI, los largos procesos de rehabilitación y en muchos casos también por la incomprensión de muchos profesionales, que con pocos conocimientos de los procesos de reconstrucción y rehabilitación  de estas secuelas, condenan de ante mano a muchos de ellos y sus familias a tener un futuro de cuidados y dependencias, de por vida

fdop fdop1Realmente no es así en pleno siglo XXI, son escasos los centros de rehabilitación, que trabajan en coordinación con cirujanos ortopédicos reconstructores, que puedan solucionar con éxito los problemas en sus miembros inferiores como los pies equino varos secundarios a un traumatismo craneo encefálico, para devolverles la calidad de caminar y ser independientes.

Este es el caso que mis seguidores ya conocerán, pero que ahora pasados casi dos años desde que empezamos el tratamiento, se pueden ver el fruto del estudio, esfuerzo y la unión de fuerzas de todos los que intervenimos en estos tratamiento.

Después del accidente, Fernando pasó muchos meses en coma y solo la lucha de su familia hizo que saliera adelante. Aparecieron en la  consulta del IICOP, con él y unos pies equino varos tremendos, con espasticidad, tremor y leve distonía. Le operamos primero del pie derecho y luego del izquierdo, corrigiendo el alineamiento, dando estabilidad al pie, sin perder la movilidad del tobillo y transfiriendo tendones al dorso del pie para que estos volvieran a funcionar.

fdo1-post fdo2-postAhora sus pies son diferentes a como estaban hace casi dos años, usa zapatos normales y no las botas de snowborad que llevaba porque no encontraba calzado adecuado a sus deformados pies. El testimonio de su madre creo que es suficientemente elocuente y emocionante para confirmar lo que os escribo. Como veis se pueden reconstruir estos pies equino varos por secuela de un traumatismo cráneo encefálico.


Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *