El paciente de Mendoza, Argentina, ya tiene curada la osteomielitis de calcáneo con un injerto de peroné vascularizado

Desde Mendoza, la tierra productora de excelentes vinos en Argentina, vino nuestro paciente con un grave problema en  su pie derecho. Como consecuencia de una caída hace casi 3 años, tuvo una fractura abierta del calcáneo, que acabó en una infección u osteomielitis crónica. Todos los intentos por curar esta lesión en su país fueron infructuosos, durante este tiempo sufrió, por no poder caminar bien. Pero sobre todo porque tenia tres fistulas que no paraban de expulsar pus. La solución a su problema, fue venir al IICOP, donde le hemos tratado la osteomielitis de calcáneo con un injerto de peroné vascularizado. Para aportar un excelente volumen de sangre que ha curado la infección producida por dos bacterias: Staphylococus Haemolyticus y Klebsiella Pneumonie.

Yo sé que estos tratamientos son altamente especializados y requiere de cirujanos expertos, para poderlos realizar con éxito. Pero por eso nuestra clinica es un centro de referencia mundial, donde acuden pacientes tanto niños como adultos, de muchas partes para recibir tratamientos que no pueden recibir en sus países.
¿Cómo tratamos las osteomielitis crónica de calcáneo?

En los primeros días del pasado mes de Marzo, le operamos para extraer casi todo el hueso infectado. Dejamos solo una parte para la inserción del tendón de Aquiles y la fascia plantar y una pequeña parte de la tuberosidad anterior del hueso. Para rellenar el hueco, pusimos un bloque de cemento con antibióticos. Yo sé que las tres semanas siguientes fueron duras para él, ya que venia dos veces al día al hospital para ponerle antibióticos por via intravenosa.

Pasado este tiempo volvió a Mendoza, para seguir con el tratamiento por via oral. Las cifras de sus análisis se fueron normalizando y el 26 de Mayo pasado, con la inestimable ayuda del Dr. Lovic, que maneja como los angeles los procedimientos microquirúrgicos, le realizamos la operación definitiva, para la osteomielitis de calcáneo con un injerto de peroné vascularizado. Se extrajo el 25 centímetros del peroné de la pierna sana, junto con la arteria y vena y además una isla de piel para cubrir una de las úlceras.

Se puede volver a caminar después de tratar la osteomielitis de calcáneo con un injerto de peroné vascularizado¡Tuitéalo!

Así con un fragmento de peroné de 7 cm, con su arteria y vena, se colocó en el hueco dejado por el hueso infectado. La nueva piel  en la parte interna y se suturó la arteria y vena a la arteria y vena tibial posterior. El resto de hueso sobrante se empleó como injerto.

En esta semana el paciente ha vuelto a su tierra argentina, para terminar su convalecencia. Cuando hayan pasado tres meses de esta última operación, si todo está correcto, empezará a caminar apoyando el pie operado, ya con una sonrisa en la cara por haber salido de esta pesadilla. Por haber curado su osteomielitis de calcáneo con un injerto de peroné vascularizado.

Nosotros contentos por aplicar tratamientos innovadores, que no se aplican en muchos países y que hace que muchas personas encuentren en el IICOP la solución deseada. Con humildad comprendemos que todavía hay mucho espacio para evolucionar en cirugía ortopédica y mejorar aún más nuestros tratamientos de reconstrucción.

Nunca es tarde, para tantos pacientes con una infección en el calcáneo, solucionar su problema con este innovador tratamiento, evitando una amputación,

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *