Prótesis de tobillo, en una paciente con artrosis y amputación de la pierna contraria. ¿Es posible?

Y la respuesta es SI, con mayúsculas, lo hemos hecho en este caso de prótesis de tobillo, en una paciente con artrosis y amputación de la pierna contraria. Aquí podéis ver el testimonio de esta mujer que sufrió hace años una grave accidente de tráfico. La consecuencia fue la amputación de la pierna derecha y una lesión diferida en el tiempo, como la artrosis en el tobillo izquierdo. Si ella tenía dificultad para caminar con la prótesis de la pierna derecha. Su marcha se veía aún más difícil al tener el tobillo izquierdo con dolor, por la artrosis.

Pero el reto era importante, ya que era la primera vez que nos enfrentábamos a esta situación y sobre todo darle una solución satisfactoria. Podríamos haber optado por una fijación del tobillo, pero lo que me siguen saben muy bien, la filosofía que nosotros tenemos en el IICOP. Está claro que las prótesis de tobillo Inbone 2, no son el “Bálsamo de Fierabrás”, que como escribía Miguel de Cervantes, en el capítulo XVII del libro El Ingenioso Hidalgo D. Quijote de la Mancha, ponía en boca de este, que curaba todas las enfermedades. Una prótesis de tobillo Inbone 2, bien puesta está muy por encima de otros modelos de prótesis, cura a muchos pacientes. Pero son las características físicas de estos y la respuesta de su organismo al implante, la que garantiza el éxito o el fracaso de esta operación.

En algunos pacientes se produce una intensa reacción inflamatoria, después de la cirugía. Estos pacientes tienen una predisposición genética a desarrollar rigidez, pueden desencadenar una serie de eventos preprogramados (ADN) que conduce a que sus tendones y ligamentos se vuelvan más gruesos y menos flexibles. Algunos pacientes se vuelven muy rígidos después de la cirugía, y otros tienen una más leve rigidez, que se resuelve a las pocas semanas. Curiosamente, en la mayoría de los pacientes no se desarrolla rigidez después de la cirugía de prótesis de tobillo. Lamentablemente, es casi imposible predecir quién se volverá más rígido después de la cirugía. El grado de artrosis, no tiene correlación con si va a desarrollar o no rigidez.

La rigidez postraumatica del tobillo se soluciona en muchos casos, con la prótesis

Cuando esto ocurre, nosotros podemos sustituir la prótesis y colocar otra nueva o bien cambiarla por una Invision. Esta situación que se presenta en muy pocas ocasiones, afortunadamente, no acaba con las posibilidades de éxito de una prótesis de tobillo. Aún menos terminar en la fijación o artrodesis.Por eso hace algo más de un año, operamos a esta paciente, colocándola una prótesis Inbone 2. Después de su periodo de recuperación y ejercicios, camina sin dolor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por eso hace algo más de un año, operamos a esta paciente, colocándola una prótesis Inbone 2. Después de su periodo de recuperación y ejercicios, camina sin dolor. Usando su pierna amputada por el muslo con una prótesis completa y a al vez caminando sin dolor porque la lesión del tobillo está solucionada.

Cambio de una prótesis de tobillo cuando esta se queda anticuada

Nosotros estamos contentos con la nueva situación de esta paciente y sobre todo que pueda conseguir restablecer su vida, lo más parecida a como era antes del accidente. Por eso creo que hemos abierto una nueva puerta e innovado en la Cirugía Ortopédica, al haber colocado una prótesis de tobillo, en una paciente con artrosis y amputación de la pierna contraria.

Su semblante refleja su felicidad y sobre todo el tratamiento le permite ver su vida con más optimismo y superar los malos momentos vividos tras el accidente. Ahora ella camina con su prótesis de la pierna derecha y con su pierna izquierda en el que hemos colocado una Inbone 2.

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *