Inestabilidad crónica de tobillo con deformidad en cavo varo: como salvamos estos tobillos

Cuando viene algún paciente con inestabilidad crónica de tobillo con deformidad en cavo varo de los pies. Nuestro objetivo siempre es salvar esos tobillos y hacer que estos vuelvan a funcionar. Después de muchos años de experiencia y ver muchos pacientes con este problema, me resulta conocida la historia que relatan de torceduras repetidas de los tobillos, desde jóvenes generalmente jugando al futbol. Pasados pocos minutos de conversación, conozco toda la evolución que han seguido, los diagnósticos que le han dado e incluso como se les han recomendado fijar los tobillos. Cuando muchos de estos pacientes tanto de España como internacionales, no quieren oír hablar de quedarse toda la vida con una artrodesis de tobillo

Al empezar a tirar del hilo de la historia clínica, generalmente al preguntarles por sus antecedentes, suelen  referir que en su familia había problemas de los pies producidos por el acortamiento del gemelo. Estos son hallux valgus, dedos en garra o pies planos. Y aquí está la causa original del problema, ya que todas estas lesiones están producidas por el acortamiento del músculo gemelo.

          El acortamiento del gemelo, es el causante de muchas lesiones en los pies

Un gemelo corto produce un equinismo funcional, que conduce a torceduras repetidas de los tobillos. Si estas no se reparan los ligamentos dejan de sujetar al astrágalo dentro de la pinza que forma la tibia y el peroné. Luego ya es cuestión de tiempo y de peso corporal, que conduce al desplazamiento anterior del astrágalo y la inclinación de este dentro de esa pinza. Apareciendo la deformidad en cavo varo de los pies.

Por eso en el caso de estos pacientes, tenemos que empezar quitando las causas iniciales del problema. Alargando el gemelo, cortando la tibia para corregir el varo, limpiando de calcificaciones el tobillo. Para después reconstruir los ligamentos externos del tobillo de una forma anatómica. En casos más graves tenemos que desviar el calcáneo hacia fuera, transferir tendones a la parte externa del pie o incluso abrir articulaciones de la parte medial de este.

             La reconstrucción de los ligamentos es la llave de la estabilidad del tobillo

Con todo esto conseguimos alinear correctamente el pie y aunque parezca mentira, los astrágalos con leve perdida de cartílago articular, vuelven a funcionar bien y el dolor desaparece. Por eso el alineamiento y la estabilidad son las llaves para que vuelvan a funcionar. Sin tener que acabar en una fijación de la articulación.

En este testimomio, se afirma claramente por parte de este paciente con inestabilidad crónica de tobillo con deformidad en cavo varo. Como ha vuelto a caminar sin dolor e incluso ha hecho 178 km del camino de Santiago, en cinco días.

Cada paciente requiere un tratamiento individualizado, para conseguir el éxito de este. Evitando que se produzca una artrosis irreversible.

 

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *