Reposición de uñas perdidas

La pérdida de las uñas de los dedos gordos, supone una importante alteración de la estética de los pies, así como la producción de una deformidad del dedo. La pérdida de las uñas se produce por traumatismos, enfermedad de la matriz y como secuela de cirugías de las uñas. Al perderse la presión que ejerce el calzado hace que el dedo adquiera una forma de porra, con invasión del pulpejo en la zona del lecho de la uña.

Nuestros cirujanos han diseñado tratamientos para solucionar este problema, adecuando el lecho de la uña y la matriz estéril perdida para que se pueda colocar una uña de porcelana. Los resultados estéticos y funcionales son muy satisfactorios y los pacientes vuelven a usar zapatos abiertos o ir a la playa sin avergonzarse.

Be Sociable, Share!