Apr 06

¿Qué es la espina bífida mielomeningocele?

La espina bífida se refiere a un desarrollo incompleto de la médula espinal, las meninges (la cubierta protectora que rodea el cerebro y la médula espinal) y/o vértebras con fusión incompleta de estas estructuras tales como las que no cierran completamente sobre la cara posterior de la columna lumbar.

Esta malformación congénita deja al bebé expuesto a lesiones e infecciones que pueden tener graves secuelas neurológicas que afecten a su calidad de vida.

Esta malformación congénita tiene dos formas posibles de presentación: oculta y abierta.

Descarga la Guia del Paciente: Espina Bífida

awesome_baby_is_smiling

En la Espina bífida abierta, el tejido nervioso queda totalmente expuesto por un defecto de la columna vertebral que afecta al hueso, a los músculos y a la piel. En función de la presencia o no de lesión en las meninges se habla de meningocele, cuando a partir del defecto vertebral se hernian las membranas junto con el líquido cefalorraquídeo; o de mielomeningocele, cuando, además de las meninges y el líquido, sale al exterior el tejido nervioso. Esta última variedad es la forma más grave y más frecuente de la enfermedad.

Mielomeningocele: Es la forma más severa de espina bífida. Consiste en una protuberancia de los nervios internos del cordón espinal a través de una apertura en la columna vertebral y sin una capa protectora de la piel. El líquido intrarraquídeo puede gotearse hacia el exterior y ocasionar un grave problema de infección. Esta condición suele ocurrir en la parte inferior de la espina dorsal ocasionando problemas de control de la vejiga e intestinos del bebé. La lesión espinal puede afectar al tejido nervioso, meninges y hueso; el saco meningeo contiene una médula espinal malformada.

Los niños con estos problemas pueden presentar serios trastornos neurológicos que comprometan su vida, o alteraciones en la sensibilidad o en la fuerza un poco menos graves.

Mar 30

Espina Bifida: Testimonio de un paciente

Paciente operada de pie cavo varo por espina bifida a nivel L5-S1, se puede ver como vuelve a caminar después de ser operada e incluso correr.
 

Mar 16

Espina Bifida ¿Se necesitan aparatos ortopédicos?

En la mayoría de los casos una vez alineados las caderas, piernas y pies, el paciente no precisa el uso de dispositivos ortopédicos.

Pero en un grupo reducido de si precisan el uso de Dafos, para proteger los pies de los impactos que se producen al caminar, lo que unido a la falta de sensibilidad puede provocar la aparición de un pie de Charcot.

Algunas personas con espina bífida necesitan equipos de adaptación, tales como aparatos ortopédicos, muletas o sillas de ruedas. La ubicación de la malformación de la columna vertebral a menudo indica el tipo de dispositivos necesarios.

Descarga la Guia del Paciente: Espina Bífida

orthopedics

Los niños con un alto de defectos en la columna vertebral y más parálisis a menudo requieren de una silla de ruedas, mientras que aquellos con un defecto menor en la columna vertebral puede ser capaz de usar muletas o andadores.

Cuando el niño tenga edad suficiente para caminar, se pueden requerir aparatos ortopédicos. Además de ayudar al niño a caminar, previenen el daño articular.

Un corsé también puede ayudar si el niño tiene una desviación de la columna vertebral – tales como escoliosis (una curvatura lateral o lateral de la columna vertebral) o cifosis (curvatura hacia adelante de la columna que causa una joroba) o ambas.

Sin embargo, la curvatura puede empeorar a medida que el niño crece. La curvatura severa debe corregirse quirúrgicamente.

El equipo de atención

Todos los niños con espina bífida severa necesitarán atención extensa e intrincada. Esto requiere la participación de un equipo especializado de profesionales.

Descarga la Guia del Paciente: Espina Bífida

En este equipo de atención se incluyen los pediatras, neurocirujanos, cirujanos ortopédicos, neurólogos, endocrinólogos, urólogos, especialistas en medicina física, fisioterapeutas, especialistas en aparatos ortopédicos, terapeutas ocupacionales, psicólogos, enfermeras, dietistas y trabajadores sociales – entre otros.

Lo ideal sería que el niño con espina bífida reciba atención en un entorno multidisciplinar espina bífida especializada donde todos los especialistas necesarios y los servicios pueden ser entregados de manera coordinada.

Estos especialistas colaboran con su médico de atención primaria. Para los profesionales en el sistema educativo será importante desarrollar un plan de salud en la escuela, asegurándose de soportes físicos apropiados en el ámbito escolar como la movilidad, el acceso a las aulas, y educación física adaptada, proporcionando apoyos educativos especializados cuando sea necesario, y un plan para la transición a la edad adulta.

Mar 09

¿Qué tipos de espina bifida existen?

La espina bífida se refiere a un desarrollo incompleto de la médula espinal, las meninges (la cubierta protectora que rodea el cerebro y la médula espinal) y/o vértebras con fusión incompleta de estas estructuras tales como las que no cierran completamente sobre la cara posterior de la columna lumbar. Esta malformación congénita tiene dos formas posibles de presentación:

Espina bífida oculta

Es la variante más leve de las dos. Consiste en una falta de fusión de los elementos vertebrales de la columna, pero sin dejar expuesto el tejido nervioso de manera total. Esto se debe a que la piel y las membranas meníngeas se encuentran ilesas y cubren el defecto sin que apenas se altere el sistema nervioso.

Descarga la Guia del Paciente: Espina Bífida

bifida3Los niños con espina bífida oculta pueden permanecer sin diagnosticar durante muchos años debido a la poca importancia clínica de su problema congénito. En ocasiones, la única manifestación que presentan son algunas alteraciones en la piel a nivel de la lesión, como por ejemplo angiomas, mechones de pelo… Otras veces este tipo de espina bífida se manifiesta con leves síntomas neurológicos que pueden hacer sospechar el problema; sin embargo, por lo general son lesiones que no suelen conllevar secuelas.

Espina bífida abierta

En esta malformación, el tejido nervioso queda totalmente expuesto por un defecto de la columna vertebral que afecta al hueso, a los músculos y a la piel. En función de la presencia o no de lesión en las meninges se habla de meningocele, cuando a partir del defecto vertebral se hernian las membranas junto con el líquido cefalorraquídeo; o de mielomeningocele, cuando, además de las meninges y el líquido, sale al exterior el tejido nervioso. Esta última variedad es la forma más grave y más frecuente de la enfermedad.

– Meningocele: Es una condición muy severa de espina bífida en la cual las meninges que son la cubierta protectora del cordón espinal escapan al exterior por una apertura en la columna vertebral. La bolsa que contiene esta parte expuesta al exterior se conoce como meningocele.

Descarga la Guia del Paciente: Espina Bífida

La bolsa que puede ser tan pequeña como una tuerca o tan grande como una toronja puede corregirse mediante cirugía sin que se le ocasione un daño significativo a los nervios que componen el cordón espinal. Esta bolsa subcutánea contiene principalmente meninges y fluido, también pueden contener raíces nerviosas.

– Mielomeningocele: Es la forma más severa de espina bífida. Consiste en una protuberancia de los nervios internos del cordón espinal a través de una apertura en la columna vertebral y sin una capa protectora de la piel. El líquido intrarraquídeo puede gotearse hacia el exterior y ocasionar un grave problema de infección. Esta condición suele ocurrir en la parte inferior de la espina dorsal ocasionando problemas de control de la vejiga e intestinos del bebé. La lesión espinal puede afectar al tejido nervioso, meninges y hueso; el saco meningeo contiene una médula espinal malformada.
Los niños con estos problemas pueden presentar serios trastornos neurológicos que comprometan su vida, o alteraciones en la sensibilidad o en la fuerza un poco menos graves.

Mar 02

Espina Bifida: Testimonio de un paciente

Testimonio de Marta, una paciente con pie equino varo por espína bífida, con varias cirugías previas fallidas. La paciente muestra los resultados después de haberle realizado una reconstrucción del pie izquierdo, con excelntes resultados.

Feb 24

Tratamiento Prenatal de Espina Bifida

Recientemente, los médicos han comenzado a realizar la cirugía fetal para tratar el mielomeningocele. La cirugía fetal, que tiene lugar antes del nacimiento, se lleva a cabo en el útero (dentro del útero).
Este tipo de cirugía consiste en abrir el abdomen y el útero de la madre y realizar una costura para cerrar la abertura sobre la médula espinal del bebé en desarrollo. Algunos médicos consideran que lo más temprano se corrige el defecto, mejor será para el bebé.

Cuanto más tiempo está expuesta la médula espinal a sustancias fuera del cuerpo del feto – incluso aquellos dentro del útero – mayor es la posibilidad de daños en el cable y los nervios. La esperanza es que mediante la reparación del defecto entre las semanas 19 y 25 del embarazo, el daño a los nervios espinales no protegidos podrán ser evitados y la probabilidad de parálisis y otros problemas puede reducirse.

Descarga la Guia del Paciente: Espina Bífida

iStock_000024920570_LargeAunque el procedimiento no puede traer de vuelta la función nerviosa perdida, puede prevenir la pérdida adicional del suceso. Sin embargo, la cirugía se considera experimental y existen riesgos para el feto como para la madre.

Otro de los beneficios que los médicos han descubierto es que el procedimiento afecta positivamente a la forma en que el cerebro se desarrolla en el útero. Ciertas complicaciones – como la malformación de Chiari II con hidrocefalia asociada – en realidad se corrigen cuando se realiza la cirugía.

Esto puede reducir, y, a veces, eliminar la necesidad de la cirugía después del nacimiento para implantar una derivación para drenar el exceso de líquido del cerebro.

Uno de los problemas es que la cirugía prenatal aumenta el riesgo de parto prematuro, lo que plantea su propia variedad de riesgos para el bebé. Si la cirugía hace que el bebé nazca antes de tiempo, puede haber numerosas complicaciones: órganos que no están maduros, hemorragia cerebral e incluso la muerte. Los riesgos para la madre incluyen infección, pérdida de sangre, la diabetes gestacional y el aumento de peso debido al reposo prolongado en cama.

Descarga la Guia del Paciente: Espina Bífida

Captura-de-pantalla-2016-01-14-a-las-14.18.52Sin embargo, el seguimiento de los niños que se sometieron a cirugía prenatal todavía no es a largo plazo, la cirugía fetal requiere un alto nivel de capacitación y habilidad para el cirujano y el centro médico donde se produce la cirugía.

En el estudio sobre el impacto de la cirugía fetal, cierta condición impedía la participación (por ejemplo, anomalías uterinas, obesidad materna, la entrega previa de un bebé prematuro y de fetos con otras malformaciones).

No se sabe si los resultados de la cirugía en el útero serían tan óptimos en estas situaciones.

Feb 17

¿Cómo afecta la espina bífida en adultos?

La espina bífida se refiere a un desarrollo incompleto de la médula espinal, las meninges (la cubierta protectora que rodea el cerebro y la médula espinal) y/o vértebras con fusión incompleta de estas estructuras tales como las que no cierran completamente sobre la cara posterior de la columna lumbar.

La médula espinal no se desarrolla con normalidad, teniendo como consecuencia diferentes grados de lesión en la médula espinal y el sistema nervioso. Este daño es irreversible y permanente.

Este defecto de nacimiento provoca varios grados de parálisis y pérdida de sensibilidad en las extremidades inferiores, así como diversas complicaciones en las funciones intestinales y urinarias.

Hay varios tipos de padecimiento, desde la inofensiva espina bífida oculta que puede nunca ser detectada, hasta formas incapacitantes que ponen en peligro la vida.

Descarga la Guia del Paciente: Espina Bífida

mkd-65995

Cuanto más alta sea la lesión en la columna, mayor será el número de músculos paralizados. Afectando a la capacidad de caminar y legando a producir problemas como la luxación de las caderas, la desviación de las rodillas hacia fuera o genu valgo y pies equinos. En niveles más bajos como L4, L5 o S1, la afectación predominante es en los pies, como los equino varos, los pies calcáneos por parálisis de los músculos gemelo y soleo o los pies planos valgos.

El tratamiento quirúrgico de las luxaciones de cadera, puede ir desde realizar osteomías pélvicas y del fémur proximal para mejorar la cobertura de la cabeza del fémur. Hasta no hacer nada, dejando las caderas luxadas, en los pacientes con niveles altos de afectación vertebral.

A nivel de las rodillas, pueden requerir cirugías para alinearlas, mediante osteomías del fémur distal o de la tibia proximal.

Esta falta de sensibilidad puede provocar la aparición de pies neuropáticos o pies de Charcot, caracterizados por las fracturas de los huesos de los pies, sin que el paciente perciba dolor.
Produciendo en muchos casos la aparición de úlceras en los pies, con la posibilidad de infecciones.

En la mayoría de los casos una vez alineados las caderas, piernas y pies, el paciente no precisa el uso de dispositivos ortopédicos.

Descarga la Guia del Paciente: Espina Bífida

Pero en un grupo reducido de si precisan el uso de Dafos, para proteger los pies de los impactos que se producen al caminar, lo que unido a la falta de sensibilidad puede provocar la aparición de un pie de Charcot.

Todos los niños con espina bífida severa necesitarán atención extensa e intrincada. Esto requiere la participación de un equipo especializado de profesionales.

En este equipo de atención se incluyen los pediatras, neurocirujanos, cirujanos ortopédicos, neurólogos, endocrinólogos, urólogos, especialistas en medicina física, fisioterapeutas, especialistas en aparatos ortopédicos, terapeutas ocupacionales, psicólogos, enfermeras, dietistas y trabajadores sociales – entre otros.

Feb 10

Tratamiento y Cirugia de Espina Bifida

No hay un tratamiento curativo específico para la espina bífida.

El primer paso en un niño con espina bífida es la corrección quirúrgica de la lesión. La meta no es restaurar el déficit neurológico, pues es imposible, sino prevenir cualquier otro trauma que pueda sufrir la médula expuesta. Si el niño padece también de hidrocefalia, ésta hay que corregirla inmediatamente.

La meta fundamental del tratamiento es la prevención de infecciones y preservar la médula y los nervios de agresiones externas. Las medidas que adoptará su médico estarán basadas en:

– Edad gestacional de su bebé, grado de salud general e historial médico.
– Grado y tipo de espina bífida.
– Tolerancia del bebé ante medicaciones específicas, procedimientos o terapias.
– Su opinión.

En muchas ocasiones se practica cesárea para disminuir el riesgo de daño al bebé.
Los bebés nacidos con un meningocele o un mielomeningocele requieren generalmente cuidados en la Unidad de cuidados intensivos neonatal para su evaluación y el tratamiento quirúrgico necesario. La cirugía puede suponer una ayuda pero no puede restaurar la función o la sensibilidad.

Descarga la Guia del Paciente: Espina Bífida

intro_San_Telmo_cirugia_general_aparato_digestivoLa cirugía puede ser necesaria para:

– Reparar y cerrar la lesión.
– Tratamiento de la hidrocefalia.
– Problemas ortopédicos: luxación de una o dos caderas, deformidades del tobillo y pie como pies equino varos, pies calcaneo o pies plano valgos , contracciones musculares. Los niños afectados de espina bífida suelen ser más susceptibles a padecer fracturas óseas, pues tienen los huesos más débiles.

Después de la cirugía es necesaria la práctica de ciertos cuidados:

– Examen cuidadoso de la piel, especialmente las zonas de contacto como los codos, nalgas, parte posterior de los muslos, talón y áreas del pie. Las recomendaciones incluyen el cambio frecuente de posición.
– Cuidados especiales por la incontinencia urinaria y la función intestinal.
– Vigilancia estrecha sobre la nutrición del bebé.
– Estimular la actividad y la movilidad para un crecimiento y desarrollo apropiados para su edad.

No todos los bebes requerirán tratamiento quirúrgico y los cuidados pueden ser:

– Rehabilitación, colocación de prótesis que ayuden al niño a sentarse, etc.
– Aparatos que previenen deformidades o que sirven de protección.
– Medicación.

Tratamiento y cirugías posteriores de las lesiones de los miembros inferiores

La cirugía para cerrar la espina bífida en el recién nacido puede ser sólo la primera de muchas operaciones que necesitará el niño.

Después de la primera cirugía para lesión de la columna vertebral, el bebé debe tener evaluaciones periódicas para controlar los problemas de desarrollo o complicaciones que pueden requerir procedimientos adicionales. Las lesiones y deformidades en los miembros inferiores dependerán del nivel de afectación en la columna vertebral.

Cuanto más alta sea la lesión en la columna, mayor será el número de músculos paralizados. Afectando a la capacidad de caminar y legando a producir problemas como la luxación de las caderas, la desviación de las rodillas hacia fuera o genu valgo y pies equinos. En niveles más bajos como L4, L5 o S1, la afectación predominante es en los pies, como los equino varos, los pies calcáneos por parálisis de los músculos gemelo y soleo o los pies planos valgos.

Descarga la Guia del Paciente: Espina Bífida

El tratamiento quirúrgico de las luxaciones de cadera, puede ir desde realizar osteomías pélvicas y del fémur proximal para mejorar la cobertura de la cabeza del fémur. Hasta no hacer nada, dejando las caderas luxadas, en los pacientes con niveles altos de afectación vertebral.

A nivel de las rodillas, pueden requerir cirugías para alinearlas, mediante osteomías del fémur distal o de la tibia proximal.

Esta falta de sensibilidad puede provocar la aparición de pies neuropáticos o pies de Charcot, caracterizados por las fracturas de los huesos de los pies, sin que el paciente perciba dolor.
Produciendo en muchos casos la aparición de úlceras en los pies, con la posibilidad de infecciones.

En la mayoría de los casos una vez alineados las caderas, piernas y pies, el paciente no precisa el uso de dispositivos ortopédicos.

Pero en un grupo reducido de si precisan el uso de Dafos, para proteger los pies de los impactos que se producen al caminar, lo que unido a la falta de sensibilidad puede provocar la aparición de un pie de Charcot.

Muchos niños con mielomeningocele desarrollan una complicación llamada adhesión progresiva o síndrome de médula anclada.

Esta es una condición en la cual la médula espinal está unida a la cicatriz de la cirugía anterior para cerrar la abertura en la columna vertebral. Debido a que está unido a algo que no se mueve, la médula espinal no es capaz de crecer en longitud y mantenerse al día con el crecimiento del niño.

Descarga la Guia del Paciente: Espina Bífida

piel-sensibilidadComo consecuencia, se extiende anormalmente. El síndrome de médula anclada puede resultar en una pérdida de la función nerviosa y muscular en las piernas, pies, intestinos y la vejiga y causar daños permanentes. Además de producir deformidades de los pies y las piernas, este síndrome también puede producir incontinencia y parálisis.

Otra cirugía para extraer el tejido de la cicatriz y soltar el extremo de la médula espinal puede permitir que el niño recupere su nivel de funcionamiento previo y evitar un mayor deterioro del nervio.

Los niños con hidrocefalia por lo general necesitan cirugías adicionales en el tiempo para reemplazar la derivación de líquido cefalorraquídeo ventricular, que puede llegar a ser superado o tapado.

El tratamiento de la parálisis general comienza poco después del nacimiento. El objetivo del tratamiento es aumentar la movilidad, la fuerza y la independencia. Trabajar con un fisioterapeuta, los padres pueden aprender cómo ejercitar las piernas del bebé. Deben comenzar estos ejercicios desde el principio – no mucho tiempo después de la cirugía inicial. Además de la terapia física, los niños con espina bífida deben recibir la educación física o el entrenamiento de adaptación en la escuela.

Algunas personas con espina bífida necesitan equipos de adaptación, tales como aparatos ortopédicos, muletas o sillas de ruedas. La ubicación de la malformación de la columna vertebral a menudo indica el tipo de dispositivos necesarios.

Los niños con un alto de defectos en la columna vertebral y más parálisis a menudo requieren de una silla de ruedas, mientras que aquellos con un defecto menor en la columna vertebral puede ser capaz de usar muletas o andadores.

Cuando el niño tenga edad suficiente para caminar, se pueden requerir aparatos ortopédicos. Además de ayudar al niño a caminar, previenen el daño articular.

Un corsé también puede ayudar si el niño tiene una desviación de la columna vertebral – tales como escoliosis (una curvatura lateral o lateral de la columna vertebral) o cifosis (curvatura hacia adelante de la columna que causa una joroba) o ambas.

Sin embargo, la curvatura puede empeorar a medida que el niño crece. La curvatura severa debe corregirse quirúrgicamente.

Feb 03

Espina Bifida: Sintomas

Los niños con espina bífida tienen diferentes grados de afectación que hace varíen los problemas neurológicos o los síntomas.

El nivel de importancia de los problemas que el niño puede experimentar se relaciona directamente con el nivel del defecto de la médula espinal.

Generalmente, cuanto más alto es el nivel del defecto de los nervios del tubo, más importantes son los problemas que el niño puede tener. Además de hidrocefalia, los niños pueden tener dificultades a nivel intestinal y de vejiga, serias dificultades en el movimiento o debilidad en las piernas. La mayoría de los niños tienen índices de inteligencia normales, pero muchos tienen grados leves de problemas de aprendizaje.

Descarga la Guia del Paciente: Espina Bífida

baby-health-wellbeing_1439558269Hay varios tipos de padecimiento, desde la inofensiva espina bífida oculta que puede nunca ser detectada, hasta formas incapacitantes que ponen en peligro la vida.

Espina bífida oculta

Parte de la vértebra no se encuentra completamente unida. Sin embargo, la médula espinal y sus cubiertas se encuentran intactas. Muchas personas pasan toda su vida sin siquiera saber que la padecen.

Mucha gente tiene esta condición. Un examen sugirió que la proporción podría ser de una de cada 10 de la población. La mayoría de ellos no tendrá ningún síntoma o problema.

Las mujeres con espina bífida oculta deben solicitar de su doctor una dosificación más elevada de ácido fólico cuando planifiquen un embarazo, para reducir el riesgo que pueda tener su bebé de resultar afectado.

Lipomeningocele

Es un tumor de grasa cubierto de piel ubicado en la médula lumbo-sacra. Debido a la relación con el tejido nervioso, los niños con esta afectación a menudo tienen problemas con el control urinario y la función músculo-esquelética de las extremidades inferiores, presentando pies equino varos.

Hay dos formas:

Meningocele: En esta forma, el saco contiene las meninges y el líquido cerebroespinal. Este líquido baña y protege el cerebro y la médula espinal. Los nervios generalmente no se dañan y pueden funcionar con relativa normalidad, por lo tanto es poco frecuente que se de una incapacidad. Ésta es la forma menos común.

Descarga la Guia del Paciente: Espina Bífida

Mielomeningocele (meningomielocele): Es la forma de presentación más importante y más común de las dos formas de espina bífida.

Aquí el quiste contiene no solamente meninges y el líquido cerebroespinal sino también los nervios y parte de la médula espinal. Se daña o no se desarrolla correctamente la médula espinal.

Como consecuencia, hay siempre cierta parálisis y pérdida de sensación por debajo de la región dañada.

El nivel de incapacidad depende mucho en donde está el daño. Mucha gente con esta forma de la enfermedad tiene problemas intestinales y de la vejiga debido a daño en los nervios que van al intestino o a la vejiga. Normalmente se acompaña de hidrocefalia.

Encefalocele

Encefalocele es un defecto del tubo neural causado por la herniación del cerebro (cerebelo) y meninges (Encefalocele o meningoencefalocele) a través de un defecto en el cráneo. El encefalocele ocurre en 1 por 5000 a 10000 nacidos. El encefalocele ocurre debido a un defecto congénito en el cráneo.

Aunque cada bebé puede experimentar diferentes síntomas, los más comunes son:

  • Aspecto anormal de la parte posterior del bebé,
    variando de un pequeño remiendo con pelo o un hoyuelo o una marca de nacimiento, a un saco (especie de saliente) que se encuentra a lo largo del área de la espina dorsal.
  •  Problemas intestinales y de la vejiga
    (estreñimiento, incontinencia).
  •  Pérdida de sensibilidad por debajo del área de la
    lesión, especialmente en los bebés afectados con un meningocele o un mielomeningocele
  •  Incapacidad de mover las piernas (parálisis). Pies
    equino varos o pies plano valgos

Descarga la Guia del Paciente: Espina Bífida

El bebé puede también tener otros problemas relacionados con espina bífida como:

  •  Hidrocefalia (líquido a presión en el cerebro);
    ocurre en cerca del 80 al 90 por ciento de los casos.
  •  Problemas cardiacos.
  •  Problemas ortopédicos (del hueso).
  •  Nivel de inteligencia por debajo de la normalidad.

Los síntomas de espina bífida varían entre las personas, dependiendo del tipo. A menudo, los individuos con “oculta” no tienen signos externos del trastorno. A menudo los defectos del tubo neural cerrado se reconocen al comienzo de la vida debido al mechón de pelo anormal o un hoyuelo pequeño o marca de nacimiento sobre la piel en el sitio de la malformación espinal.

El meningocele y mielomeningocele generalmente involucran un saco lleno de líquido, visible en la espalda, que sobresale de la columna vertebral. En el meningocele, el saco puede estar cubierto de una capa fina de piel, mientras que en la mayoría de los casos de mielomeningocele, no hay una capa de piel cubriendo el saco y generalmente está expuesta una sección del tejido de la médula espinal.

Jan 27

Espina Bifida ¿Cómo se diagnostica despues de nacer?

En la mayoría de los casos, la espina bífida se diagnostica antes de que nazca el bebé. Sin embargo, algunos casos leves pueden pasar desapercibidos hasta después del nacimiento. Los casos muy leves, en los que no hay síntomas, no se pueden detectar.

Diagnóstico Postparto (después del parto)

Con dos tipos de espina bífida meningocele y mielomeningocele – el diagnóstico después del nacimiento es evidente. Las formas más leves se pueden hacer para diagnosticar una anormalidad de la piel o la estructura de la parte posterior (por ejemplo, una marca de nacimiento vascular cabelludo oscuro o sobre la columna lumbar o de un pozo profundo en la columna vertebral por encima de la linea glútea).
A veces, una forma leve de espina bífida se diagnostica cuando se toma una placa de rayos X de la columna lumbar por otra razón.

Descarga la Guia del Paciente: Espina Bífida

esaote-slider-home-03A veces, los problemas médicos, tales como la dificultad de control los intestinos o la vejiga o el tono anormal en las piernas pueden llevar al diagnóstico de una forma leve de espina bífida.

Si se sospecha la espina bífida, los médicos pueden usar ultrasonido (en la primera infancia), resonancia magnética (MRI) o una tomografía computarizada (CT) para obtener una visión más clara de la columna vertebral y las vértebras.

Si se sospecha de hidrocefalia (exceso líquido en el cerebro), el médico puede solicitar una tomografía computarizada y/o rayos X del cráneo.