Jul 16

Me gustan los besos y abrazos

Como os diria yo que me gustan los besos y abrazos…. Pues tan llanamente, me gustan los besos y los abrazos!!!! y esto lo cuento porque en los últimos días me han ocurrido dos situaciones, que no es que sean nuevas, porque han pasado otras veces con mis pacientes, si no que me han dejado un estupendo recuerdo. La primera la ha protagonizado una chica de Barcelona, llamemos Sara. Ella estaba desesperada ya que tenía una lesión en el tobillo, de larga evolución, en un hospital público de su ciudad, le habían dicho que no necesitaba tratamiento y que se curaría solo, pero la verdad era diferente y es que tenía una lesión osteocondral en el astrágalo, a la que tuvimos que realizar una mosaicoplastia para curarla. Cuando subí a la habitación estuve hablando con ella y con su madre y al final cuando me iba a ir me dice: ¿Te puedo dar un beso? a lo que respondí si por supuesto y nos dimos un tierno beso en la mejilla.

Al cabo de 15 días nos volvimos a ver en el IICOP, para curarla y colocarle una bota Cam-walker, después de charlar un rato con ella y su madre, llegó el  momento de despedirnos y me volvió a pedir un beso, que nos volvimos a dar, pero ella, creo que por el agradecimiento de haberle tratado su tobillo, me volvió a preguntar: ¿Te puedo dar un abrazo?, y nos fundimos en un entrañable y precioso abrazo, a través del cual ella me expresó su agradecimiento. La verdad es que me quedé encantado del abrazo, pero yo observé su cara de felicidad y gratitud.

El segundo caso a sido un chico de Zaragoza, de 20 años, llamemosle Hugo, con una situación muy parecida, una lesión de la articulación de Lisfranc, por un accidente deportivo. Un diagnostico fallido y una cirugía inadecuada hicieron el resto, el chico y su madre estaban desesperados, ya que después de varios meses el dolor al caminar era muy intenso. Hace dos semanas le operamos, realizando una fusión de la columna medial, mediante un diseño innovador para tratar la lesión de la articulación de LIsfranc, ayer tuvimos la cura y la colocación de la bota y ya en la sala de espera del IICOP, me dice Hugo: ¿Te puedo dar un abrazo? y claro ahí nos dimos un abrazo de afecto y agradecimiento.

Yo sé que para estas dos personas, como a otras tantas que me he encontrado en mi vida como médico, ha sido una muestra de afecto y cariño por parte de ellos hacia a mi. Pero para mi también ha sido emocionante porque me encantan los abrazos, trasmiten, cariño, afecto, agradecimiento, sensibilidad, amistad, generosidad. Demuestran que son directos expresando sus sentimientos, cosa que también me gusta mucho, por lo tanto cuando recibo un abrazo o un beso con cariño y afecto, no solo yo doy eso también, sino que yo recibo muchísimo más de lo que yo les doy.

Si habéis oído alguna vez la canción “My immortal” del grupo Evanescence, que me ha pasado un persona con una sensibilidad musical muy especial, en su estribillo dice:

Cuando tu llorabas yo secaba tus lágrimas

Cuando gritabas yo luchaba contra todos tus miedos

Y tomé tu mano a través de todos estos años

pero tu tienes todavía todo de mi

Mirad el video que he colgado, es genial!!

Jun 12

Una semana complicada para resolver casos complicados

Después de la vuelta de Santander, donde pude hablar de nuestra experiencia sobre reconstrucción de pies neurológicos a una sala muy concurrida, tengo que deciros que salí muy contento. La organización fue perfecta y se lo agradecí a todos lo compañeros de Valdecilla. Hubo conferencias muy buenas como la de Lourdes Muniain, sobre rehabilitación de pacientes neurológicos y otra compañera anestesista. Olvidaré a aquellos que ni siquiera saludan o los que de forma farisaica te saludan, pero luego por la espalda dicen a los pacientes “que luchan en los congresos contra gente como yo, para que no hagamos operaciones como las de la braquimetatarsia”. La verdad es que su propia mediocridad les define, son patéticos.

Me queda el recuerdo de las felicitaciones sinceras de muchos de los asistentes o como las de cuatro enfermeras del hospital de Valdecilla, que al final se acercaron a mi y me dijeron “si nos tenemos que operar de los pies, nos operas tú“, que geniales, verdad?

Pero bueno como os contaba esta semana que hemos pasado ha sido muy interesante y dura, la empezamos el lunes reconstruyendo un antepie con una secuela de cirugía percutánea, una más de las tantas y tantas que deja este tipo de tratamientos, seguimos con un paciente  con una lesión osteocondral de astrágalo, al que le hicimos una mosaicoplastia y como me dijo “no he parado hasta que me pudiera operar Ud de mi lesión en astrágalo”. El miércoles seguimos reparando secuelas de uan fractura de pilón tibial, que habíamos tratado mediante una osteotomía de tibia distal, pero que rompió las placas y perdió corrección, después hicimos una descompresión por vía artroscópica de un tobillo que había tenido una fractura con un síndrome compartimental, de los músculos posteriores de la pantorrilla, ganamos mucha movilidad con este simple procedimiento. El jueves, quitamos unos tornillos del pie después nos metimos en faena con una paciente de Cádiz, que tuvo un accidente de tráfico y una fractura de astrágalo, que fue operada el mismo día del accidente, sin hacerla un Tac previo, por lo que la reducción fue hecha de forma incorrecta, dejandose sin reparar la tuberosidad lateral del hueso, esto le había producido una rigidez del tobillo y sobre todo un mal alineamiento en varo y en equino. Le retiré la tuberosidad lateral y le colocamos un distractor para abrir la articulación subastragalina, pero por desgracia llegamos tarde, la falta de reducción de esta parte del hueso había provocado la degeneración del cartílago articular haciendo imposible realizar una osteotomia del astrágalo para alinearlo. Corregimos el mal alineamiento, alargamos el tendón de Aquiles y fusionamos la subastraglina.

El día fuerte fue el viernes, un nuevo paciente de Latinoamerica que ha venido con un pie de Charcot terrible, le colocamos un distractor para reducir el tobillo luxado y poderle operar la semana próxima, ya os contaré. Por último el caso de un paciente pediátrico de Sevilla, operado tres veces en un hospital con nombre de una romería que ahora se celebra en Huelva, sin éxito y que presentaba una severa deformidad en valgo y antecurvatum del tobillo, después de varios intentos de tratamiento en dicho hospital y que terminaron con el paciente con esta deformidad, pero sobre todo con un grave problema psicológico. La estrategia con este paciente fue tan sencilla que un albañil podría haberla hecho y es alinear la tibia y el peroné correctamente. Esto que parece tan sencillo hay colegas que se pierden y lo único que consiguen es empeorar al paciente. Mediante una ostetomía de doble cuña alineamos correctamente la pierna y espero que esto no solo consiga curarle físicamente si no también psicológicamente. En estas radiografías podéis ver el resultado, creo que sencillamente es espectacular.

Mar 14

Una semana con casos complicados y otra paciente más de México

Pues si, la semana pasada ha sido bastante dura en cuanto a las cirugías que hemos realizado, el lunes empezamos con una paciente neurológica que presentaba una parálisis del tibial anterior y del peroneo brevis, con una deformidad en cavo varo por presentar una variante de Charcot -Marie-Tooth, le trasplantamos el tibial posterior con un split, el peroneo longus al brevis y el Extensor hallucis longus, que como motores darán dorsiflexión al pie. El siguiente caso fue una cirugía para acortar los tres metatarsianos centrales de un pie, que eran muy largos, nodostros no empleamos la operación de Weil tan extendida en nuestro país , por su imprecisión a la hora de saber lo que se acorta, hacemos ostetomías de los metatarsianos centrales sabiendo con exactitud de relojero lo que quitamos en milímetros, un trabajo de precisión  y además los fijamos con placas y tornillos que sujetan perfectamente los metatarsianos. El miércoles, nueva paciente neurológica postraumatica a la que hubo que quitar previamente unas placas de osteosíntesis y posteriormente trasplantamos también tres tendones siguiendo el modelo alemán, no me cabe la menor duda de que Pepi volverá a tener un pie funcionan y le servirá para caminar. Seguimos con un pie plano con su alargamiento de gemelo, triple medial, Lapidus y trasplante del Flexor digitorum communis al tibial posterior.

El jueves operamos a Claudia una combativa paciente que ha venido desde Puebla, México, buscando una solución a la secuela de una luxación de tobillo que sufrió hace unos meses y que ha deteriorado su articulación de forma importante. Como en tantos sitios, incluido nuestro país, la única opción que se le daba era fijarle el tobillo, o sea esa operación que muchos recomienda y que tan malos resultados a corto plazo produce en muchos pacientes. Después de revisar el interior de la articulación, solo le quedaba un 15 % de cartílago en el astrágalo, el resto había desaparecido además en el pilón, el cartílago articular no estaba para “tirar cohetes”. Por eso mismo optamos por no hacer un trasplante masivo de cartílago (mosaicoplastia) al astrágalo y al pilón, y la colocamos una prótesis de tobillo Mobility. Con esto Claudia podrá volver a su país dentro de veinte días sin tener dolor en su nueva articulación.

Terminamos con un Lapidus de un pie previamente operado, que corregimos y sobre todo estabilizamos, devolviendo al pie la posibilidad de distribuir la carga de forma adecuada y que el dolor desaparezca.

La proxima semana más

Oct 16

En la lesión osteocondral no valen los sistemas “quick & easy” debe ser tratada con técnicas que dan buen resultado como la MOSAICOPLASTIA

Escribo este post, después de recibir un mensaje de Marta, una chica de Barcelona de 26 años, con una lesión osteocondral del astrágalo y que después de 5 años, los médicos que le han tratado no han sabido solucionar el problema. Como ella relata  se le hizo una artroscopia y estuvo bien un tiempo, pero al cabo de este tiempo volvió con dolor. Por qué? Pués muy sencillo porque la lesión osteocondral es la perdida de cartílago articular en el astrágalo, como consecuencia de un traumatismo en la mayor parte de los casos. Pero con una artroscopia lo que se hace es performar la zona de la lesión y esto NUNCA podrá recrear un cartílago sano y con las características mecánicas adecuadas para soportar el peso del cuerpo. Qué por qué se hace?, porque es un tratamiento cómodo y que reúne lo que muchos colegas buscan que es lo que en inglés se denomina “quick and easy” o sea rápido y fácil, que no siempre es el mejor, ya que produce un tejido fibroso que no vale para solucionar el problema, sobre todo en pacientes jóvenes.

Pero de la artroscopia se salta a otro sistema también  “quick and easy”, que es el utilizar sistemas  sintéticos parecidos a la mosaicoplastia, pero usando cilindros de carbonato calcico, sobre los que evidentemente no se produce un nuevo cartílago si no una especie de gelatina que tampoco, tiene las propiedades mecánicas para soportar carga, lo que suele dar un alto porcentaje de fracasos. Esto lo conozco bien ya que he tenido que reoperar a varios pacientes operados con estos sistemas sintéticos y que han estado al borde de hacerles perder una articulación tan importante como el tobillo.

Por eso Marta, te aconsejo que por favor rechaces ese tipo de tratamiento que te ofrecen y opta por hacerte una mosicoplastia con un injerto de cartílago de tu rodilla. Tú eres una persona joven, el cartílago que se extrae de tu rodilla de una zona que no soporta carga, estoy seguro que es de excelente calidad y será el mejor sustituto para tu lesión osteocondral. Tu rodilla funcionará sin problemas después de la extracción y tu tobillo se recuperará por completo para siempre.

Te digo esto con el conocimiento que me da el haber hecho más de 60 trasplantes de cartílago al astrágalo y haber curado a más del 93 % de los pacientes. No elijas el camino erróneo y ponte en manos de médicos experimentados en reconstruir lesiones de tobillo y pie. Te invito a que veas este video del testimonio de un paciente que fue sometido al tratamiento que te ofrecen y que fracasó rotundamente. Ahora después de una mosaicoplastia con trasplante de cartílago de su rodilla, el paciente está completamente curado.  Mira como camina, te sorprenderá.

Un saludo y suerte!!

Aug 08

Trasplante de cartílago en tobillo y pie, una realidad llamada MOSAICOPLASTIA

Nuestro gran caballo de batalla en la mayor parte de las lesiones articulares de tobillo y pie, son el daño o la pérdida del cartílago articular. El preservar este tejido tan especializado es parte importante de nuestro trabajo. Poco a poco vamos avanzando en la sustitución articular, pero evidentemente es mucho mejor preservar las articulaciones que son esenciales para conseguir la mayor funcionalidad posible. Ya sé que muchas veces lo más fácil es fijar la articulación, pero esto en la mayoría de los casos no es lo mejor. Desde hace años estamos realizando el trasplante de cartílago de la rodilla o incluso del mismo pie, para solucionar la osteocondritis disecante del astrágalo, las lesiones osteocondrales que afectan a la 1ª articulación metatarsofalángica o incluso lesiones como la enfermedad de Freiberg que afecta al 2º metatarsiano.
El procedimiento es relativamente sencillo consiste en limpiar la lesión osteocondral del hueso dañado, tomar medidas del tamaño de la lesión y extraer cilindros de cartilago y hueso de la zona donante de la rodilla, para luego disponerlos en la lesión, simulando un mosaico romano, de ahí el nombre de mosaicoplastia.

Los resultados en nuestros pacientes han sido muy satisfactorios, si se realiza una correcta indicación del tratamiento. Volviendo los pacientes a realizar una vida completamente normal y muchos de ellos incluso a practicar deportes sin problemas.

Hay otras técnicas que se emplean para conseguir reparar el cartílago, pero a día de hoy no han tenido tanto éxito como la mosaicoplastia. Por ejemplo el cultivo de condrocitos, es una técnica que puede ser muy útil en la rodilla, pero para el tobillo debido a que tiene un trabajo de reacción del doble que la rodilla, su utilidad y porcentaje de éxito es bastante menor, además de un coste económico excesivo y necesitar dos intervenciones quirúrgicas. El trasplante de cadáver fresco de parte del hueso lesionado, da problemas por la compatibilidad de los tejidos, ya que estos son reconocidos como extraños, conduciendo a una artrosis. Otros sistemas marginales como la implantación de material sintético son de escaso valor por los malos resultados obtenidos.

En fin, si alguna persona tiene lesiones osteocondrales en el astrágalo u otra parte del pie, definitivamente yo les recomiendo el trasplante de cartílago mediante la mosaicoplastia, en cerca de 70 pacientes operados los resultados han sido excelentes. Podéis ver en estas imágenes como logramos reparar el cartílago dañado.

Hasta el próximo post.