Jun 13

El segundo pie operado de la paciente con un pie de Charcot diabético y Artritis reumatoide, otra querida paciente catalana

El dicho popular afirma que “la experiencia es la madre de la ciencia”, pues esto que puede resultar hasta vulgar, es lo que nos ha servido para afrontar la reconstrucción del segundo pie de esta paciente, que operamos hace unos meses y que padece artritis reumatoide y un pie de Charcot diabetico. Ciertamente la evolución postoperatoria de ella ha sido dificultosa, como un gran numero de personas con artritis reumatoide, que reciben tratamientos específicos para esta enfermedad, hace que tengan una piel muy fina y que esta dé problemas de cierre.

Efectivamente los tuvimos, pero con nuestro espíritu de lucha y superación, logramos cerrar las heridas solamente desbridandolas y realizando una cura de húmedo a seco. El segundo problema que nos surgió fue que el cuboides se hundió levemente, produciendo una molesta prominencia en la planta del pie.

Pues con este bagaje, emprendimos la reconstrucción de este difícil pie. El jueves pasado retiramos la parte plantar del cuboides prominente del pie operado previamente. El planteamiento del pie no operado fue diferente, ya que estaba también en una situación lamentable, con unas cirugías mal hechas en el primer metatarsiano.

Modificamos las incisiones y colocamos un distractor en la parte externa del pie, lo que nos permitió quitar el cuboides completamente y poder reducir el pie alineandolo adecuadamente.  Después implantamos un bolt, en la columna medial del pie, que como ya sabéis algunos de mis lectores es un tornillo compacto que se coloca en el pie para estabilizarlo. Esto es parecido a las técnicas de pilotaje que utilizan los ingenieros de caminos, cuando tienen que estabilizar un talud y que nosotros llevamos realizando con éxito durante años. Después equilibramos el funcionamiento muscular y modificamos las suturas y los drenajes. Tengo la convicción que después de todas estas medidas, no tendremos ningún problema en el postoperatorio.

Creo que somos pioneros en el tratamiento de estos pies tan complejos tanto en nuestro país, como en Europa y os digo esto por una noticia que os daré dentro de unas semanas. Yo fiel a las enseñanzas de mi querido maestro Ted Hansen, he seguido las pautas que el diseñó para tratar los pies de Charcot, que él muchas veces me indicó y que yo reproduzco en inglés y su traducción:

“Go Long”  (Coloca lo más largo)
” Go Strong”   (lo más fuerte)
or    “Go hell Home”  ( o vete a casa y abandona)

Y como dice mi querida M……….. “I TANT”

Feb 06

Pie de Charcot diabético, los buenos resultados siguen llegando

Hola! queridos lectores del blog, si os acordáis el tres de octubre del año pasado, colgaba un post que se llamaba: Me voy a Manacor….. a operar un pie de Charcot, ahí os contaba el caso de un paciente que se llama Antonio, que venía de Sevilla, con un pie de Charcot, con una úlcera de larga evolución y que en su ciudad nadie le había podido resolver el problema. Bueno pues después de 4 meses de periodo de recuperación el paciente ha comenzado a caminar, con su “nuevo pie”. Aunque todavía tiene el pie algo hinchado y tiene que recuperar la forma física, perdida por el tiempo que estuvo en la cama antes de venir a nosotros y la posterior inmovilización después de la cirugía, a todos los miembros del equipo de IICOP nos ha llenado de emoción ver que hemos conseguido ver a este paciente de pie por primera vez,ya que siempre lo habíamos visto sentado en una silla de ruedas o tumbado.

Como podéis recordar la reconstrucción la hicimos siguiendo los principios básicos de las estructuras: resistencia, rigidez, estabilidad, estos principios se enseñan en todas las carreras de ingeniería o en arquitectura. Por lo tanto teniendo en cuenta que el pie es una estructura biológica, lo que hicimos fue conseguir estas características. Lo hicimos creando una estructura triangular con tornillos de titanio, a modo de pilotes, fusionando las articulaciones que se han fragmentado y equilibrando el funcionamiento muscular, conseguimos esta realidad que es ver al paciente caminar sobre los dos pies. El paciente como podréis deducir está muy contento ya que le habían dicho la posibilidad de amputarle la pierna para resolver la úlcera que tenía en la planta del pie. Como se ve  el pie ya no hay ninguna úlcera y está totalmente estable, si lo comparamos con el pie izquierdo que todavía no hemos arreglado.

Esperemos que cada vez haya más pacientes a los que podamos ayudar mediante estas técnicas, no solo en diabéticos, si no en pacientes con artritis reumatoide, pies planos. etc.

MARCHA A LOS 4 MESES DE RECONSTRUIR UN PIE DE CHARCOT from Fernando Noriega on Vimeo.