Jan 13

¿Por qué mi tobillo no se cura después de varias troceduras? Inestabilidad crónica de tobillo en adolescentes

Te duele el tobillo después de varias torceduras. La recuperación no es rapida ni completa como tu querrias. Eres un adolescente o un paciente joven que no puede correr o practicar deportes. Cuando te hacen pruebas como resonancias, te dicen que no se ve nada anormal, pero no te curas. Es que tienes una inestabilidad crónica de tobillo en adolescentes, que no se ha diagnosticado.

Las torceduras de tobillo son muy frecuentes en pacientes jóvenes. Debido a la practica de deportes violentos o actividad física en los colegios. En la mayor parte de los casos una visita al medico se resuelve con el diganostico de esguince. Poniendo una venda durante unos días, pero al retirarla el tobillo sigue con dolor. La mayoria de los esguinces no requieren cirugía.  Pero hay un porcentaje proximo al 20 % que sería necesario uan reparación quirúgica con sutura de los ligamentos. Pero esto casi nadie lo hace y menos en pacientes adolescentes.

¿Cual es la consecuencia de una inestabilidad crónica de tobillo en la adeolescencia?

La consecuencia es el dolor continuo al caminar o correr.  Asi como el desarrollo de una inestabilidad crónica de tobillo en adolescentes. Que les limita sus capacidades físicas y no poder hacer una vida normal. Yo he hablado muchas veces en este blog del efecto del acortamiento del gemelo sobre el funcionamiento del pie. Es un defecto en la evolución del pie humano que afceta a estirpes familiares y que es hereditario. Su consecuencia inmediata es que el pie apoya la mayor parte del peso sobre su parte anterior. Lo que se llama equinismo funcional. Esto da lugar a que el pie este en flexión plantar, lo que facilita que el tobillo se exponga más a torcerse. El movimiento en inversión provoca que los ligamentos peronéo-astragalino anterior y peronéo-calcáneo se rompan. Y la consecuencia, si no se explora,  correctamente es la salida del astrágalo fuera de la pinza que forman tibia y peroné. Y el resto de la historia ya la suponeis.

Durante bastante tiempo muchos traumatólogos han subestimado esta lesión. Por eso es muy importante re-explorar a los pacientes aunque sea jovenes, cuando al cabo de unos días la inflamación ha bajado.Se darían cuenta de lo “suelto” que está el tobillo y que la rotura es más importante de lo que pensaban.

Este es el caso de esta niña de 14 años, que llevaba dos, con dolor e incapacidad para correr. Cuando la exploramos en el IICOP, vimos el tobillo doloroso e inestable y el acortamiento del gemelo.  Pero además una limitación de la rotación interna de cadera, otro factor que hemos descubierto que favorece las torceduras. La hemos operado alargando su gemelo corto y reconstruyendo sus ligamentos de forma anatómica. Para esto hemos utilizado un tendón extraido de su propio cuerpo. Todavia está en el proceso de curación postoperatorio. Pero como podeis ver en los videos su inestabilidad crónica de tobillo en adolescente está ya curada después de la operación.

El futuro de las torceduras de tobillo empieza ahora mediante el seguimiento y la reconstrucción de los ligamentos rotos. Nosotros sabemos que las células que son precisas para la curanción, estan en muy poca cantidad alrededor de las roturas crónicas. Por lo que nunca se repararan solos los ligamentos. No podemos ignorar la biologia y una vez que descubramos la inestabilidad debemos reparar los ligamentos.

Aviso legal

 

Apr 20

¿Por qué nace este blog?

Pues muy sencillo, desde hace años, yo he sentido la necesidad de resolver como médico muchos problemas que me surgían día a día referente a esta parte del cuerpo. A través de un querido amigo, fisioterapeuta, empecé a meterme en este campo. Después de varios viajes a Estados Unidos, contacté con famosos médicos que habían publicado libros sobre estos temas, a mi vuelta puse en practica lo que había aprendido, pero después de hacerlo los resultados eran mediocres. Un día estaba leyendo un número de la revista Clinical Orthopaedics and Related Reseach, había leído varios artículos que contaban cosas que ya conocía, pero llegué a uno que al leerlo no entendía nada, es más me costó esfuerzo comprenderlo. Esto me produjo una sensación de interés por comprenderlo y además por saber quien lo había escrito, ya que era totalmente diferente a todo lo que conocía.

De esta forma llegué con contactar por correo electrónico con el Dr. Sigvard T. Hansen, en Seattle , Estados Unidos. Él me contestó dándome la solución a un caso clínico que le  envié. Al año siguiente le conocí personalmente en un viaje que hice Veil (Colorado). Después he realizado múltiples viajes a Seattle, casi es como si fuera mi segunda casa, donde he podido compartir con mi maestro un montón de pacientes y muchas horas de quirófano.

Curiosamente no solo todas las cosas que he aprendido de él funcionan cuando las he aplicado en nuestros pacientes, si no que el abanico de patologías y pacientes se ha abierto a unos limites extraordinarios. Y como pienso que los conocimientos no te pertenecen es por lo que yo los paso a mis compañeras y demás médicos que sientan un interés real en conocer algo sobre este campo de la medicina.