Cuando los pies equino varos congénitos no se curan con el método Ponseti

Bueno es posible que esto que escribo pueda levantar ampollas entre algunos colegas, que traten pies equino varos congénitos de niños. Es evidente que de manera inicial es preciso tratarlos con las escayolas seriadas corrigiendo de forma progresiva la deformidad, como diseño nuestro compatriota el Dr. Ignacio Ponseti, menorquin de nacimiento. Nosotros tenemos muchos pacientes tratados con éxito mediante este método, después los hemos seguido hasta la adolescencia para evitar las recidivas que pueden aparecer en este tipo de enfermedades. La verdad es que nunca hemos tenido que operar a alguno de nuestros pacientes que cogimos desde recién nacidos. Pero si en casos de niños que nos han venido por recidivas con tres años de edad o mayores, a veces con pies casi sin corregir o con operaciones mal planteadas que no han conseguido corregir la deformidad y que añaden cicatrices a los pies, lo que les quita elasticidad o bien dañan de una forma irreversible el astrágalo aplanandolo con lo que les resta movilidad al tobillo.

DEV CEV¿Por qué es esto? pues muy sencillo, siguen sin conocer realmente cuál es el problema y se apegan a postulados que suenan como un mantra, pero que no conduce a la corrección. Muchos de ellos les han alargado varias veces el tendón de Aquiles, o los tendones del compartimento postero medial como son el tibial posterior y los flexores de los dedos. Evidentemente no se corrigió el problema ya que no todo en los pies son los tendones acortados, sino que es la mala disposición de los huesos que se ha producido durante el periodo embrionario, lo que ocasiona la deformidad en si. Como os he dicho antes el método Ponseti de las escayolas seriadas puede curar a un número importante de niños pero no a todos, ya que en estos casos los huesos suelen estar tan rígidamente dispuestos que no se pueden corregir por manipulación.

EQVA3 copia A1 bequino

 

 

 

 

 

 

 

 

El otro día me visitaron unos padres preocupados porque su hijo de de pocos años tenia un pie todavía deformado a pesar de recibir tratamiento desde los primeros días de su vida. Le habían tratado en un hospital público inicialmente, con las escayolas y luego con botas y una barra de Dennis-Browne, cuando terminó el tratamiento le dieron de alta, aún sin estar completamente curado. Los padres no se conformaron con esta situación y consultaron con una especialista, la cuál les dijo que no se preocuparan que habría que operarle y alargarle algún tendón y transferirle el tibial anterior al centro del pie. Cuando vi las Rx que os muestro me quede sorprendido que una profesional con experiencia no se diera cuenta de que el astrágalo y el calcáneo seguían mal posicionados, por lo que estaba claro que con la cirugía de los tendones nunca se corregiría el problema.

Aquí os muestro las Rx del paciente y otras de un pie normal, donde se puede ver a diferencia. Por eso recordar la responsabilidad de muchos médicos de estar al día en los tratamientos ya que el desconocer que es preciso en este caso concreto separar los cuatro huesos comprometidos como son astrágalo, calcáneo, escafoides y cuboides, colocandolos adecuadamente, puede provocar que la deformidad vuelva a aparecer.Realizar esta cirugía junto con la de los tendones es lo que hará que el pie se corrija definitivamente, y no se vuelva a deformar otra vez.

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *