La paciente con acondroplasia y artrodesis de tobillo, a la que se la hemos quitado y puesto una prótesis de tobillo. Su sueño hecho realidad.

Empiezo a escribir este post sentado en una sala de espera del aeropuerto de Barajas, pendiente de tomar un vuelo que me llevará a Roma, donde el sábado 28 contaré en el congreso internacional que organiza la Associazione Italiana de Charcot-Marie-Tooth, nuestras técnicas innovadoras en el tratamiento de las deformidades de los pies deformados por la parálisis muscular que produce esta enfermedad.

1 2Realmente nosotros en el IICOP practicamos lo que llamamos la retro-innovación que es la combinación de lo mejor de los tratamientos tradicionales junto con lo mejor de los desarrollos innovadores. Con esto conseguimos solucionar muchos problemas que aparentemente parecían no tenerla.

Y esto viene al caso, por la paciente de la que os hablo a continuación, ella es del norte de España y nació con acondroplasia, que para los que no lo sepan es un enanismo. En un hospital de su ciudad se le realizó hace unos años un alargamiento de ambas piernas, lo que la hizo ganar altura. Esto tuvo una consecuencia que no siempre ocurre y es que el tobillo del mismo lado se deterioró como consecuencia de la presión que soportó durante los meses de alargamiento y quizás por un defecto de alineación.

3 5 Dándole problemas en ambos tobillos, pero como os cuento el izquierdo se llevó la peor parte. Los médicos que la atendieron optaron por fijarle dicho tobillo, lo que provocó, como en muchas artrodesis de tobillo, dolor y dificultad para caminar. Esto se fue agudizando hasta limitarle la capacidad de caminar distancias muy cortas.

Cuando yo la vi, realmente consideré que era un caso realmente complicado,sobre todo por la consistencia y forma de los huesos del tobillo, a parte de tener hecha una fijación.

7 6Pero esto no nos echó para atrás y un miércoles por la mañana de hace cuatro meses iniciamos la operación, se retiraron los dos tornillos del tobillo (que además estaban mal colocados) y seguimos cortando el hueso en la zona de artrodesis. Cuando ya tuvimos hechos los cortes, le colocamos una prótesis Salto Talaris y donde no había movimiento, se volvió a ir de arriba a abajo y de abajo a arriba.

Hicimos realidad el sueño de la paciente, como podéis ver en el video, el tobillo se mueve muy bien y como ella ha cambiado su forma de caminar que ya lo realiza casi de una forma normal.

Hasta el próximo post


Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *