¿Es el futbol un deporte sano? Las secuelas en los tobillos de los jugadores veteranos

Esta pregunta tiene una contestación. En muchos casos NO es un deporte sano. Las secuelas en los tobillos de los jugadores veteranos. Son importantes, al no haber sido tratadas las torceduras de una forma adecuada. Cómo ellos cuentan, sus esguinces repetidos eran tratados con vendajes. Volviendo a jugar a los pocos días. Y así durante años.

Hace unos años tuve la oportunidad de ver en consulta a un conocido jugador de futbol profesional. Con fama de “leñero”, entró caminando como si fuera un anciano. Había jugado durante muchos años como defensa en uno de los equipos de Madrid. Sus rodillas y tobillos estaban en una situación límite. Por la degeneración que presentaban después de torceduras e infiltraciones.

¿Y esto por que ocurre? En general por la dejadez de los propios futbolistas. Ya que para no perder el sitio en el equipo. Muchos de ellos han jugado a sabiendas de no estar recuperados. Sin embargo también por no haber recibido una atención médica adecuada.

Es la pregunta que yo les hago a muchos de estos veteranos que han sido futbolistas. Que pasaba si te rompías el ligamento cruzado anterior de la rodilla? Que todo el mundo sabía que la solución para volver a jugar era una operación. Pero estos mismos principios de operar este ligamento de la rodilla. Desaparecían 40 centímetros más abajo en el tobillo. Cuando los ligamentos externos de esta articulación se rompían. Todo el mundo sabía que con un vendaje y algo de reposo, el tobillo estaba listo para volver a jugar.

 

 

 

 

 

 

 

A mi juicio gran error. Ya que los ligamentos rotos nunca cicatrizan con la longitud y tensión adecuadas. Quedando los tobillos inestables y en riesgo de nuevas torceduras. Esto ocurría en las semanas siguientes y así una temporada tras otra. Hasta que se retiraban. Pasando los años los pies se empezaban a torcer hacia adentro. Teniendo dolor cada vez más pronto a la hora de caminar. Llegando un día en el que esto se les hace imposible.

 

 

 

 

 

 

 

Las secuelas en los tobillos de los jugadores veteranos. Van acompañadas aparte de dolor y la deformidad. Con unas radiografías que si no se saben interpretar, se cae en el diagnostico de una artrosis. La mayor parte de las imágenes son producidas por la formación de hueso, llamado osteofito. Esto lo crea el organismo para intentar limitar la movilidad del astrágalo con la tibia.

Cuando alguno de estos pacientes llega a la consulta y los ves. El tobillo llega en muchos casos, en unas pésimas condiciones. Pero la mayoría de ellos se pueden preservar, para que vuelvan a funcionar bien. En pocos casos el tobillo está tan dañado que tenemos que recurrir a poner una prótesis de tobillo. En la mayoría de los pacientes los tobillos se pueden salvar, alineándolos. En ambos casos siempre reconstruyendo los ligamentos de forma anatómica.

Y esto es lo que hicimos en el caso de este paciente ex futbolista. En el tobillo derecho se le colocó una protesis de tobillo Inbone 2 . Realizando una reconstrucción anatómica de los ligamentos externos del tobillo, con injerto del propio paciente. Además de alargar el gemelo y reequilibrar el funcionamiento de los músculos del pie. Sin embargo en el tobillo izquierdo, lo pudimos salvar, alineando las superficies de la tibia y astrágalo. Mediante una osteotomía de tibia distal, colocando una placa y tornillos. Reparamos los ligamentos, alargamos gemelo y corregimos el pie cavo varo.

 

 

 

 

 

 

 

El resultado ha sido claro, nuestro protagonista ha vuelto a su vida normal. Sus tobillos son móviles y camina sin dolor y cojear.

Esta es una historia que se repite frecuentemente en muchos de nuestros pacientes. En su juventud y de adultos jóvenes jugaron al futbol sin importarles el futuro.

La practica del futbol puede ser un deporte sano. Pero si no se tratan de forma adecuada las lesiones del tobillo. Deja de ser sano, para transformarse al cabo de los años en una fuente de dolor. Alterando la forma de vida de muchos jugadores.

La conclusión de esto es, no subestimar las torceduras de tobillo y reparalas siempre.

Aviso legal

About the Author

You may also like these